Tribunales

La madre de Dani Alves defiende a su hijo alegando que "es la clase de hombre que abre la puerta del coche a las mujeres"

Una reportera de Telecinco asegura que el juicio por violación está siendo "muy difícil" para la madre del futbolista

La mujer de Dani Alves, Joana Sanz, y la madre de éste, Dona Lucía, salen de la Audiencia de Barcelona donde el juicio al exjugador del FC Barcelona Dani Alves, acusado de violar a una joven en una discoteca de Barcelona en diciembre de 2022, ha afrontado su segunda jornada con el interrogatorio a una veintena de testigos. / Enric Fontcuberta (EFE)

La reportera del programa Vamos a ver de Telecinco enviada a la Audiencia Provincial de Barcelona para informar de lo que ocurría en el juicio por violación al futbolista brasileño Dani Alves asegura que ha logrado hablar con la madre del jugador, que ha defendido la inocencia de su hijo. "Hemos podido hablar con Lucía, la madre de Dani Alves, una de las protagonistas de este juicio no solo por su presencia en la Audiencia Provincial, sino por sus numerosas publicaciones en redes sociales", arranca Mar Guerrero en el programa.

"Ha sido muy difícil para mí", le dijo la madre de Alves a la periodista. "No le deseo esto a ninguna madre del mundo lo que estoy pasando yo". "Es un hombre leal", añade Lucía. "Mi hijo pasó a tener las responsabilidades de un adulto ya con 16 años. Mi hijo es la clase de hombre que abre la puerta del coche para las mujeres. La clase de hombre que te acomoda la silla cuando te vas a sentar, trata bien a todo el mundo. A todos".

Pide la absolución

El futbolista Dani Alves insistió esta semana en que mantuvo relaciones sexuales consentidas con la joven que lo denunció por violación, por lo que pide ser absuelto, aunque se abre a una pena alternativa de un año de cárcel, que ya habría cumplido, por un delito de agresión sexual con atenuantes.

En la sección 21 de la Audiencia de Barcelona quedó este miércoles visto para sentencia el juicio por agresión sexual contra el exjugador del FC Barcelona, para quien la Fiscalía pide nueve años de cárcel, y doce la acusación particular, acusado de violar a una joven en un baño de la discoteca Sutton de la capital catalana la noche del 30 de diciembre de 2022.

Alves, que a lo largo de la investigación del caso ha dado hasta cuatro versiones distintas de lo sucedido en Sutton, se ciñó su declaración a la última que mantuvo ante la jueza instructora, en la que insiste en que las relaciones con la denunciante fueron consentidas y de mutuo acuerdo, sin que la chica le dijera nunca que parara.

En un interrogatorio en el que rompió a llorar en más de una ocasión, el futbolista, que solo ha respondido a su defensa, ha recalcado que tanto él como la joven sintieron "atracción" cuando se conocieron en Sutton y quisieron tener sexo en el baño, por lo que cuando días después supo por la prensa que se le acusaba de agresión sexual se le "vino el mundo encima".

"Mismo relato"

A preguntas de su abogada, Inés Guardiola, el acusado señaló que su relato es el mismo que ha mantenido durante la instrucción del caso y solo ha reconocido que la primera vez que declaró ante la jueza instructora omitió algunos detalles, para que su mujer lo perdonara.

Tras su declaración, la defensa ha planteado como alternativa a la absolución una pena subsidiaria de un año de cárcel por un delito de agresión sexual, resultado de aplicar la eximente incompleta de embriaguez, así como las atenuantes de reparación del daño y vulneración de derechos fundamentales por la supuesta parcialidad del proceso judicial.

El juicio ha quedado visto para sentencia no sin antes una breve "vistilla" en la que la defensa del futbolista ha vuelto a reclamar su puesta en libertad inmediata, petición que la justicia ha rechazado ya en tres ocasiones en el último año y que la sala resolverá en los próximos días, antes de dictar sentencia.

El cruce de alegaciones entre acusaciones y defensa, que mantienen versiones opuestas sobre lo ocurrido en el baño de Sutton, ha marcado la recta final del juicio contra Dani Alves, en una sesión en la que ha sobrevolado el debate abierto por la ley del solo sí es sí y los cambios sociales en los últimos años en materia de libertad sexual.

La fiscal Elisabeth Jiménez ha insistido en que la denunciante, pese a estar "devastada", ha hecho un "esfuerzo terrible" para explicar lo ocurrido y dejar claro que ya desde "primer momento dijo que quería salir de ahí". "Fue muy valiente a lo largo del procedimiento, es una mujer muy fuerte", ha destacado.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00