Hora 14 SegoviaHora 14 Segovia
Actualidad

Continúan los avances para la implantación de la Zona de Bajas Emisiones en Segovia

Este viernes, 18 de noviembre, se celebra una comisión extraordinaria de Urbanismo donde se analizará la incorporación de cuatro autobuses eléctricos y la electrificación del centro de operaciones de los autobuses

Autobuses Urbanos Segovia / Radio Segovia

Segovia

El Ayuntamiento de Segovia continúa con los trámites y acciones necesarias para la implantación de la Zona de Bajas Emisiones en la ciudad. En este sentido, el próximo viernes 18 de noviembre está prevista la celebración de una comisión extraordinaria de Urbanismo que dictaminará varios asuntos derivados del firme propósito del consistorio, en sintonía con aquel objetivo, de implantar una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) y la transformación digital y sostenible del transporte urbano. Los dictámenes de la comisión serán trasladados después para su aprobación por parte de la junta de Gobierno local y de ellos se dará cuenta en el pleno previsto para finales de este mes de noviembre.

En primer lugar, la Comisión analizará la propuesta de modificación del contrato del transporte urbano colectivo de viajeros suscrito con Avanza para incorporar cuatro autobuses eléctricos (de 12 metros con 430 kw/h de potencia embarcada) y la electrificación del centro de operaciones de los autobuses, con la instalación de tres puntos de recarga. Ambas intervenciones serán financiadas gracias a la subvención conseguida por el Ayuntamiento del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, financiado con fondos europeos Next Generation.

En el marco de esta convocatoria de fondos europeos en concurrencia competitiva, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) concedió al Ayuntamiento de Segovia 3,4 millones de euros para la puesta en marcha de políticas de movilidad; como la implantación de una Zona de Bajas Emisiones y para la transformación digital y sostenible del transporte urbano. La primera petición de subvención, entre ellas para implantar la ZBE, fue atendida por el MITMA casi en su integridad (aceptó tres de las cuatro acciones propuestas), otorgando 2 millones de euros; y en su integridad, 1,4 millones, la segunda de las solicitudes, para la compra de cuatro autobuses eléctrico y la electrificación del control del transporte urbano. Segovia fue la única ciudad de Castilla y León beneficiaria de las dos ayudas y una de las cuatro en toda España, junto a Torrelavega, Sagunto y Palma de Mallorca que accedió a estas dos líneas de subvención.

Como se ha dicho, para fomentar el transporte público sostenible, el MITMA otorgó al Ayuntamiento toda la ayuda solicitada, es decir, 1.430.000 euros, para la adquisición de 4 autobuses eléctricos para la flota de transporte público (subvención de 800.000 euros) y para la electrificación del Centro de Operaciones del transporte urbano de Segovia (630.000 euros).La compra de los autobuses está valorada en 2.560.000 euros, que se financiará con los 800.000 euros de la subvención y otros 1.760.000 euros que aportará el Ayuntamiento. A través de esta modificación del contrato, la empresa repercutirá, de forma prorrateada, esta cantidad en los costes del servicio durante los años de vigencia de la concesión.

La segunda actuación es la electrificación del centro de operaciones del transporte, con la instalación de tres puntos de recarga. La puesta en servicio de los autobuses requiere tener instalados previamente los puntos de recarga y las obras de adaptación a las cocheras. En este sentido, es preciso la electrificación de la nave y cocheras para la incorporación de los nuevos vehículos eléctricos. Esta actuación está valorada en 700.000 euros, de los cuales el MITMA subvenciona el 90% (630.000 euros). El 10% restante se introducirá en la estructura de costes del contrato modificado generando un incremento de la subvención que abona el Ayuntamiento.

Con la compra y puesta en circulación de estos vehículos eléctricos, el Ayuntamiento de Segovia avanza en su propósito de modernizar el servicio de transporte público, un compromiso ya contemplado en el contrato de adjudicación suscrito en su día con Avanza, donde figuraba la posibilidad de modificarlo precisamente para implementar nuevas tecnologías, especialmente las no contaminantes. La consecución de los fondos europeos para este propósito, gracias al esfuerzo del Ayuntamiento de Segovia con la presentación del correspondiente proyecto, ha facilitado esta tarea.

Más gasto en transporte como consecuencia de la crisis sanitaria

Por otra parte, también en materia de transporte público, el equipo de Gobierno trabaja en las liquidaciones de los dos primeros años del contrato del servicio de transporte público, que implican un desembolso a favor de Avanza de 1.006.123,53 euros. En concreto, se trata de la liquidación entre el 1 de abril de 2019 al 31 de marzo de 2020 (74.254,81 euros) y entre el 1 de abril de 2020 al 31 de marzo de 2021 (931.868,72 euros). El pago de esta cantidad, en su mayor parte la del segundo año, obedece al esfuerzo extraordinario que se implementó desde el Ayuntamiento de Segovia durante la crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID-19 que, como se recordará, contempló un periodo de transporte público gratuito para los vecinos de Segovia. También se reforzó el número de autobuses en determinadas líneas y expediciones para que los viajeros tuvieran más seguridad en los peores momentos de esta crisis sanitaria.

Por otro lado, la comisión analizará la prórroga del contrato del servicio de regulación de estacionamientos vigilados en vía pública (ORA), que finaliza el próximo 28 de noviembre. El planteamiento es prorrogar el actual contrato por un periodo de dos años a favor de Setex Aparki S.A. o hasta la adjudicación del nuevo contrato.

La prórroga se antoja necesaria por causas de interés general para garantizar la continuidad en la prestación de un servicio, teniendo en cuenta además que, en las actuales circunstancias, no es aconsejable afrontar una nueva licitación hasta no disponer de la nueva Ordenanza de Circulación del Ayuntamiento, que tiene que ajustarse a la nueva normativa de cambio climático y transición energética, e incorporar toda la regulación relativa, por ejemplo, a la puesta en funcionamiento de la referida Zona de Bajas Emisiones. En este sentido, con independencia de la prórroga que se plantea ahora, el propósito del Ayuntamiento pasa por licitar a medio plazo un nuevo servicio de la ORA ajustado a la normativa municipal que regulará precisamente esa movilidad sostenible y transporte público limpio al que aspira y con el que está comprometida la ciudad.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad