La VentanaLa opinión de Carles Francino
Opinión

Capitanes y marineros

"A estas alturas de la pandemia, con el virus absolutamente desbocado en la capital de la libertad, con el personal sanitario absolutamente exahusto... hay que tener mucho cuajo para salir con eso; o mucho cuajo, o pruebas... porque si no se tienen, es de una gravedad que traspasa los límites", la opinión de Carles Francino

Capitanes y marineros

Capitanes y marineros

Madrid

Alguien pensará que ahora es muy fácil decirlo. Y puede invocarse aquel refrán, según el cual ‘a toro pasado, todos adivinos’. Y es verdad. Pero tampoco creo que fueran necesarias grandes dotes proféticas para saber qué iba a ocurrir cuando a mediados de noviembre, una nueva y muy contagiosa variante del COVID fue detectada en Sudáfrica. Ha pasado apenas un mes, hace un mes estábamos con cincuenta casos por cada cien mil habitantes, ¡parece mentira!... Bueno, ha pasado un mes, la ómicron está en más de cuarenta países y en España cabalga la sexta ola de la pandemia sin que los capitanes del barco sepan muy bien qué rumbo tomar. O si lo saben, no todos piensan lo mismo, con lo cual es un lío y el riesgo de naufragio, serio. Este es el panorama previo a la reunión que está a punto de comenzar entre el presidente del Gobierno y los de todas las Comunidades Autónomas.

Bueno, yo he dicho que los capitanes del barco no se ponen de acuerdo, pero los oficiales que aconsejan a los capitanes sí, ¿eh? quiero decir, los científicos, los expertos… llevan días -cuando no semanas- no sólo en España sino en todos los organismos internacionales, comenzando por la OMS, recomendando medidas de choque ante las fiestas navideñas. Desde luego no parece en estos momentos, no parece que de la reunión de hoy vayan a salir grandes acuerdos en este sentido, pero vamos a esperar.

No sé qué exactamente, pero vamos a esperar…. que por cierto… hablando de capitanes, y de oficiales, y de marineros… y de vergüenza torera… no sé cómo va a terminar lo de la presidenta de Madrid y su insinuación de que habría sanitarios que boicotean por razones políticas la atención a los ciudadanos. a estas alturas de la pandemia, con el virus absolutamente desbocado en la capital de la libertad, con el personal sanitario absolutamente exhausto… hay que tener mucho cuajo para salir con eso; o mucho cuajo, o pruebas… porque si no se tienen, es de una gravedad que traspasa todos los límites. Es verdad que Díaz Ayuso nos tiene acostumbrados a un lenguaje… digamos desacomplejado, es la nueva campechanía del siglo XXI… y es parte de la clave de su éxito; pero aquí tiene toda la pinta de que se ha pasado de frenada. Y mucho. Saltar del aplauso al insulto en menos de dos años es algo sólo al alcance de los grandes líderes o lideresas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad