Código de BarrasCódigo de Barras
Ciencia y tecnología

Más de 400.000 españoles han vendido ya su iris a Worldcoin y se exponen a muchos riesgos

Expertos en Seguridad, en Derecho y en Tecnología advierten del verdadero valor de los datos biométricos y las amenazas a las que se exponen todos aquellos que los han cedido a la empresa estadounidense

¿Cuánto vale mi iris?

¿Cuánto vale mi iris?

09:56

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1709301883361/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En los últimos meses hemos visto repetidamente la imagen de decenas de jóvenes en numerosos centros comerciales del país haciendo colas para pasar por una especie de esferas, de orbes, que leen y escanean el iris. Ya son casi 400.000 las personas que han cedido sus datos biométricos, generados a partir de una fotografía de su iris, a la empresa Worldcoin, a cambio de un pago en forma de sus criptomonedas. Detrás de esta nueva "moda" está el magnate tecnológico Sam Altman, propietario y creador de ChatGPT y OpenAI, además de la propia Worldcoin.

El orbe escanea el iris, que es único en cada individuo, y a partir de la imagen resultante, "se genera un código de números y letras, llamado "hash", que sirve para identificar a una persona física en un entorno digital", según cuenta Nacho García Egea, director de seguridad de la información en la tecnológica BeDisruptive. Las preguntas que debemos hacernos son, ¿a dónde va a ir a parar esa información? ¿Qué va a hacer Worldcoin con ella? La versión oficial dice que se trata, por un lado, de crear una Renta Básica Universal, es decir, una cantidad regular para todo el mundo en forma de sus criptomonedas. Claro, para acceder a ella nos piden a cambio que demos nuestro iris.

Más información

El otro motivo es diferenciar a humanos de bots en el mundo digital. Básicamente, que exista más seguridad, que cada humano tenga su matrícula, una especie de "pasaporte de humanidad" que permita distinguir si ese avatar que aparece en internet es una persona real o fruto de la Inteligencia Artificial. Estamos por tanto ante la evolución lógica de lo que primero fue la identificación con cuenta de Google o Facebook, después la verificación con dos pasos y que ahora busca una autenticación lo más efectiva posible.

Según explica Ricard Martínez, Director de la Cátedra de privacidad y Transformación Digital Microsoft de la Universitat de València, en un contexto en el que cada vez realizamos más gestiones por internet, es fácil que cedamos ante alguien que "ofrece un modo fácil de identificarte", a cambio además, de una "recompensa agradable". Martínez es claro: "Si alcanza éxito, en pocos meses tendrán indexados los iris de millones de personas".

El iris: El dato biométrico definitivo

Cuando hablamos del iris estamos frente al dato biométrico más completo por tres motivos:

  • Es unívoco, es decir, permite la identificación total de la persona porque no hay dos iris iguales.
  • Es inalterable. No va a cambiar con el paso de los años.
  • Es muy sensible porque, más allá de la función identificativa, entra en el terreno de la salud, puede dar información sobre enfermedades de la persona.

Sin embargo, a pesar de la versión oficial, hemos de andar con pies de plomo a la hora de ceder un dato tan personal e identificativo como es nuestro iris. Al final, Worldcoin dice que elimina esa fotografía del ojo y se quedan con el "hash", con el código. Ofelia Tejerina, presidenta de la Asociación de Internautas, pone el foco en que esto sigue teniendo sus riesgos en el caso de que la empresa decida vender esos datos a terceros, o que haya una brecha de seguridad: "No tenemos garantías de que ese dato vaya a ser utilizado conforme a las leyes". En las manos equivocadas este dato tan sensible puede suponer un perjuicio para los usuarios, por ejemplo "en manos de aseguradoras, que pueden considerar si darnos o no un seguro de salud".

¿A cuánto cotiza un iris humano?

22:59

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1708596144463/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El siguiente asunto es qué ocurriría si, finalmente, esa información cayera en las manos equivocadas. Jordi Serra, profesor de Informática, Multimedia y Telecomunicación en la Universitat Oberta de Catalunya, asegura que una vez hemos cedido esta información, "si alguien obtuviera la relación entre los datos del iris y la identificación de la persona, podrían suplantar nuestra identidad". Como usuarios, si ya hemos cedido nuestros datos, podemos "ejercitar el derecho de acceso, que es preguntar qué van a hacer con esos datos, o el derecho de supresión, para que queden eliminados de manera permanente", cuenta Elena Davara, abogada especializada en Legal Tech en Davara & Davara Asesores.

La criptomoneda tiene un valor que va cambiando dependiendo de distintas circunstancias, y en este caso, en los últimos meses el Worldcoin no ha hecho más que subir. Los que se escanearon el iris hace un par de meses recibían una moneda con valor de 60 euros, mientras que si lo hicieran hoy ganarían 214 euros por vender la criptomoneda. Es, por tanto, importante que antes de ceder nuestros datos biométricos, tengamos en cuenta qué información estamos cediendo realmente, y a quién se la estamos cediendo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00