Directo

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Coruña DeportivaCoruña Deportiva
Fútbol

Taka, un japonés enamorado del Deportivo

Vino desde su país para vivir los dos últimos partidos del Deportivo. Cuenta en Radio Coruña su historia.

Taka: un japonés enamorado del Deportivo

Taka: un japonés enamorado del Deportivo

12:16

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1716558842524/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La de Takayuki Jikumatsu es una historia que demuestra que el deportivismo no tiene fronteras. 'Taka' es un apasionado seguidor del Depor desde Japón. Desde Osaska, donde vive, sigue cada jornada y cada temporada del equipo blanquiazul desde hace más de 20 años. Sin ningún vínculo con Galicia ni con A Coruña, la mecha por seguir al equipo de Riazor se prendió cuando el Deportivo de Irureta logró la mítica remontada ante el Milán en la Liga de Campeones. Esa gesta encandiló a 'Taka', y desde entonces, no se pierde la actualidad del Dépor, del que es un seguidor entusiasta a 10.590 kilómetros del estadio de Riazor.

Después de haber pisado por primera vez el estadio en 2012, coincidiendo con el ascenso del Dépor a Primera División; 'Taka' regresa ahora a Coruña para vivir el último partido del equipo coruñés en Primera Federación. Desde que aterrizó en Paris hace unos días, se cogió un autobús y se plantó en Zubieta para ver el encuentro ante la Real Sociedad B. Ahora, ya en A Coruña, espera con emoción el partido ante el Real Unión de Irún.

'Taka' recuerda con emoción cómo fue aquella primera visita a Riazor, de la que guarda una bandera de Japón firmada por muchos de los seguidores coruñeses que lo recibieron en aquel entonces con los brazos abiertos. Esa bandera pretende ahora donarla al Deportivo como símbolo de la universalidad del sentimiento blanquiazul.

Este aficionado nipón, además, escribió varias cartas en las que expresa qué significa el Deportivo para él, a pesar de la distancia. Dos de esos textos, además, van dirigidos para dos símbolos claros del amor por los colores blanquiazules: el ex capitán Álex Bergantiños y el actual portador del brazalete, Lucas Pérez.

La carta de Taka a Álex Bergantiños

Por Alex.

Todavía lo recuerdo. El Depor descendió y todos se fueron sin creer en el futuro, cuando la afición no pudo soportar la decepción, te atreviste a tomar el camino difícil y volviste al Depor. Eras un joven con un futuro prometedor, pero en lugar de ser un miembro importante del Depor, siempre te obligaban a salir cedido y te trataban con frialdad. Sería razonable que un jugador normal se sintiera cansado tanto mental como físicamente y pensara en abandonar el Depor para siempre. Pero tú volviste. Asumiste una tarea más difícil con los principales jugadores fuera del equipo, y actuaste con corazón de león.

La gente se emocionó hasta las lágrimas con tus acciones, y no fue por dinero ni por fama. Con el tiempo, te convertirás en un Capitán reconocido por todos, tanto de nombre como en la realidad. Normalmente, habrías vuelto inmediatamente a la cartilla, pero Dios te hizo pasar por más pruebas, y cada vez apretaste los dientes y trabajaste duro.

Me llama la atención tu aspecto, no tanto de futbolista, sino de auténtico Deportivista. Por desgracia, Dios sólo te dio retos, y nunca ascendiste como jugador, y luego te retiraste. Pero la gente nunca te olvidará, especialmente yo, porque el Deportivo es lo que es hoy gracias a ti.

Sin duda, eres el capitán del Depor que debe quedar escrito en la historia, y por eso jóvenes promesas como Mella y Peke han seguido tus pasos. Quiero darte las gracias desde el fondo de mi corazón. Quiero agradecerte de todo corazón tu espíritu y hombría, por no abandonar al Depor hasta el final. Quiero expresarte mi respeto y gratitud por lo que has conseguido, que es algo que no todo el mundo puede hacer y mucho menos intentar.

Que siempre sea Deportivista, como siempre lo ha sido y lo será.

La carta de Taka a Lucas Pérez

Por Lucas,

El mundo del fútbol es un mundo de talento, y sólo los verdaderos brillan. La mayoría de los jugadores ni siquiera llegan a brillar y pasan por la vida como gente corriente.

Pero tú eres diferente. Tu talento poco común y tu trabajo duro y continuo han hecho de ti un gran jugador al final. Eres el único jugador que ha llegado al más alto nivel, la Premier League, y no sólo como jugador del club de tu ciudad natal. Pero no puedes quedarte en lo más alto para siempre, tendrás contratiempos, y luego volverás a la Liga. Vuelves a un lugar en el que todo el mundo preferiría no estar, debido al desastre actual del Depor, no sólo en lo económico, sino también en todos los demás aspectos del club".

La noticia no dio la vuelta al mundo, pero fue una noticia imposible para los coruñeses, especialmente para el Deportivista. Es obvio que el fútbol es un negocio, y los jugadores son tesoro y dinero. Te has reducido a la tierra y has vuelto al club de tu ciudad. No se trataba de dinero ni de fama, sino de la forma de vida de un hombre, y lo hiciste porque sabías lo que era importante en la vida.

La gente nunca confiará ni respetará a una persona que sólo habla de más. Sólo cuando las palabras y los hechos de un hombre toman forma y dan a la gente inspiración y esperanza es capaz de lograr algo. Tú lo has hecho. No sólo como jugador, sino como representante de los jugadores del club, como capitán.

En Japón, rara vez hablamos de lo que significa ser un samurái o un guerrero, de lo que es el bushido y de lo que significa vivir como un samurái. Pero respetamos y honramos a quienes han logrado algo en pos de tales cosas. Tus grandes hazañas son la fuerza de tu apariencia, y la gente te sigue porque cree en ti.

Eres un verdadero guerrero y samurái. Eres el hombre de La Mancha en España que se enfrentó a los molinos de viento. No importan los retos que tengas por delante, no importa cuánta presión se ponga sobre tus hombros, nunca mostraste el menor signo de dolor, sino que siempre miraste hacia delante y seguiste adelante.

Y entonces llegó el momento: tras cuatro largos años, cada uno de ellos terminó con decepciones y esperanzas destrozadas al final. Aquellos días insoportables se acabaron. Ahora me siento muy bien, y no puedo estar más contento con la alegría que rodea a la ciudad de A Coruña. Todo se debe al equipo, a los jugadores, a los entrenadores y al personal, ninguno de los cuales era innecesario.

Pero la estrella que más brilla entre todos ellos eres tú. Habéis dado a los coruñeses un rayo de esperanza, no sólo con vuestros números en el campo, sino con vuestro espíritu de lucha constante.

Muchísimas gracias. No me imagino al Depol sin vosotros. Gracias a vosotros podemos bailar de alegría en Riazor.

Quiero decirte de corazón que estamos felices de estar en el Deportivista y de poder celebrar este precioso momento contigo.

La carta de Taka a los deportivistas

Yo y el Depor

Tenía 28 años cuando la economía japonesa estaba en llamas después la burbuja estalló y no había ninguna esperanza. En aquella época, Internet se proporcionaba a través de la televisión por cable y las retransmisiones por Internet y televisión por cable eran un conjunto. El estatus del fútbol en Japón no era alto en ese momento, y sigue siendo un deporte amateur, aún no profesionalizado.

Todo el mundo estaba enganchado al béisbol y rara vez se veían partidos de fútbol en la televisión y no eran muy populares. Por tanto, la única forma de ver fútbol real era a través de la televisión por cable. Había una emisora llamada J-Sports que se especializaba en fútbol y su contenido principal era La Liga. Los jugadores tanto del Madrid como del Barça eran los mejores del mundo, y cada partido fue muy espectacular. Soy una persona antinatural que no quiere apoyar a un equipo fuerte como equipo o club, aunque me gusten los propios jugadores. Inevitablemente, no pude apoyar al Madrid ni al Barça, pero aun así vi sus juegos, que siempre fueron fascinantes.

¡Y entonces llegó el equipo tan esperado! Riazor y Depor, el lugar donde el Madrid lleno de estrellas no podía ganar por mucho que lo intentara. Fueron invencibles e imbatibles en el Bernabéu, pero por razones inexplicables, no pudieron ganar en Riazor. Vi al Dépor vencer al Madrid, el poderoso campeón del mundo, en un ¡fósforo! A partir de ese día comencé a ver principalmente el Depor. Por supuesto, los jugadores brillaban, pero sobre todo me atrajo el ambiente del estadio de Riazor,

Empecé a soñar con ver algún día un partido en Riazor. La imagen del Superdepor sigue brillando no sólo en La Liga, pero también en la Champions y el partido contra el AC Milán todavía es recordado en el mundo del fútbol, Podía sentir la emoción incluso desde la pequeña caja de un televisor, y realmente quería ser parte de esa atmósfera alegre. El impulso de aquel momento hizo que los aficionados del Depor en Japón, y fue un momento muy emocionante.

Pero luego, como usted sabe, los resultados no fueron tan buenos como se esperaba e inevitablemente, todos los fanáticos japoneses se fueron. Finalmente llegó el momento en que descendimos de Primera. En ese momento yo era completamente deportivista y entendía la. Fue tal el sentimiento de la afición de Riazor que yo también lloré. Pero la temporada siguiente ascendimos rápidamente de Segunda. Esta fue en la época de Oltra, cuando a Valerón todavía le iba bien, a pesar de sus años menguantes, y eso fue hace 12 años.

No quería perderme este momento y, si era posible, quería estar allí en Riazor para celebrar el momento de alegría. Después de superar varios obstáculos, me dirigí a A Coruña, donde siempre había soñado. Ahí estaba yo, simplemente ver los partidos no era interesante. suficiente. Quería hacer de esto un recuerdo para atesorar toda la vida, así que pasó por un proceso de prueba y error.

Busqué un coordinador de viajes y conocí a un particular Senen español. que estaba justo en A Coruña y organizó casi todo el viaje para a mí. Dimos una vuelta por el estadio de Riazor, comimos en un equipo cercano restaurante, hice un poco de turismo e hice algunas compras importantes en las tiendas. Hicimos la visita turística habitual y luego visitamos Abegondo, el día antes del último partido de la temporada. Allí, para mí, un milagro. ¡sucedió!

Después de terminar la práctica, nos pusimos en fila para el habitual baile infantil. línea de autógrafos, y mientras esperábamos con entusiasmo, Saul, a quien nunca olvidaréé, hice una oferta amistosa. Recibiré autógrafos de todos los jugadores", afirmó. La improbabilidad del evento fue una ocasión alegre. Obtuve más de lo que podía esperar y me firmaron un uniforme por todos los jugadores. Y..,

Un equipo de medios que se encontraba allí sugirió que fuera fue entrevistado y eso apareció en el periódico local. Eso no fue todo, siguió otra entrevista y comentarios posteriores al juego. Los contenidos fueron editados y difundidos con gran éxito. Todo era la voluntad de Dios, y lo que había estado haciendo estaba cobrando vida. ¡De la mejor manera posible!

No ha terminado todavía. El día del partido, naturalmente, estallé en alegría y se dirigió al lugar donde estaban los aficionados en una fiesta estado antes del partido. Naturalmente, yo era un japonés extraño, y uno extraño que podía apenas habla español. Pero con solo ponerme el uniforme y sonreír me dieron la bienvenida con entusiasmo. Fue idea mía pedir a los numerosos seguidores presentes que firmaran en la bandera japonesa. Todos estaban felices de firmarlo. La bandera japonesa estaba llena de autógrafos y todos querían tomarse una foto con él. Me sentí muy feliz de volver a ser deportivista. Luego llegó el último partido de la temporada. El ambiente en Riazor fue mejor que el juego en sí, todos tenían una sonrisa en la cara y fue un momento en el que nuestros espíritus se conectaron. La vida es larga y pueden pasar muchas cosas. Pero tal emoción es raro, y me elogié por estar tan contento de haber hecho la decisión de venir.

Fue verdaderamente una experiencia inolvidable e irremplazable, un viaje que recordaré por el resto de mi vida.

Ahora estoy en A Coruña, donde está Riazor. La razón es, por supuesto, para celebrar la promoción.

Sigue el canal de Carrusel en WhatsApp
¡Bienvenido al canal de Whatsapp de Carrusel! Toda la emoción del deporte, EN DIRECTO. Dirige Dani Garrido

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00