Hoy por HoyLa firma de Àngels Barceló
Opinión

Lo de Melilla no puede taparse con un manto de opacidad

No puede ser que todo lo que pasa en esa frontera o en la de Ceuta quede siempre tapado por un manto de opacidad y de argumentos a la medida

Lo de Melilla no puede taparse con un manto de opacidad | La firma de Àngels Barceló

Lo de Melilla no puede taparse con un manto de opacidad | La firma de Àngels Barceló

Los vídeos del salto de la valla de Melilla, del pasado 24 de junio, y que no se habían visto hasta ahora, están llenos de imágenes de horror. La Cadena SER ha tenido acceso a ellos y se ve perfectamente cómo los jóvenes que saltaron quedan aplastados también en suelo español, sin que nadie les proporcione asistencia sanitaria ni hiciera nada por atenderlos. Son imágenes grabadas por un dron de la Guardia Civil, las mismas que se han entregado al Defensor del Pueblo y que han podido visionar también el grupo de diputados que ayer viajó hasta Melilla.

Lo que pasó en Melilla es una auténtica tragedia

02:41

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1667890790321/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Las imágenes muestran cómo las puertas de la valla ceden ante la avalancha y cómo los jóvenes se aplastan los unos a los otros a ambos lados de estas puertas, es decir, tanto en territorio marroquí como en territorio español. Y esto contradice la versión que insistentemente ha defendido el Ministerio de Interior. Está claro, a la vista de las imágenes, que las versiones y las explicaciones dadas por Interior son insuficientes y basadas en argumentos que tienen fisuras. Todo el debate gira en torno a lo que se considera o no suelo español, esa zona entre vallas que dibuja la frontera en función de los intereses de cada momento.

Más información

Lo que pasó en Melilla es una auténtica tragedia, de la que ni siquiera tenemos un balance oficial definitivo, difieren las cifras dadas por el Gobierno a las que dan las ONG que trabajan en la zona. Si hubo muertes, si nadie atendió a los jóvenes aplastados en la zona que controlan las fuerzas de seguridad españolas, alguien tiene que responder por ello. Alguien tiene que dar un giro a las explicaciones dadas hasta ahora, alguien tiene que asumir las responsabilidades. No puede ser que todo lo que pasa en esa frontera o en la de Ceuta quede siempre tapado por un manto de opacidad y de argumentos a la medida. Ya pasó con la tragedia del Tarajal, con Gobierno del PP, que por cierto, ahora se pone digno y carga contra el actual Gobierno, y ha vuelto a pasar ahora.

Pero es que hay más. Dejando al margen esa discusión territorial, ¿nadie prestó atención a esos hombres? ¿Nadie se vio interpelado por la asfixia y la muerte de unos seres humanos? ¿Nadie, en serio, sintió la necesidad de prestarles ayuda o de intentar evitar la tragedia?

Ayer, un grupo de representantes de organizaciones humanitarias entregaron un documento a los diputados que viajaron a Melilla pidiendo una comisión de investigación independiente. Y eso es lo que debería hacerse, y a eso debería prestarse el Gobierno si está convencido de que su actuación ha sido la correcta. Si no, volveremos a cerrar en falso una tragedia que lamentablemente no será la última.

La Guardia Civil usó 65 pelotas de goma y 86 botes lacrimógenos en Melilla

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad