Código de BarrasCódigo de Barras
Música

¿Puede un artista vivir sólo de las escuchas en plataformas?: "Spotify paga 0,003 dólares por reproducción"

La plataforma líder en la industria, la sueca Spotify, se ha propuesto en 2024 limitar el crecimiento de aquellos artistas que utilicen bots y otros mecanismos para aumentar de manera fraudulenta las escuchas

Nuevas normas en Spotify: a la caza de bots

Nuevas normas en Spotify: a la caza de bots

13:56

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1704449768734/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La industria musical está viviendo una especie de vuelta a los orígenes. A pesar del auge de las plataformas como Apple Music o Spotify desde hace cerca de diez años, los discos de vinilo están viviendo una segunda juventud. Estos soportes vuelven a estar demandados por los melómanos que más valoran la calidad del sonido, una tendencia contraria a la actual, en la que se sustituyen los soportes físicos por las plataformas. Más allá de que los vinilos vuelvan a estar en el órden del día, en la actualidad todo el mundo dispone de su plataforma de confianza, donde crear una playlist y escuchar música en cualquier lugar, desde su teléfono móvil.

El modelo actual ha perdido las ventas de discos como medidor de éxito para los artistas. Ahora, estar arriba en las listas de las plataformas es una prioridad, y un buen indicador de si su música está funcionando o no. Detrás de esta estructura de la industria existe también una parte oscura, poco ética, que en algunos casos puede ser también ilegal. Existen empresas que ayudan a aumentar las escuchas de manera fraudulenta, mediante la utilización de bots.

La situación de la mujer en la industria musical: ¿quién decide qué escuchamos?

09:14

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1678617994842/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La noticia es que Spotify, la plataforma líder en la industria a día de hoy, activa desde 2006, ha puesto en marcha varias limitaciones para regular este crecimiento. Por ejemplo, la obligatoriedad de que una canción acumule un umbral de al menos 1000 reproducciones en los últimos 12 meses antes de poder generar dinero, o aplicar más mano dura con todas aquellas cuentas que usen estas herramientas.

Más información

La cifra orientativa que cobra un artista por reproducción ronda entre los 0,003 y los 0,005 dólares, según explica Ander Pérez, productor musical: "Es muy complicado que un artista pueda vivir de los ingresos por plataformas. Hay casos aislados, pero generalmente las plataformas son solo un escaparate, especialmente para aquellos artistas que no tienen discográfica detrás. Tenemos que luchar mucho para que sea una fuente de ingresos directa". Hay que aclarar que Spotify no paga a los artistas, sino a los titulares de los derechos de las canciones, así que la suma final habría que repartirla entre discográfica, representantes, músicos, compositores, y demás propietarios de derechos.

Plataformas como Spotify solo cuentan como reproducción a partir de los 30 segundos, por lo que los artistas están obligados a convencer de inmediato si no quieren que el usuario pase de canción. De ahí la importancia de la difusión en redes como TikTok. "Las distribuidoras piden al artista en la ficha de registro de una canción qué segundos quiere que suenen en TikTok", explica Ander Pérez. En el panorama actual, que una canción funcione en redes sociales es fundamental para que lo haga después en las listas.

"Es muy complicado que un artista pueda vivir de los ingresos por plataformas. Hay casos aislados, pero generalmente las plataformas son solo un escaparate"

—  Ander Pérez, productor musical

Le pelea por llegar a los puestos altos de las playlists puede llevar a utilizar herramientas ilegítimas. Existen páginas web que ofertan estas herramientas, y además es muy fácil acceder a ellas. Cuenta Jordi Pérez Colomé, periodista de Tecnología en El País, que los bots están al alcance de una simple búsqueda en Google: "Es muy difícil rastrear quién está detrás de un usuario o una acción de este tipo, y a las plataformas tampoco les preocupa en exceso eliminarlos porque cada bot es un usuario".

De cara a 2024, Spotify se propone, además de eliminar los bots, reducir más prácticas ilegítimas, como la inclusión de contenidos no musicales como el ruido blanco o los sonidos de naturaleza en las playlist de música. Algunos usuarios introducen en las listas sonidos de este tipo, con una duración de 30 segundos, para así conseguir reproducciones y generar ganancias. Por eso la plataforma aumentará este año la duración mínima de estas pistas no musicales a dos minutos para que puedan generar dinero. Trabajan también, cuentan desde la plataforma, en que el valor de estas reproducciones sea en un futuro próximo una fracción de las reproducciones musicales.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00