Código de BarrasCódigo de Barras
Economía y negocios

Adrián Momparlé, profesor de pintura: "Los colores pastel aportan tranquilidad, armonía y paz, de ahí que las empresas opten por ellos"

Equipos de fútbol, marcas de ropa, carrocerías de coche o mobiliario de hogar. Son algunas de las áreas en las que los colores pastel están ganando presencia

Colores pastel / oxygen

El pasado 2023 fue el año del color rosa. La empresa Pantone, creadora del Pantone Matching System, la forma de organización e identificación del color más extendida en el campo de las artes gráficas, escogió el color "Viva Magenta", un tono de rosa intenso y brillante, como color del pasado año. Este hecho coincidió con el estreno de la película Barbie, que además fue la más taquillera del año, donde el rosa es el color por excelencia en sus numerosas tonalidades, desde el suave rosa pastel hasta el intenso y llamativo fucsia.

"Las empresas apuestan por estos colores porque inducen más al consumo. Son aplicables a cualquier ámbito: la decoración, el mundo digital o el de la moda"

—  Isidro Sánchez, director ejecutivo de The Sensory Lab

Con la llegada de 2024 el Instituto Pantone ha cambiado de rumbo, y ha escogido esta vez como color del año el "Peach Fuzz", en español "pelusa de melocotón", un color a medio camino entre el naranja y el rosa, una especie de beige o salmón mucho menos llamativo que el "Viva Magenta" de 2023, lo que tendríamos en nuestro imaginario como un color de la gama pastel. No es el primero, en los últimos diez años Pantone ha seleccionado seis pasteles como color del año. Antes llegaron el "Very Peri", el "Living Coral" o el "Rose Quartz".

Hablamos de colores desvaídos, de poca intensidad, que están presentes en nuestra ropa, en nuestros edificios o en el mobiliario de nuestras casas. Y también cada vez más en las paletas de los artistas gráficos. Es el caso de Elisa Martínez. Ella es ilustradora y animadora gráfica, además de profesora de animación en la Universidad Miguel Hernández de Elche, y utiliza estos colores quebrados por una cuestión estética, porque "da la sensación de que el tiempo ha pasado sobre ellos". Asegura que hay un factor psicológico en cuanto a que estén ganando importancia en el mundo en general: "Aportan calma y serenidad, que nos hace mucha falta porque vivimos en la sociedad del "no me da la vida".

Más información

Adrián Momparlé, profesor de pintura en la Universidad Politécnica de Valencia, cuenta que su uso se remonta al siglo XIX, cuando algunos impresionistas empezaron a utilizarlos porque eran adecuados para pintar al aire libre. No sería hasta el siglo XX cuando ganarían notoriedad en el mundo del arte, y con la llegada del siglo XXI han conseguido hacerse un hueco también en otros ámbitos de la vida como el marketing. Es precisamente en esta faceta, la de la publicidad y el marketing, en la que está especializado Isidro Sánchez, director ejecutivo de The Sensory Lab: "Las empresas apuestan por estos colores porque inducen más al consumo. Son aplicables a cualquier ámbito: la decoración, el mundo digital o el de la moda".

El mundo del cine es otro de los ámbitos en los que los colores pastel se han abierto paso. En el caso de Barbie, elementos de la película como el coche de la protagonista o algunos de los electrodomésticos forman parte de esta gama. También es destacable el caso del director Wes Anderson, que ambienta sus películas en estas tonalidades pastel, utilizando estas paletas de color para dotar de personalidad a sus obras.

Según cuenta Isidro Sánchez, seguiremos viendo presencia de colores pastel en todos los ámbitos de nuestra vida por todo lo que conllevan: calidez, tranquilidad y serenidad.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00