Hoy por Hoy VigoHoy por Hoy Vigo
Fútbol
Celta

El problema perenne de la izquierda celeste

Desde el adiós de Jonny y Nolito sigue buscando a sus sustitutos

El lateral del Celta Jonny trata de escapar de Mario / Domenech Castelló (EFE)

Este fin de semana Jonny Otto se proclamó campeón de la Liga Griega con el Paok Salónica. El de Matamá llegó en enero procedente de los Wolves y logró en Salónica la estabilidad necesaria. En dos mercados se volvió a rumorear con su regreso a Vigo aunque no pudo ser. Precisamente desde la marcha de Jonny del lateral izquierdo y desde la venta de Nolito por 18 millones al City, el Celta lleva varias reconversiones de su banda izquierda buscando soluciones. Problema que ahora se ha reproducido en la derecha con la marcha de Hugo Mallo y la venta de Brais Méndez. Tanto la baja de Nolito en su día como la de Brais están más que justificadas. La baja del internacional Jonny Otto se produjo por un desencuentro con el director general celeste y porque el club consideraba que el puesto de lateral izquierdo, tampoco era estratégico para el equipo. Tras la marcha de ese diestro con perfil polivalente de falso zurdo, el Celta intentó suplirle con varios jugadores. También la baja de Nolito le hizo un importante roto. Comenzó el Celta buscando a Carles Planas y Robert Mazán como los recambios. Dos jóvenes internacionales en categorías inferiores de España y Eslovaquia pero que no cuajaron. Las otras apuestas para la parte ofensiva se centraron en el mercado europeo: ni Theo Bongonda ni Pione Sisto fueron la solución. El danés todavía rindió algo hasta que sus problemas personales le pasaron facturas. Tampoco la llegada de otro danés, Hjulsager ayudó al Toto Berizzo a encontrar soluciones fiables para esa banda. Se reconvirtió a Roncaglia y se buscaron otro tipo de soluciones para arriba.

Pero las temporadas pasaban y se seguía añorando a Jonny y a Nolito. De ahí que el club siguiese probando y probando. En la parte de atrás el paraguayo Junior Alonso tampoco resultó para el lateral izquierdo y la opción posterior de Lucas Olaza parecía que prometía pero el club no se fiaba. Tampoco la llegada del experimentado David Juncá gratis desde el Eibar, funcionó. La apuesta más fuerte del club se produjo el año de Unzué gastando casi 14 millones de euros en Emre Mor. Un fiasco absoluto que le salió carísimo al equipo. Tocaba seguir buscando al nuevo Nolito y ahí aparecieron cedidos como Boufal o canteranos como Juán Hernández que tampoco cuajaron.

De Juncá y Olaza a Aaron Martín que llegó de la Bundesliga media temporada. no resultó tampoco. Miñambres buscó en Vadillo, que llegaba libre, una opción talentosa para la izquierda. Tampoco. En la casa ni Pampín en el lateral izquierdo ni Alfon arriba pudieron consolidarse. Fontán jugando de falso lateral también fue otra alternativa pero sufría demasiado en esa posición por su altura. Incluso el club aprovechó que Nolito es un celtista de corazón para intentar que su regreso fuese una solución; un alivio de luto al vacío dejado tras su marcha. Pudo ayudar en algo pero ya llegaba un Nolito en la parte final de su carrera. En la 21-22 el Celta apuesta fuerte por Franco Cervi para ocupar la demarcación de extremo izquierdo. Con variables casi 8 millones pagados al Benfica pero el rendimiento del argentino no ha sido el esperado. En la 22-23 parecía que el Celta volvía a apostar fuerte para el lateral pagando a tocateja los 4 kilos que pedía el Huesca por su rapidísimo lateral izquierdo: Javi Galán. Después de una temporada más que regular, aunque sin llegar a explotar del todo, Simeone lo quiere y el Celta lo vende al Atlético de Madrid. Tampoco la llegada del canterano madridista Miguel Baeza da resultado. Ni arriba ni de improvisado lateral como lo usó Coudet en un par de partidos. Llegaba también un imberbe Williot que, el primer año no dio el nivel y, en este segundo, ya ha mejorado sus prestaciones de gol pero con muy poca incidencia en el juego. El sueco tiene algo diferencial en el remate. Eso es innegable.

Vuelve a hacer el club una apuesta doble para el lateral en esta temporada 23-24 para satisfacer a Benítez: Manu Sánchez y Ristic. El serbio ha sido una decepción y, además, cara por su llegada desde el Benfica. Salario alto, 1,5 kilos de traspaso garantizado y poco rendimiento. Precisamente el club celeste se libró de tener que pagarle otro kilo y medio al Benfica al no llegar a los 20 partidos jugados. Manu Sánchez no contó ni con la confianza de Benítez que empezó con Cervi de lateral hasta que llegó Ristic, ni tampoco contó con la confianza de Claudio. Eso sí, nadie le puede negar que, pese a que el club esperaba una regularidad mayor, Manu Sánchez ha dejado 5 asistencias de gol. Uno de los mejores registros de los laterales de primera. Tiene mucho margen de mejora si el Celta y Claudio apuestan por él. En el ataque otra gran apuesta. La más cara de todas. Bamba llega libre pero con una prima de traspaso de 4 kilos y con la segunda ficha más alta del equipo tras la de Aspas. Su rendimiento no ha sido el esperado con 3 goles y 2 asistencias. La Copa África también le despistó de su hoja de ruta celeste.

Jonny Otto y Nolito. Desde su marcha el Celta está buscando el sustituto y todavía no lo ha encontrado. Lo mismo está pasando con el sustituto de Brais Méndez en la banda derecha o de Gabri Veiga. A veces las soluciones están en casa. Pensar que el recambio es pan comido lastra todavía más. El Celta ha recorrido estas últimas temporadas una odisea de fichajes y un interminable listado de nombres para suplir a la izquierda celeste. Curiosamente dos diestros que pensaban como zurdos. Igual la solución pasa por Hugo Álvarez. Igual la solución está en casa. Salvo que a Hugo Álvarez se le ponga cara de Gabri Veiga o de Brais Méndez.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00