Economía y negocios

El FMI sube al 1,9% sus previsiones de crecimiento para España y reclama un plan sostenido para reducir el déficit y la deuda

Los economistas del fondo advierten del riesgo que supone la fragmentación política para abordar los retos económicos de España

Los deberes del FMI a España

Los deberes del FMI a España

04:27

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1712940363504/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La economía española aprueba el examen del Fondo Monetario. Pero con muchos asteriscos. Los economistas del FMI concluyen su visita anual a España reconociendo que la economía está resistiendo las subidas de tipos de interés a la vez que se reduce la inflación. Y eso les lleva a mejorar considerablemente hasta el 1,9% su previsión de crecimiento para la economía española este año 2024. Un crecimiento que se acelerará hasta el 2,1% el año que viene. "Esta revisión se basa en un sólido comportamiento del consumo de los hogares que se beneficiará de la fortaleza del mercado laboral y de las mejoras de poder adquisitivo", explica el jefe de la misión del FMI para España, Romain Alexandre. La nueva previsión supone una mejora de cuatro décimas respecto a la última y se suma a las que en las últimas semanas han ido anunciado la mayoría de organismos nacionales e internacionales. Todos ellos apuntan a que la economía española crecerá este año alrededor del 2%, liderando de nuevo el crecimiento en Europa.

Este crecimiento robusto no obvia que la economía española afronta retos importantes. Algunos de ellos arrastrados desde hace años. Y el más acuciante, para los economistas del fondo, tiene que ver con los niveles demasiado altos de déficit público y especialmente de deuda pública. Las conclusiones de la misión del fondo enfatizan la necesidad de "un programa de consolidación plurianual para mantener la deuda en una trayectoria descendente clara". En concreto, el FMI sugiera un ajuste anual durante cinco años equivalente al 0,6% del PIB cada año, lo que implica un ajuste total de unos 45.000 millones de euros. "El 0,6% es el esfuerzo que calculamos que se aplicará este año y creemos que este esfuerzo tiene que sostenerse durante los próximos cuatro años", explica Alexandre.

Un año más, el informe del FMI apunta a la fragmentación política como uno de los riesgos para el desarrollo económico de España. "Puede socavar la agenda de reformas estructurales y la consolidación sostenida que creemos que se necesita en los próximos años", dice el Fondo.

Subidas del IVA y cambios en el impuesto

¿De dónde se pueden obtener estos recursos? Una de las vías que apunta el Fondo Monetario es en una mejora de la eficiencia del sistema fiscal, tocando especialmente el IVA y los impuestos ambientales. La recomendación es suprimir las exenciones al IVA, armonizando los tipos entre productos para que no haya tantas diferencias. A eso se debería sumar un incremento de los impuestos medioambientales para equiparar lo que se paga en España a lo que se paga en otros países europeos.

Lo que no le gusta tanto al Fondo Monetario es convertir en permanentes los gravámenes a los beneficios extraordinarios de los bancos y de las empresas energéticas. El director de la misión para España recuerdo que el fondo no es partidario de estos impuestos, pero asume la intención del Gobierno de hacerlos permanentes. Aunque para ello pide que se introduzcan cambios para "minimizar sus efectos distorsivos". "No hay una definición clara de beneficios extraordinarios y eso genera que el gravamen tenga impacto diferente en función del tipo de préstamos y del tipo de entidades. Por eso decimos que hay que cambiar a una definición que esté más estrechamente vinculada a las ganancias extraordinarias", explica Alexandre.

Ojo con subir más el salario mínimo

Los economistas del fondo dejan España destacando la fortaleza del mercado laboral. Aunque consideran que la reforma laboral aprobada en la última legislatura no será suficiente y se deberá acompañar con nuevos cambios para conseguir que la tasa de paro baje del 10%. Y en esta línea creen que las subidas del salario mínimo deben ser menores de aquí en adelante: "cualquier aumento adicional debería tener en cuenta los posibles efectos perjudiciales en el empleo poco cualificado", dice el informe antes de pedir cautela también a la hora de aplicar otro de los compromisos del Gobierno: la reducción de la jornada laboral. En este capítulo, el FMI cree que "si no se diseña correctamente, esta medida podría incrementar los costes laborales y reducir la producción y los ingresos de los trabajadores a largo plazo".. Pero con muchos asteriscos. Los economistas del FMI concluyen su visita anual a España reconociendo que la economía está resistiendo las subidas de tipos de interés a la vez que se reduce la inflación. Y eso les lleva a mejorar considerablemente hasta el 1,9% su previsión de crecimiento para la economía española este año 2024. Un crecimiento que se acelerará hasta el 2,1% el año que viene. "Esta revisión se basa en un sólido comportamiento del consumo de los hogares que se beneficiará de la fortaleza del mercado laboral y de las mejoras de poder adquisitivo", explica el jefe de la misión del FMI para España, Romain Alexandre. La nueva previsión supone una mejora de cuatro décimas respecto a la última y se suma a las que en las últimas semanas han ido anunciado la mayoría de organismos nacionales e internacionales. Todos ellos apuntan a que la economía española crecerá este año alrededor del 2%, liderando de nuevo el crecimiento en Europa.

Este crecimiento robusto no obvia que la economía española afronta retos importantes. Algunos de ellos arrastrados desde hace años. Y el más acuciante, para los economistas del fondo, tiene que ver con los niveles demasiado altos de déficit público y especialmente de deuda pública. Las conclusiones de la misión del fondo enfatizan la necesidad de "un programa de consolidación plurianual para mantener la deuda en una trayectoria descendente clara". En concreto, el FMI sugiera un ajuste anual durante cinco años equivalente al 0,6% del PIB cada año, lo que implica un ajuste total de unos 45.000 millones de euros. "El 0,6% es el esfuerzo que calculamos que se aplicará este año y creemos que este esfuerzo tiene que sostenerse durante los próximos cuatro años", explica Alexandre.

Un año más, el informe del FMI apunta a la fragmentación política como uno de los riesgos para el desarrollo económico de España. "Puede socavar la agenda de reformas estructurales y la consolidación sostenida que creemos que se necesita en los próximos años", dice el Fondo.

Subidas del IVA y cambios en el impuesto

¿De dónde se pueden obtener estos recursos? Una de las vías que apunta el Fondo Monetario es en una mejora de la eficiencia del sistema fiscal, tocando especialmente el IVA y los impuestos ambientales. La recomendación es suprimir las exenciones al IVA, armonizando los tipos entre productos para que no haya tantas diferencias. A eso se debería sumar un incremento de los impuestos medioambientales para equiparar lo que se paga en España a lo que se paga en otros países europeos.

Lo que no le gusta tanto al Fondo Monetario es convertir en permanentes los gravámenes a los beneficios extraordinarios de los bancos y de las empresas energéticas. El director de la misión para España recuerdo que el fondo no es partidario de estos impuestos, pero asume la intención del Gobierno de hacerlos permanentes. Aunque para ello pide que se introduzcan cambios para "minimizar sus efectos distorsivos". "No hay una definición clara de beneficios extraordinarios y eso genera que el gravamen tenga impacto diferente en función del tipo de préstamos y del tipo de entidades. Por eso decimos que hay que cambiar a una definición que esté más estrechamente vinculada a las ganancias extraordinarias", explica Alexandre.

Ojo con subir más el salario mínimo

Los economistas del fondo dejan España destacando la fortaleza del mercado laboral. Aunque consideran que la reforma laboral aprobada en la última legislatura no será suficiente y se deberá acompañar con nuevos cambios para conseguir que la tasa de paro baje del 10%. Y en esta línea creen que las subidas del salario mínimo deben ser menores de aquí en adelante: "cualquier aumento adicional debería tener en cuenta los posibles efectos perjudiciales en el empleo poco cualificado", dice el informe antes de pedir cautela también a la hora de aplicar otro de los compromisos del Gobierno: la reducción de la jornada laboral. En este capítulo, el FMI cree que "si no se diseña correctamente, esta medida podría incrementar los costes laborales y reducir la producción y los ingresos de los trabajadores a largo plazo".

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
Jordi Fàbrega

Jordi Fàbrega

Periodista en la Cadena Ser desde 2003. Primero en Barcelona y desde hace más de una década en Madrid...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00