A vivir que son dos díasMiénteme cine
Cine y TV

'Doctor Zhivago': el rodaje que unió a Rusia, Hollywood y Soria

De un operativo de rescate en caso de avalanchas en los Pirineos a la nieve falsa de un rodaje en Soria: un recorrido histórico de la nieve en el cine

Blanca, fría y un espectáculo que puede ser mortal: nieve

Blanca, fría y un espectáculo que puede ser mortal: nieve

33:50

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1679139332491/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Hace falta acumular y deshojar miles de rosas blancas para simular la nevada conmemorativa más peculiar que existe, un trabajo tedioso típico de ocio conventual, reflejo tal vez de una inversión térmica de hace más de quince siglos, que sirve de punto de partida para seguir en este Miénteme cine, la historia de un fenómeno que casi logró exterminar toda vida en La Tierra.

Tareas de rescate en Alta Montaña ante un alud de nieve

La mayor parte de las víctimas de avalanchas quedan enterradas entre un metro y un metro y medio de profundidad. Parece poco pero la nieve de las avalanchas está mucho más comprimida que la nieve en polvo. Para sacar a alguien sepultado a tan solo un metro de profundidad hay que mover media tonelada de nieve. Para ello, dos hombres fuertes necesitan unos diez minutos. En el peor de los casos esto puede ser demasiado: la mayoría de los accidentados se asfixian después de quince minutos. Desde la Escuela de Alta Montaña de la Guardia Civil a más de dos mil metros de altura en las pistas de Astún, en Jaca, el comandante Pedro Garijo, director del CAEM, recuerda la situación más dramática que ha vivido: "Un día de Reyes una familia perdió a tres de sus miembros. Después de estar toda la noche buscando no fuimos capaces, y los encontramos a la mañana siguiente sepultados por un alud. Lógicamente ya habían fallecido, ese día lo realmente difícil fue comunicarle a la familia la noticia".

El trabajo del equipo de la Guardia Civil de montaña compagina esa faceta dramática con otra cara más gratificante. El comandante rememora "una vez en el Moncayo en el que aparentemente no se daban las circunstancias para sacar a la persona atrapada con vida. Estaba sepultado y tuvo la suerte de poder llegar a su teléfono, tener cobertura y, llamar al 112. Y en cuestión de nada, en menos de 45 minutos estábamos allí y le pudimos salvar la vida".

Mientras los alumnos e instructores en un entrenamiento cumplen la tarea de extraer a dos víctimas enterradas bajo nieve, Jesús Aznares, jefe de instructores con más de 30 años de experiencia, tiene otro caso que le será difícil de olvidar: "Una víctima estuvo sepultada durante cuatro horas, cuando el tiempo de supervivencia son 40 minutos y, contra todo pronóstico salió con vida".

La Rusia nevada de 'Doctor Zhivago' fue, en realidad, Soria

La publicación de la historia con nieve que responde al título del primer súper ventas de la edición moderna de Doctor Zhivago, es la más rocambolesca que se pueda imaginar. Manuscritos secretos, espías, desvíos aéreos, secuestros, guerra fría, propaganda y represalias miserables, una década después de finalizar la II guerra Mundial.

Localizados dos supervivientes del rodaje de Doctor Zhivago en una Soria de 15.000 habitantes, cuyo hotel más lujoso cobraba 55 pesetas por habitación y pensión completa. Era 1965 y del elenco de actores cuentan que era frecuente toparse con Geraldine Chaplin que siempre estaba dispuesta a conversar con los lugareños; con Omar Shariff (Doctor Zhivago) que solía pasear tras los rodajes por el parque de la Dehesa con su hijo que participó en el largometraje haciendo del hijo del protagonista, de ahí el gran parecido físico o; con Julie Christie (Lara), a la que le gustaba pasear por los comercios y que más de treinta años más tarde, en 1997, en el Festival de San Sebastián saludaba a unos amigos aún en el castellano que en aquellos meses aprendió.

Ninguno de los participantes en aquel rodaje vio un solo copo de nieve. Por primera vez en años no nevó en la zona elegida por sus nevadas y el arte de la mentira cinematográfica se desenvolvió como nunca.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00