A vivir que son dos díasLas Preguntas de Burque
Actualidad

El papel de la justicia, el control y el afecto en la constante comparación entre hermanos

Silvia López Larrosa, doctora en Psicología, habla sobre la relevancia de cómo los hijos perciben que se trata "al otro" y cómo esto se relaciona con el desarrollo de dificultades

Las preguntas de Broncano y Burque | ¿Le darías a tu hermano un trozo de tarta de Santiago?

Las preguntas de Broncano y Burque | ¿Le darías a tu hermano un trozo de tarta de Santiago?

35:51

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1709456909542/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

"Es muy importante que perciban que el trato de los padres es justo y que haya un equilibrio entre afecto y control" es lo que asegura López Larrosa cuando habla sobre cómo los hermanos analizan el tratamiento de sus padres hacia unos y otros. Frente al "yo los trato por igual" de muchos progenitores, la profesional recuerda que factores como la diferencia de edad hacen que esto sea imposible; por ello, el énfasis ha de recaer en qué es lo que, más allá de la realidad, percibe el hijo. La comparación con los hermanos, aunque no se verbalice ni sea siempre consciente, siempre está presente.

Silvia López Larrosa es doctora en Psicología y profesora en la Universidad de La Coruña. Entre sus trabajos, se encuentra el de estudiar los procesos y conflictos familiares y la relación de padres e hijos y entre familia y escuela. La buena ecuación de justicia, control y afecto es, según la profesora, algo clave para evitar el desarrollo de dificultades, tanto internalizantes, como la angustia, como externalizantes, como los problemas de conducta. No obstante, pese a la teoría, reconoce que el "escrutinio público" al que se somete todo aquel que cría a un niño es suficiente como para que la doctrina no se deba convertir en una obsesión, sino que contribuya a que cada uno eduque de "la mejor manera posible".

Según López Larrosa, la investigación sobre las relaciones fraternales no es abundante, puesto que la gran cantidad de variables que ha de tener en cuenta para llevar a cabo un estudio (la diferencia de edad, el sexo de cada hermano, las circunstancias familiares o la existencia de una discapacidad, por ejemplo) la hace muy compleja. La cuestión, eso sí, ha dado pie a muchas teorías y suposiciones que poco tienen que ver con lo que la ciencia más estudia respecto a estas conexiones, que actualmente es la interacción y relación con los padres. Así, afirmaciones sobre cómo el orden de nacimiento determina la personalidad de los hijos forman una mayor parte de la conversación popular que del verdadero énfasis de las investigaciones. Para la profesional, este tipo de suposiciones son excesivamente deterministas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00