Política
Ultraderecha

Perfil bajo para la anunciada cumbre de líderes ultras en Madrid

La foto entre Abascal y Orbán llega en el peor momento: tensión máxima con Rusia y elecciones en Castilla y León

El líder de Vox Santiago Abascal en un mitin / Getty Images

Vox reúne este fin de semana en Madrid a 12 líderes de la extrema derecha europea, entre ellos el primer ministro húngaro, Victor Orbán, el primer ministro polaco, Mateus Morawiecki, y la líder e la extremaderecha francesa Marine Le Pen.

La formación ha decidido mantener ese encuentro, anunciado en el mes de diciembre, a pesar de que coincide con el arranque de la campaña para las elecciones en Castilla y León. De hecho, Abascal no estará en el primer acto de campaña este viernes en Burgos. Al candidato García- Gallardo le acompañarán en su lugar Ortega Smith y Macarena Olona.

La reunión se mantiene, pero con escasa cobertura mediática. Según informa el partido, la cumbre comienza este viernes a las ocho de la tarde con una cena de recepción presidida por Santiago Abascal. El sábado habrá sesiones de trabajo a puerta cerrada.

A lo largo de la mañana debatirán en dos mesas redondas las estrategias para “defender Europa”, también a puerta cerrada. Y al término de las mismas habrá una rueda de prensa del eurodiputado Jorge Buxadé y alguno de los participantes europeos que se emitirá a través del canal de Youtube del partido. Si se sigue el guión previsto, Abascal ni siquiera hará declaraciones. Aunque VOX asegura que enviará fotos.

La Cumbre de Madrid, así la han llamado, se fraguó el pasado mes de diciembre en la reunión que se celebró en Varsovia y a la que acudió Santiago Abascal, que quiere liderar esa corriente ultranacionalista europea. VOX vendió como un gran logro haber conseguido celebrar un segundo encuentro en Madrid, pero eso fue antes que se convocasen las elecciones en Castilla y León y de que estallara la crisis en Ucrania.

El conflicto con Rusia pone a VOX en un brete y divide a la extrema derecha europea. Muchos de los líderes que vienen a Madrid este fin de semana son prorrusos, como el húngaro Víctor Orbán, que está previsto que el próximo martes se reúna en Moscú con Vladimir Putin. En el otro extremo está el primer ministro polaco, Mateus Marawiecki, quien lleva meses pidiendo a Bruselas que cierre filas ante el peligro que Rusia supone para las fronteras europeas.

VOX lleva días haciendo equilibrios en cuanto a su posición sobre la crisis de Ucrania. De momento se niegan a dar apoyo al Gobierno español en este conflicto mientras no informe al Congreso de los Diputados. Defienden la soberanía de Ucrania y la legitimidad de la OTAN, pero al mismo tiempo evitan criticar abiertamente a Rusia y al gobierno de Vladimir Putin.

La foto de Abascal con Orbán y Le Pen llega además a quince días de las elecciones en Castilla y León, una comunidad cuya economía se nutre de las ayudas europeas de la PAC. Y esa realidad combina mal con el discurso antieuropeísta que abanderan los líderes ultranacionalistas que vienen a Madrid.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00