Hora 25Las entrevistas de Aimar
Cine y TV

Carlos Cuevas: "Tengo muchas inseguridades todo el rato. Si no las tuviera, mal"

Aimar Bretos entrevista al actor Carlos Cuevas

Las entrevistas de Aimar | Carlos Cuevas

Las entrevistas de Aimar | Carlos Cuevas

25:57

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1712850378060/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

'La Abadesa' es una película ambientada en la Edad Media en la que asistimos a la lucha entre una mujer que desafía las estructuras de poder establecidas y su hermano, que quiere limitar sus ambiciones. El actor que interpreta al hombre que se interpone en el camino de la abadesa es Carlos Cuevas. El catalán, con tan solo 28 años, ya se ha ganado el cariño de muchos espectadores con personajes como el Biel Delmàs de 'Ventdelplà', el Pol de la serie 'Merlí' y su spinoff 'Merlí, sapere aude', o Alex, el camarero gay de 'Smiley' para Netflix. En 'Hora 25' hablamos con él para que nos cuente el momento profesional por el que está pasando.

La primera pregunta de la entrevista gira en torno a los límites de la ambición: "Difícilmente se le pueden poner límites a la ambición. Y a la de un artista espero que tampoco. Como decía Pasolini, el artista es una protesta constante, así que la protesta debe seguir siendo y la ambición también". El actor nos cuenta que el personaje que interpreta en 'La Abadesa' le ha supuesto cosas muy bonitas: "Es un tipo de personaje que no me acostumbran a dar y que tenía muchas ganas de hacer un perfil más oscuro, más violento... Un personaje adulto, de una temática como militar. A veces pasa en esta profesión que te acostumbran a dar el último papel que ha ido bien y nosotros como actores también tenemos muchas ganas de reivindicarnos y de enseñar muchas otras facetas que tenemos. Ha sido una oportunidad muy bonita".

La mirada de un director sobre un proyecto cinematográfico difiere de la de un actor. ¿En qué? Así respondía Carlos Cuevas: "Una vez, Eduard Cortés, director de la serie Merlí, me dijo que la de los directores es una especie que está constantemente acostumbrada a renunciar. En cambio, los actores lo queremos todo, queremos una toma más, un plano más, una indicación más... Somos un poco más caprichosos o inseguros".

Los tiempos del teatro y el cine

Para un actor es frustrante la cuestión de los tiempos, nos dice Carlos Cuevas, y nos habla de la diferencia entre los tiempos del teatro y los del cine: "Yo ahora estoy haciendo teatro y ves muchísimo la diferencia entre los tiempos del teatro y el audiovisual. Hay veces que en el audiovisual se intenta cuidar y se da espacio para ensayar el máximo posible, pero no es comparable para nada con el mes y medio que tú te pasas sacándole punta a un lápiz en una sala de ensayo en teatro y estás una semana decidiendo si el personaje cuando se enfada, se enfada reaccionando a otro o ya viene enfadado de casa. Un tipo de matices muy concretos que en un set de rodaje tienes que aprender también a renunciar a tiempos y traer el trabajo hecho de casa porque no hay tanto espacio para la investigación o la exploración en el set".

Decía Antonio Resines en una entrevista que la de actor es la mejor profesión del mundo si no hubiera que estudiar. ¿Cómo lleva el actor catalán lo de estudiar el texto de sus personajes? "Es verdad que el estudio de codos es un poco farragoso, pero también yo me lo paso bien. Soy un poco ratilla de biblioteca, estudié literatura, así que el proceso de verme pelis, documentarme, leerme un texto paralelo que me complemente es algo que yo disfruto y que me ayuda a no entrar en frío, que no me suelten como en un paracaídas en un set de rodaje, sino que yo ya voy escalando yo la montaña", responde Carlos Cuevas.

Actor y director

"Nos gusta tener la sensación de que quien lleva el barco sabe hacia donde vamos y tiene las cosas claras, eso es muy reconfortante, tienes la sensación de que hay una red que te sostiene. Pero siempre tiene que haber espacio para la creatividad", nos dice Cuevas sobre lo que él cree que debe ser la relación entre director y actor. ¿Y se generan pulsos no hablados entre actores y directores? "Si te dijera que no, te mentiría", contesta el actor catalán mientras ríe. "En verdad no, pero a mí me parece estimulante. Yo no desobedezco, soy muy obediente y voy a favor, si me meto en un proyecto es para acompañar a un director que tiene una visión. En tanto que artista y artista, dos cerebros piensan más que uno. A mí me gusta mucho proponer y propongo mucho. La mitad de las propuestas se caen por el desagüe. Pero si tú propones mucho, es porque estás pensando mucho y porque estás intentando escarbar en los agujeros de ese guion, de esa idea. Estás caliente, estás atlético".

¿Le gusta a Carlos Cuevas revisar el combo para ver cómo ha quedado la secuencia? "Me estoy quitando", dice el actor. "Antes sí, porque yo soy un poco freak control en mi vida. Antes miraba mucho porque pienso que mirando se aprende mucho. Yo cuando voy al teatro aprendo. Yo cuando veo una película y veo a Di Caprio aprendo. Pero a veces es verdad que te estás mirando demasiado a ti y no estás mirando a la película. Ahora llevo dos o tres pelis que no voy al combo. Como un ejercicio de confía un rato. Suelto las riendas, confío en el dire y en el posterior montaje y yo a lo mío que es el set. Con el tiempo aprendes a relajarte y a entender una cosa tan bonita como que no estamos operando a corazón abierto. Entiendes que tu ego no es tan importante, que al final esto no es tan importante".

"Como actor, algo que hace tiempo que ya estoy intentando dejar atrás son los personajes de carácter juvenil o de carácter universitario. Yo ya creo que empiezo a estar en la edad del profe más que en la del alumno, en la del padre joven más que en la del hijo mayor", nos confiesa Carlos. ¿Cómo se gestiona un éxito abrumador con 28 años? "No lo sé. He formado parte de proyectos que han ido súper bien, es objetivo, pero tengo la sensación de haber sido una hormiguita, no me ha venido de golpe. Lo mejor del éxito es que te pille trabajando, que no te pille en casa ni con tiempo de irte a tinglados y a garitos. Si te tienes que levantar a las 6 de la mañana y estás estudiando guiones, probablemente no te dé tiempo a ver toda esta parafernalia".

Josema Jiménez

Josema Jiménez

Periodista de Sanlúcar de Barrameda. Trabajo en la Cadena SER desde 2018. Antes en Hoy por Hoy, ahora...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00