Hoy por HoyLa lista de Bob Pop
Sociedad

Bob Pop: "Hay que adoctrinar desde la escuela pública"

En su sección de Hoy por Hoy Bob ha elaborado una lista de antídotos contra el odio, y el primero de ellos es erradicar la escuela privada y concertada y hacer obligatoria la pública

Se está odiando muchísimo y fatal, según Bob Pop. Puede que haya en las calles y en los alientos de la gente más odio que gripe. Contra el odio la mascarilla no vale (¿por qué no la naturalizamos de una vez, por cierto?) así que habrá que buscar otros remedios. Es poner la tele y ver lo que está pasando en Gaza, o escuchar lo que dicen y hacen según qué señoros y leer que el personal suelta en Twitter (vale, sí, ahora hay que decir X, pero ¿a quién le gusta?) y a Bob se le abren las carnes. Siendo esto así, ha decidido aliviar este lunes compartiendo con Ángels Barceló su lista de antídotos contra el odio.

El primero sería hacer obligatoria la educación pública y erradicar la privada o la concertada. Que no haya alternativas de pago: "Me parecen absolutos criaderos de élites, burbujas de paredes opacas". Cuando hablamos de burbujas tenemos la idea de que esas burbujas son transparentes, pero no, tienen las paredes opacas y no sabemos qué pasa dentro de ellas. "Y la escuela privada o concertada es eso: un lugar al que llevamos a los retoños a que hagan contactos para el futuro para que no se relacionen con gente que los papás creen que no tienen que relacionarse. Eso es una simiente de odio que se erradicaría si fuésemos todos al mismo colegio, a la misma guardería, al mismo instituto y nos conociéramos todos desde chiquitos", defiende.

Claro que, como apunta Àngels, hay quien dice que en la escuela pública también se adoctrina. "Pero eso es lo que tiene que hacerse. La escuela pública está para adoctrinar en democracia, en igualdad y en valores. Estamos en un estado democrático de derecho y eso es lo que hacemos", ha remachado Bob. "Por supuesto que hay que adoctrinar desde la escuela pública. Quiero que si tengo una familia que es súper chunga, castradora y fascista, tener la posibilidad de que el estado me dé un espacio de libertad como la escuela pública, y no un espacio que replique el neoliberalismo y la injusticia como hace la escuela privada", argumenta.

Bob ha empezado el año con menos miedo que nunca a los haters

Su lista de antídotos contra el odio incluye también una comunicación oficial que confirme la inexistencia de todos los dioses -y no será la última vez que la lista de Bob suene al Imagine de Lennon. "Que se junten ahí el Papa, el preboste judío, el musulmán, el budista. Una rueda de prensa con todos en una mesita explicando que todo era una estafa, hemos montado un chiringuito indecente pero podemos confirmar que Dios, Alá y Yahvé no existen". Así no podría hacerse nada en nombre de dios, y ninguna de las barbaries sería perdonada en el más allá, ni hay "un porrón de vírgenes esperándoos ni existe la tierra prometida, todo esto es falacia".

Antídotos contra el odio

23:12

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1704711441415/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

A propósito de esto, Àngels y Bob han comentado el éxito de la banda de pop cristiana Hakuna, que metió a 15.000 personas este fin de semana en el Wizink Center de Madrid. Àngels ha confesado que tuvo que leer la información dos veces porque no la entendía. "Da mucho susto. Se empieza canturreando y se acaba poniendo hogueras e incendiando cruces". Para Bob, muchos de los males de este mundo tienen que ver con la creencia irracional: "En cuanto alguien considera que su dios le ha elegido para lo que sea, mal vamos".

La migración obligatoria también sería, según Bob, un buen antídoto contra el odio."Igual que hay jovenzuelos millonarios que antes de empezar la universidad dicen me voy a tomar un año loco por ahí, esto sería igual pero con una mano delante y otra detrás, para pedir ayuda de los demás, para entender otro mundo, para buscar trabajo... Cuando vuelvas a tu casa, si es que vuelves, vas a tener muchísimo menos odio y demagogia racista y aporofóbica". Uno de los oyentes que ha llamado a la sección, Emilio, de Sevilla, es educador social y su pedagogía del trabajo que hace con menores no acompañados va precisamente en esta línea que describe Bob: entender lo que es el desarraigo y que la igualdad de oportunidades no existe. "Desde el privilegio, encima, no lances odio".

Bob no inventa nada en su siguiente propuesta, que es de lo más básica y yeyé: el reparto de la riqueza. "No estoy inventando nada. Pero hay que empezar a repartir con justicia, y establecer topes de riqueza." Se nos olvida además que la riqueza no viene de quien la trabaja, sino de la explotación de recursos, de personas, o de culturas. Y de las herencias, que Bob también erradicaría. "Que todos tuviéramos los mismo y que todos tuviéramos un nivel de vida perfectamente digno". Lo terrible es que los pobres sean un gran negocio, porque si no, como recuerda Àngels, los ricos no saldrían más ricos todavía de todas las crisis.

La erradicación del patriarcado

Más antídotos contra el odio serían la erradicación del patriarcado, para la que aún queda mucho, o la de todas las fronteras. Sabemos que no es fácil. Si esto fuera fácil, Bob estaría ya en la ONU organizándolo todo, pero por ahora solo está en la Ser.

Además, se eliminaría mucho odio si se prohibiesen las armas y los ejércitos. Ahora la guerra en Gaza es una gran feria de muestras de armamento, "una gran exhibición de las buenas armas que tienen, que luego nos van a vender". Àngels ha recordado que las empresas que venden misiles se han quedado estos días sin stock, igual que cuando hace calor los proveedores se quedan sin aire acondicionado... Si desaparecieran los ejércitos igual la princesa Leonor se lo agradecía... aunque no parece que tenga otra cosa mejor que hacer. ¿Tal vez ir a una universidad pública? Lástima que primero tenga que hacer tierra, mar y aire y solo después la formación humanista.

Y, por último: obligatoriedad de identificarse en las redes sociales (se ha demostrado claramente que el anonimato, en cuestión de reducir el odio, no funciona) y que el odio deje de salir rentable en los medios de comunicación. "Da dividendos. Utilizan el odio como plataforma. Si dejara de ser rentable como contenido comunicativo, todo sería muy distinto".

La sección ha terminado con la llamada de Ana, de Madrid, a la que le gustaría que fueran la poesía y la cultura los antídotos contra el odio. Pero no es verdad. Hay gente que lee poesía buenísima y odia un montón. Según Ana, si odias es porque te han hecho daño, así que lo mejor (y lo más práctico) es alejarte del daño. Distanciarnos de los odiadores.

Como dice Bob: "Muchísimas tenemos razón"

Eva Cruz

Eva Cruz

Redactora en el magazine de 'Hoy por Hoy' desde 2017.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00