A vivir que son dos díasLa píldora de Tallón
Opinión

Mejor el aburrimiento

"A partir de cierta edad, los diez años, pongamos, habría que pensar en el aburrimiento como en un lujo que hay que darse"

La píldora de Tallón | Mejor el aburrimiento

La píldora de Tallón | Mejor el aburrimiento

02:15

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1705229140641/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Se puede vivir peligrosamente un tiempo. Tiene hasta un poco de gracia. Pero mucho tiempo, peligrosamente, solo se puede morir. No compensa. Algunos debieron pensar «Me jubilo mañana» o «Salto por la ventana» cuando Junts salvó los decretos del Gobierno in extremis, confirmando de nuevo que sus apoyos van a llegar siempre así, dejando una estela de infartitos. Quizá eso no sea vida, sino vidita, demasiado expuesta a angustias existenciales. Las experiencias emocionantes son una de las muchas cosas que tendemos a sobrevalorar. A partir de cierta edad, los diez años, pongamos, habría que pensar en el aburrimiento como en un lujo que hay que darse. Toda esa gente que se pasa el día haciendo cosas interesantes, agobiada porque los días les parecen cortos, es para matarla. Gobernar, incluso no gobernar, cuando caes en la oposición, tendría que ser la cosa más insulta del mundo, una tarea ardua para fanáticos de las acciones anodinas, al final de las cuales vivimos tranquilos, casi sin saber que existen los partidos políticos, y que solo por eso somos felices. Pero no. Unos pocos minutos, dos, digamos, sin espectáculo, sin emoción, y nos parece una fracción de tiempo intolerable, inhumana, al cabo de la cual se nos escapa un suspiro y decimos «Me aburro, me quiero morir». Como si eso fuese necesariamente malo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00