Sociedad

¿Llegará Taylor Swift a la Super Bowl para ver a su novio tras su concierto en Tokio? Las cuentas que tienen en vilo a medio mundo

La cantante es una habitual en la grada del equipo de su pareja Travis Kelce, Kansas City Chiefs, pero un concierto en Tokio complica la asistencia de la estrella del pop al partido del año en Estados Unidos

Taylor Swift junto a su pareja, el jugador de fútbol americano Travis Kelce, tras la victoria de Kansas City Chiefs ante Baltimore Ravens / Patrick Smith

Taylor Swift siempre es tendencia. La estrella más brillante del pop internacional apareció anoche tras la victoria del equipo de su novio Travis Kelce, los Kansas City Chiefs, sobre los Baltimore Ravens por 17-10. Un triunfo que permite a los vigentes campeones revalidar el título de la NFL en la Super Bowl LVIII contra San Francisco 49ers, un partido que se disputará el próximo domingo 11 de febrero en Allegiant Stadium de Paradise, Nevada, muy cerca de Las Vegas.

Más información

Un encuentro importantísimo al que, en condiciones normales, Taylor Swift no faltaría para apoyar a su novio como ha hecho durante toda la temporada. Sin embargo, el apretado calendario de la cantante complica su presencia en la Super Bowl, y en Estados Unidos ya están echando cuentas para saber si Swift será capaz de llegar a Las Vegas desde Tokio, ciudad donde ofrece un concierto el sábado 10 de febrero.

La grandiosa gira de la estrella, denominada The Eras Tour, la llevó entre marzo y octubre de 2023 por 24 ciudades durante 66 conciertos en Estados Unidos, Brasil, Argentina y México. Tras un parón de más de tres meses, la cantante volverá a retomar su tour el próximo 7 de febrero en la ciudad japonesa de Tokio, donde ofrecerá cuatro fechas: el 7, 8, 9 y 10 de febrero. La última de ellas es la que podría complicarle el viaje de vuelta a casa a Swift, que no ofrecerá otro show hasta el sábado 17 en Melbourne (Australia).

Según la información oficial de la gira, el último concierto de Tokio comienza el sábado 10 a las 18:00 (hora local), aunque si se cuenta con los teloneros y el habitual retraso de estos eventos, seguramente Taylor no salga al escenario hasta las 19:00 horas. El espectáculo no es corto, y es que la artista suele cantar unas 46 canciones en sus shows, que tienen una duración aproximada de 3 horas y media. Por lo tanto, si todo sale bien, la artista terminará sobre las 22:30 horas.

Contando con el tiempo que tarda en cambiarse, salir del estadio y llegar al avión, con el que no tendrá problemas de horarios al contar con un jet privado, es difícil que despegue de la capital japonesa antes de las 23:30 (hora de Tokio), las 06:30 de la mañana del sábado en Las Vegas. Ahí comenzará la carrera contrarreloj de la cantante para llegar a Estados Unidos en la que, afortunadamente, el tiempo juega a su favor.

A pesar de que a las dos ciudades las separan más de 9.000 kilómetros y el viaje en avión dura casi 12 horas, los números sentencian que Taylor Swift, si no se produce ningún imprevisto, podrá estar en Nevada para ver la Super Bowl LVIII, que comienza a las 15:30 de la tarde (hora de Las Vegas) en el Allegiant Stadium de Paradise. Si sale a las 23:30 de la noche del sábado de Tokio, la cantante llegará a la ciudad estadounidense sobre las 18:30 de esa misma tarde, debido a que la diferencia de 17 horas entre las dos ciudades le permite ganar tiempo en el viaje. Aunque tendrá que lidiar después con el problemático jet lag que provocan estos viajes pesados.

Aunque los números dan, el tema es preocupación nacional en Estados Unidos, tanto que hasta la actriz Drew Barrymore ha querido hacer sus propias cuentas en el show que presenta, incluso contando con que Taylor Swift tenga que coger un avión comercial entre Tokio y Las Vegas y hacer escala, algo improbable al tener la artista su propio jet privado.

Víctima de 'deepfakes' en X

La cantante ha sido víctima en los últimos días de numerosas fotografías pornográficas generadas por IA que se han hecho virales en X (antes Twitter). La red social de Elon Musk ha decidido bloquear las búsquedas de Taylor Swift para evitar la propagación de estas imágenes falsas que vulneran la privacidad de la artista.

Unas imágenes manipuladas que han empujado a la plataforma a tomar una decisión insólita. Según informa el medio especializado en tecnología 404 Media, las fotografías se habrían originado en 4chan (un tablón de imágenes) y difundido por un canal de Telegram antes de llegar a X.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00