Hora 25Hora 25 de los Negocios
Actualidad

El negocio multimillonario de Taylor Swift: reedición de sus canciones, un tour histórico, vuelos especiales y una fiebre que llega a la NFL

The Eras Tour va a ingresar más de 1.000 millones de dólares, con lo que estaríamos ante la gira de conciertos más rentable de la historia

El negocio de Taylor Swift

El negocio de Taylor Swift

23:58

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1699553135574/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Hay un fenómeno que está rompiendo todas las industrias, todos los sectores. Hay una mujer de 33 años que está desafiando a la industria musical y que está ganando más que el banco más grande del mundo: Taylor Swift. Su última gira, The Eras Tour, va a ingresar más de 1.000 millones de euros y es ya el concierto más lucrativo de la historia. Y junto al dinero que generan sus canciones allá donde va es capaz de atraer millones de euros.

Gracias a su concierto en Las Vegas, Estados Unidos, el nivel de ocupación hotelera en la ciudad volvió a sus niveles prepandemia. Algo similar ocurrió en Filadelfia porque, según su Reserva Federal, en mayo registraron la mayor cifra de ocupación hotelera desde la pandemia; coincidió con el concierto de la cantante. Y la misma historia se repite en Chicago, Minneapolis (donde han batido récords históricos) o en Cincinnati, dónde su Oficina de Turismo estima que generó 48 millones de dólares.

Torcerle el brazo a la industria musical

En junio de 2019, la compañía propietaria de sus canciones, Big Machine Label Group, vendió sus canciones a Scooter Braun’s Ithaca Holdings por 330 millones de dólares. A esa nueva discografía pertenecían Justin Bieber, Ariadna Grande y Kanye West. En una carta abierta, la cantante dijo que la decisión fue una sorpresa desagradable porque Braun y sus clientes, habían participado en un “bullying incesante y manipulador” contra ella. La cantante lamentó en el escrito que ahora sus canciones, personalmente valiosas, pertenecían a otros que le habían maltratado.

Lo que decidió es que volvería a grabar sus temas, así que con las leyes de copyright en la mano, haría pequeñas variaciones para poder quedarse los beneficios que generaran, añadiéndoles un “Taylor´s version” y los swifties harían el resto. Su disco "Fearless (versión de Taylor)" tiene más de 1.470 millones de reproducciones desde su lanzamiento, mientras que el álbum original recibió 680,4 millones. Hasta entonces, las discográficas eran las dueñas absolutas de la industria y con este movimiento de Taylor Swift, se ha roto el tablero.

"Taylor Swift es una excepción, pero se está abriendo camino", asegura Rubén Gutiérrez, economista y director general de la Fundación SGAE. "Además de ser una gran cantante, es la principal compositora de sus temas. Durante mucho tiempo, la mayoría de los compositores y los artistas han visto como a veces perdían el control de sus catálogos", apunta Gutiérrez. El caso de Swift tenía también "un componente casi moral", le arrebataron sus canciones por un "movimiento especulativo". "Ella regrabó y le ha salido muy bien”, sentencia el economista.

Vuelos especiales para los "swifties"

El ejército de fans de Taylor Swift tienen un nombre: swifties. En febrero, la artista va a actuar en Australia y la compañía encargada de volar hasta allí es Air New Zealand. Con este fervor de los fans ha tenido que añadir 14 vuelos más para acomodar a 3.000 pasajeros a los que les sería imposible llegar sin refuerzos en el trayecto. Pero la aerolínea no se ha quedado ahí, conscientes de la capacidad de movilización y de generar beneficios, ha creado un número de vuelo especial: el NZ1989. El 1989 es el año de nacimiento de la artista; 1989 es también el nombre del quinto álbum de Taylor Swift.

Para Gutiérrez "es bonito ver que, personajes con esta dimensión, que mueven tantísimo dinero y tantos puestos de trabajo, tienen el poder de estimular tanto la industria hasta el punto que aparecen esos fetiches personales". El miembro de la SGAE apunta al número 13: "Es bonito ver también como todo eso se cuela en una gestión muy bien llevada y personalizada que intenta, por un lado, calentar a su propio círculo de seguidores con un producto que reverbera con lo que han visto, pero, por otro lado, también maximiza ingresos", sentencia.

La NFL también se apunta a la corriente "swiftie"

Su más que prácticamente confirmada relación sentimental con el jugador de los Kansas City Chiefs, Travis Kelce, le está sentando muy a la liga de futbol americano de Estados Unidos, la NFL. La última victoria de los Chiefs por 41-10 sobre los Bears, fue el partido más visto de la semana en todas las cadenas de TV, atrayendo a 24,3 millones de espectadores. La audiencia del fútbol americano se ha disparado desde que acude como público más de 22 puntos, especialmente entre tres grupos de edad: entre los 12 y los 17 años y entre los 18 y los 34. La retransmisión dedica más tiempo a la reacción de Taylor Swift en la grada que a las jugadas en el campo muchas veces. De hecho, esto le sienta bien también al jugador, porque su rendimiento ha mejorado: en ocho partidos de esta temporada, Kelce ha promediado 108 yardas en sus jugadas con Taylor en el campo, pero cuando ella está en otro lugar, su promedio baja a 41,3 yardas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00