Economía y negocios

El servicio de cementerio puede ser hasta 27 veces más caro según la ciudad del entierro

Es la diferencia que ha detectado la OCU entre el precio del entierro municipal en Murcia (74 euros) y en Madrid (2.035). Este servicio representa el 14% de la factura de un servicio funerario, según la patronal del sector, que pide una rebaja del 21% de IVA que pagan sus empresas.

Los servicios funerarios se han encarecido un 5% en el último año. / Salas (EFE)

Morirse no es barato: un entierro cuesta de media unos 3.700 euros. Sin embargo, el precio del servicio de cementerio que presta el ayuntamiento, puede hacer que la factura se dispare en función de la ciudad donde se realice el sepelio. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado las tarifas del servicio de inhumación en 30 municipios para un nicho (o alternativa equiparable si no hay disponibles), en su opción más económica (normalmente en las filas más altas) y con el alquiler temporal más corto posible. Y hay diferencias de hasta el 2.000%.

El precio medio del servicio de inhumación es de 668 euros, pero hay ciudades que lo duplican e incluso triplican. Madrid (2.035 euros), Valladolid (1.457), Ciudad Real (1.410), León (1.194) y Salamanca (1.161) son las cinco más caras. Las más baratas, más de un 40% por debajo de la media, son: Murcia (74 euros), Zaragoza (140), Alicante (164), Valencia (259) y Santa Cruz de Tenerife (287). En Madrid la tarifa es casi 2.000 euros más cara que en Murcia y en Zaragoza unos 1.300 euros más barata que en Valladolid. ¿A qué se deben estas diferencias tan grandes en las tarifas municipales de un servicio tan concreto?

Más información

Según explica Enrique García, portavoz de la OCU, el precio final del servicio funerario depende "de la voluntad" de cada consistorio. “Se trata de servicios municipales, donde cada ayuntamiento decide el coste que cobra por esos servicios básicos. En algunos casos se añaden tasas muy diversas que de alguna manera intentan reflejar el coste de mantenimiento de la infraestructura y también es una forma de cobrar un determinado impuesto e incrementar las arcas municipales", comenta a la Cadena SER.

La factura del entierro

El concepto 'Destino final', es decir: el coste del servicio municipal de cementerio o cremación, representa el 14% de la factura media de un servicio funerario, según la patronal del sector PANASEF. El 'ticket' se completa con los servicios funerarios en sentido estricto (maquillaje y traslados de difuntos, instalaciones para velatorios, coordinación de ceremonias...), que suponen el 58% del importe total, los servicios complementarios (certificados y tasas, iglesia, coronas, lápidas, esquelas, etc...), que representan casi el 13% y los impuestos indirectos, un 15%.

Los servicios funerarios son hoy casi un 5% más caros que hace un año, según los últimos datos del IPC. De acuerdo con un estudio de la OCU, que en 2021 analizó los presupuestos de un centenar de funerarias de 29 ciudades, el precio medio de un entierro ronda los 3.700 euros. Y también con grandes diferencias entre ciudades. Por ejemplo, un entierro en Vigo (6.165 euros) y Alicante (5.455) es el doble de caro que en Cádiz (2.551) y Zaragoza (2.539). En Barcelona el entierro cuesta entre 2.378 y 5.100 euros y en Madrid entre 4.426 y 6.384 euros.

¿Son caros los entierros en España? “En España los servicios funerarios respecto de Europa se sitúan entre los más caros por una razón concreta: el IVA que soportan este tipo de servicios, del 21%, es de los más elevados", explica Enrique García, quien señala que en países como Italia o Portugal estos servicios están exentos de pagar este impuesto. Por ello, desde PANASEF piden al Gobierno que rebaje la tasa que se aplica a sus empresas. "El IVA que soportan los servicios funerarios es similar al de los artículos de lujo", se quejaba en un comunicado su secretario general, Alejandro Quinzán. El sector funerario facturó el año pasado 1.653 millones de euros (23 más que el año anterior), y dio empleo a 12.433 personas (un 1,2% más).

La incineración es más barata

En España el 45% de los fallecidos es incinerado. Una opción algo más barata que la inhumación, aunque no todos los cementerios municipales la ofrecen. En un tercio de las ciudades analizadas por OCU no había servicio de incineración. Entre las que sí lo ofrecen, la tarifa media es de 612 euros: un 8,4% menos que la del entierro.

Aquí también hay diferencias entre ciudades, aunque no tan elevadas. Las que tienen el servicio de cremación más caro son Salamanca (1.122 euros) y Valladolid (1.028), que no llegan a duplicar la media. Las más baratas: Logroño (200 euros), A Coruña (225), Sevilla (227) y Pamplona (242).

Carlos Sevilla

Carlos Sevilla

Periodista en la sección de Economía, donde cubro la información sobre consumo, energía y el sector...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00