A vivir que son dos díasA vista de Lobo
Internacional

De cantante pop a teoría de la conspiración: la influencia política de Taylor Swift

Tras comenzar su carrera musical componiendo canciones country sin significarse políticamente a mover millones de dólares por sus conciertos alrededor del mundo, la cantante se ha convertido en un factor clave en la movilización de los votantes para elegir al siguiente gobernante en la Casa Blanca

Taylor Swift: de estrella pop a teoría de la conspiración

Taylor Swift: de estrella pop a teoría de la conspiración

22:33

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1707640034736/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La revista Time la nombró la persona del 2023. Acumula en todas sus redes sociales más de 300 millones de seguidores. Conciertos con brillos y botas vaqueras, regrabaciones de sus propios álbumes para tener íntegras sus ganancias, entradas agotadas de Tokio a Madrid. Es incontestable la influencia que Taylor Swift tiene alrededor del mundo. Pero cuando se trata de jugar en casa, la cantante es una figura tanto de consenso como de disputa entre la conservadora "América profunda" que la vio nacer y un Estados Unidos progresista que defiende los derechos de la comunidad LGBTQ+, el aborto y el feminismo. Todo esto ha sido el menjurje perfecto para dar pie entre votantes republicanos y de extrema derecha a una teoría de la conspiración mediante la cual el Pentágono, a través de Swift, haría una operación de influencia en la opinión pública, convocando masivamente a votar por el demócrata Joe Biden durante el espectáculo de medio tiempo en el Super Bowl. Las elecciones estadounidenses también las define el canto de Miss Americana.

Swift nunca se ha pronunciado abiertamente en favor de ningún candidato demócrata, pero sí a sus ideales. De hecho, tras las elecciones de 2016, reconoció haberse arrepentido de no haber apoyado abiertamente a Hillary Clinton, quien compartió contienda electoral con el ex presidente Donald Trump. "Yo era muy escéptico, pero he empezado a hacer las paces con la idea de que quizás Taylor Swift es un gran poder de opinión", puntualiza Carlos H. Echevarría, adjunto a la dirección de Maldita.es, quien sigue de cerca la política estadounidense. De hecho, cada vez que la compositora ha animado en sus redes sociales a registrarse para votar, los números no mienten. Tras subir una historia en su perfil de Instagram, la plataforma Vote.org contabilizó 35,000 registros ese mismo día.

Entre algunos republicanos "hay un poco de corazón roto, de despecho. Es una americana de portada", explica Echevarría sobre Swift. Sin embargo, su reputación está aún por encima de sus ideales políticos -o de su gigantesca huella de carbono por el uso de jets privados- . El segmento poblacional donde más palpable es esto es entre las mujeres jóvenes, independientemente de su voto.

Una operación del Pentágono

La de Swift es una de muchas teorías de la conspiración que han surgido para explicar la revocación del poder a Donald Trump. Dentro del entorno próximo a Joe Biden han reconocido haber contactado con Swift para que esta exprese su apoyo al actual mandatario, como publicó en enero The New York Times. Esta información, sumada a los pronunciamientos anteriores de Swift, sirvieron para comenzar a materializar la teoría. Uno de los primeros tuits que la cimentaron fue el de Laura Loomer, una activista de extrema derecha, en el que se preguntaba si Taylor Swift había hecho un trato con George y Alex Soros para obtener los derechos de sus canciones de vuelta a cambio de llamar masivamente a votar por los demócratas contra Trump en 2024. Pero el altavoz definitivo lo dio el presentador de Fox News Jesse Watters, quien preguntó mirando a cámara en su programa "¿Cómo va la operación psicológica?", refiriéndose a la teoría. Pero más inri en la búsqueda de sustentos para la teoría, cuando la secretaria de prensa del Pentágono, Sabrina Singh, dijo que había que olvidarse de esta teoría utilizó en inglés el verbo "Shake it off", que es el mismo nombre de uno de los éxitos de Swift.

En opinión de Echevarría, en España, "lejos de copiar las cosas buenas de Estados Unidos, somos especialistas en copiar las polémicas más absurdas", como lo son las teorías de la conspiración o la desinformación, que tienen consecuencias reales en la vida de las personas. Durante la pandemia, el periodista recuerda que en Lorca se vivió una situación de violencia a raíz de la circulación de un audio en el que se avisaba que el dependiente de un bazar estaba contagiado de covid. El mensaje, como tantos otros que circularon en ese periodo, sirvió de altavoz para dejar de consumir en locales cuyos dependientes eran de origen chino, derivando también en agresiones físicas o acoso.

En Estados Unidos, el éxito de estas teorías y de otros discursos entre quienes pertenecen al movimiento MAGA (Make America Great Again), se debe en parte a la ambigüedad discursiva de Donald Trump. No siempre se adhiere a ellas, pero cuando le preguntan al respecto deja ver que no juzga a quienes las apoyan, dando rienda suela a decir cosas que en otros contextos habría sido inadmisible expresar, explica Echevarría. Pero ahora, "si el expresidente lo dice, ¿por qué no lo voy a decir yo?".

Fernanda Fernández

Fernanda Fernández

Redactora y productora en 'A vivir que son dos días' desde 2022. También produce 'Segunda Acepción'.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00