Ciencia y tecnología

Un equipo de astrónomos consigue crear el mayor mapa 3D del Universo

900 investigadores de 70 centros repartidos por todo el mundo han utilizado el Instrumento Espectroscópico de Energía Oscura para poder crear la visión más completa de nuestro Cosmos

Imagen del mapa más grande del Universo en 3D. / Claire Lamman/DEo

Con el uso combinado de 5.000 pequeños robots en un telescopio en la cima de una montaña, un equipo internacional de astrónomos (formado por 900 investigadores de más de 70 centros de todo el mundo) ha podido analizar los últimos 11.000 millones de años del Universo y con esta ingente información han podido elaborar el mapa, en tres dimensiones, más grande de nuestro cosmos.

Porque, entre otras grandes novedades, incorpora datos sobre la energía oscura, el misterio factor que provoca la acelerada expansión del Universo.

Esta es la primera vez que los científicos miden la historia de expansión del universo joven con una precisión superior al 1%, lo que nos brinda nuestra mejor visión hasta ahora de cómo evolucionó el universo.

Y todo ello ha sido posible porque la luz de objetos lejanos en el espacio acaba de llegar al Instrumento Espectroscópico de Energía Oscura, llamado DESI, y esto nos permite mapear nuestro cosmos tal como era en su juventud y rastrear su crecimiento hasta lo que vemos hoy.

Misterio de la Física

Comprender cómo ha evolucionado nuestro universo está ligado a cómo termina y nos remite también a uno de los mayores misterios de la física: la energía oscura, el ingrediente desconocido que hace que nuestro universo se expanda cada vez más rápido.

Para estudiar los efectos de la energía oscura durante los últimos 11.000 millones de años, DESI ha creado el mapa 3D más grande de nuestro cosmos jamás construido, con las mediciones más precisas hasta la fecha.

"Estamos increíblemente orgullosos de los datos, que han producido resultados cosmológicos líderes en el mundo y son los primeros en surgir de la nueva generación de experimentos de energía oscura", explica Michael Levi, director de DESI y científico del Lawrence del Departamento de Energía. Laboratorio Nacional de Berkeley (Berkeley Lab), que gestiona el proyecto.

Tanto la materia como la energía oscura dan forma a la expansión del universo, pero de maneras opuestas. La materia y la materia oscura frenan la expansión, mientras que la energía oscura la acelera. La cantidad de cada uno influye en cómo evoluciona nuestro universo.

"Ningún experimento espectroscópico ha tenido tanta información antes, y seguimos recopilando datos de más de un millón de galaxias cada mes", añade Nathalie Palanque-Delabrouille, científica del Laboratorio de Berkeley y coportavoz del experimento.

De hecho, en un año, DESI se ha vuelto dos veces más poderoso para medir la historia de la expansión en estos primeros tiempos que su predecesor (el BOSS/eBOSS del Sloan Digital Sky Survey), que tomó más de una década.

Viajando atrás en el tiempo

DESI es una colaboración internacional de más de 900 investigadores de más de 70 instituciones de todo el mundo. El instrumento fue construido y operado con fondos de la Oficina de Ciencias del DOE, y se encuentra encima del Telescopio de 4 metros Nicholas U. Mayall de la Fundación Nacional de Ciencias de EE. UU. en el Observatorio Nacional Kitt Peak, un programa de NOIRLab de NSF.

Al observar el mapa de DESI, es fácil ver la estructura subyacente del universo: cadenas de galaxias agrupadas o separadas por vacíos con menos objetos.

Nuestro universo primitivo, mucho más allá de la visión de DESI, era bastante diferente: una sopa densa y caliente de partículas subatómicas que se movían demasiado rápido para formar materia estable como los átomos que conocemos hoy.

Javier Gregori

Javier Gregori

Periodista especializado en ciencia y medio ambiente. Desde 1989 trabaja en los Servicios Informativos...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00