Política

Sánchez espera que la competición electoral entre los socios no afecte a la estabilidad de su gobierno

El presidente se muestra convencido de que los choques entre ERC y Junts en Cataluña, o PNV y EH Bildu en Euskadi por las elecciones no pondrán en riesgo su ajustada mayoría parlamentaria. Asegura que la legislatura durará hasta 2027

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Jero Morales / Jero Morales (EFE)

Nada más anunciarse el adelanto electoral en Cataluña, el presidente del Gobierno se vio obligado a renunciar a los Presupuestos Generales de este 2024. La intención del Ejecutivo era aprobar esas cuentas, que solo se iban a aplicar medio año, para mandar un mensaje de estabilidad y trasladar la idea de que la legislatura se ponía en marcha tras superar la tortuosa negociación de la ley de amnistía. Pero la decisión de Pere Aragonés de llevar los comicios a mayo, justo después de la cita vasca, echó al traste esos planes. La Moncloa entendió que la campaña y la competencia electoral entre los partidos que deben apoyar sus medidas en el Congreso impedía un clima favorable para llegar a acuerdos.

Más información

Sin embargo, Sánchez espera que estas circunstancias cambien tras la maratón electoral que afronta el país en esta primavera. El presidente no teme que la pugna entre PNV y EH Bildu en Euskadi o entre ERC y Junts en Cataluña pueda hacer saltar por los aires la exigua mayoría que le da soporte en el Congreso. En los dos territorios el PSOE puede tener la llave de la gobernabilidad y hay, entre los partidos de la investidura, quien teme que si los socialistas optan por dar la Lehendakaritza a los nacionalistas vascos o por pactar con Esquerra la Generalitat, los damnificados, EH Bildu y Junts endurezcan su posición en el diálogo con el gobierno central.

Sánchez quiere aprobar el reconocimiento de Palestina como Estado antes del verano

El jefe del Ejecutivo sin embargo trata de espantar todos esos temores. En una conversación informal con la prensa que cubre su gira por Oriente Medio, Sánchez se ha mostrado seguro de que cuando se cierre el ciclo electoral en junio, se abrirá un horizonte de estabilidad, sin más comicios a la vista en un año, y que eso le permitirá llegar hasta 2027 y agotar su mandato. Confía además en que eso le va a facilitar retomar la iniciativa para centrarse en la gestión y en los asuntos que entiende son más importantes para los ciudadanos.

Euskadi: reeditar el pacto con el PNV

El presidente cree que los dos comicios autonómicos que se van a celebrar en los próximos meses pueden servir de empujón para su partido. En el País Vasco, Sánchez defiende abiertamente que el PSOE tiene que trabajar para reeditar el acuerdo de gobierno con el PNV, “una alianza estratégica”, según sus propias palabras y con la que descarta apoyar al candidato de EH Bildu si los abertzales logran superar a los nacionalistas.

Cataluña: una victoria de Illa que avale la política de reconciliación

En Cataluña sin embargo, Sánchez evita entrar a especular con quién podría conformar gobierno Salvador Illa si, como dicen algunas encuestas, gana las elecciones y no hay una mayoría alternativa independentista. El jefe del Ejecutivo rehúye las preguntas sobre si preferiría una alianza con Esquerra o Junts para insistir en que la posible victoria del primer secretario del PSC supondría un aval a la política de reconciliación y diálogo puesta en marcha por su gobierno para lograr la investidura.

El presidente no cree que uno de los dos partidos pierda todos los incentivos para seguir pactando medidas en Madrid si se quedan fuera de la ecuación en Cataluña. Al contrario, Sánchez defiende que si los socialistas logran revalidar la primera plaza con más fuerza que en la cita anterior, las formaciones entenderán que la ciudadanía catalana estará pidiendo continuar con la vía del diálogo y el acuerdo entre Gobierno y Generalitat.

Punto de inflexión en su relación con el PP

En esa misma conversación, Pedro Sánchez ha insistido en la necesidad de retomar también el diálogo con el PP para desbloquear la renovación del Consejo General del Poder Judicial. La semana pasada los de Feijóo anularon la reunión prevista entre Pons y Bolaños, con la presencia del Comisario Reynders en Madrid y por el momento no se conoce una nueva fecha para volver a sentarse en la mesa de negociación. El jefe del Ejecutivo ha asegurado que Bruselas ha dado un mes más de plazo, hasta finales de abril, para intentar facilitar ese acuerdo. Después Reynders dejará su cargo para optar a la Secretaría General del Consejo de Europa. Sánchez entiende que esta fecha supone un ultimátum para lograr el desbloqueo y cree que la decisión que tome Feijóo puede suponer “un antes y un después” en la ya nula relación entre el partido de Gobierno y el que lidera la oposición.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00