Hora 14 GaliciaHora 14 Galicia
Sociedad

La ciberdelincuencia a análisis: "Es posible cometer un homicidio hackeando un marcapasos"

La pandemia trajo consigo un incremento de los delitos cometidos a través de la red, sobre todo de carácter económico, aumentando un 400% en tan solo cinco años

La ciberdelincuencia a análisis: "Es posible cometer un homicidio hackeando un marcapasos"

La ciberdelincuencia a análisis: "Es posible cometer un homicidio hackeando un marcapasos"

14:56

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1697364943638/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Los últimos datos que ha puesto el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia sobre la mesa alertan de un incremento de un 23% de las ciberestafas durante los primeros seis meses del año en Galicia. Si nos fijamos tan solo en los datos del partido judicial de A Coruña, nos damos cuenta de su magnitud. En esta provincia se abre casi un procedimiento al día por este tipo de delitos, siendo el 95% de ellos relativos a cargos de compras realizadas a través de internet y no reconocidos por sus propietarios. Además, como en cualquier otro delito, a estos datos que obran en poder de los tribunales habría que sumar los que no se denuncian.

Se observa, por tanto, un repunte en este primer semestre del año en curso tras un 2022 donde descendieron ligeramente estos tipos de delitos. Al menos a eso apuntaba el último balance de criminalidad hecho público por el Ministerio del Interior, donde se recogen casi 5.000 infracciones de este tipo en Galicia, un 30% menos que en el año anterior. Si bien es cierto, los expertos apuntan a que este descenso se debe a que estos datos se comparan con los últimos coletazos de la pandemia, cuando esta tipología delictiva se disparó aprovechando que nuestro contacto con los dispositivos electrónicos e internet también lo hacía. Un incremento que fue del 200% tan solo en el año 2021, según datos de la Memoria de la Fiscalía General del Estado. Entre los ciberdelitos más empleados están las estafas bancarias, delitos de intercepción de datos, ataques informáticos o de falsificación. Las empresas, sobre todo pymes y micropymes son también un blanco fácil para los ciberestafadores por la ausencia de protocolos de seguridad.

¿Somos conscientes de nuestra vulnerabilidad en las redes?

La exposición en las redes sociales, la aceptación de las cookies y la política de privacidad sin ni siquiera leerla o compartir nuestros datos personales como DNI, dirección o el email en cualquier página nos pone en riesgo. Algunas personas son conscientes de que sus prácticas a través de la red no son seguras y que pueden estar abriendo la puerta a los ciberdelincuentes. Otras, por otro lado, creen que son conscientes del peligro y que están tomando las medidas oportunas.

Phishing o smishing

Son prácticas cada vez más habituales entre los ciberdelincuentes. La primera, la más conocida, es una estrategia en la que los atacantes envían correos electrónicos malintencionados para estafar a sus víctimas. La idea es que revelen información financiera, credenciales del sistema o datos delicados. Mientras hace unos años, estos emails estaban plagados de faltas de ortografía y elementos que nos podían hacer desconfiar, a día de hoy son más sofisticados para que sea mas fácil caer en el engaño. En general, estos correos solicita rellenar formularios, hacer clic en un enlaces que redirigen a páginas de registro falsas o descargar archivos adjuntos que contienen virus o troyanos.

El smishing es una evolución de la primera práctica, donde se profesionalizan esos contactos para que parezcan todavía más reales y donde se utiliza el móvil, normalmente a través de SMS, en lugar del email por ser un aparato con el que estamos prácticamente conectados las 24 horas del día. Esta segunda es más difícil de detectar que la primera.

Todo tipo de delitos

Aunque los más habituales siguen siendo los de tipo económico, que suelen suponer el 95% de las denuncias que llegan cada año al juzgado, desde la Fiscalía de delincuencia informática de la provincia de A Coruña alertan de que el auge de la Inteligencia Artificial trae consigo la profesionalización de los ciberdelincuentes. Según el fiscal delegado, Luis Vázquez Seco, "hace unos años era impensable cometer un homicidio o un asesinato a través de internet y ahora es posible hackeando un marcapasos o una bomba de insulina", y añade que también es posible "imputar a una persona un delito de conducción temeraria alterando un vehículo autónomo". Según Vázquez Seco, "somos muy poco cautos a través de la red. Si a nadie se le ocurre irse de vacaciones y dejar un cartel que diga donde están las joyas en una casa, tampoco deberíamos utilizar las contraseñas que usamos o compartir determinada información a través de la red".

Algunos consejos

Por ello, para evitar ser víctimas de un delito de estas características, el equipo arroba Milladoiro de la Guardia Civil, de la mano de Adrián Quiñoy, señala algunos consejos que debemos seguir para ganar la partida a los ciberdelincuentes. Entre ellas, el uso de contraseñas seguras, evitar compartir con desconocidos datos personales, no enviar nuestra documentación personal a nadie, fijarnos bien en los conceptos de los bizums o desconfiar de las ofertas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00