Código de BarrasCódigo de Barras
Salud y bienestar

¿Comen bien nuestros hijos en el comedor del colegio? Una encuesta de OCU revela la mala calidad de los menús escolares en España

Casi 2 millones de escolares de educación infantil y primaria comen a diario en los colegios

¿Comen bien nuestros hijos en el colegio?

¿Comen bien nuestros hijos en el colegio?

25:39

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1697190234508/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Son cerca de 1,8 millones los estudiantes de educación infantil y primaria que comen a diario en los comedores escolares. Los menús de estos comedores se han colocado en el foco de preocupación para familias y nutricionistas, que advierten sobre la necesidad de priorizar menús equilibrados, y recuperar las cocinas, que desaparecen cada vez de más centros, en detrimento de unos servicios de catering que en ocasiones priorizan el beneficio económico a una buena alimentación. Un informe reciente de OCU alerta de que ninguno de los 622 menús analizados cumple las recomendaciones de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Hace tan solo unas semanas conocimos la denuncia de un grupo de familias de la localidad catalana de Terrassa, que alertaban sobre los recortes en los menús de los colegios públicos de la ciudad. Damià Hoyos, portavoz de La Pepeta, la plataforma que agrupa las asociaciones de familias de las escuelas públicas de Terrassa, denunciaba que las cantidades que se sirvieron a lo largo del mes de septiembre fueron insuficientes: "Los niños salían con hambre, tocaban a dos rodajas de calamar por persona". La empresa Mediterránea De Catering, que gestiona desde este curso la comida de las cerca de treinta escuelas de la localidad, alegaba que se redujeron las raciones para evitar el desperdicio de comida. Hoyos reclama a la una gestión pública y directa de los comedores por parte de la Generalitat para solucionar el problema.

Más información

El caso de Terrassa no es aislado, son cada vez más las asociaciones de padres y madres que denuncian la mala calidad de los menús escolares porque no cubren las necesidades nutricionales o no cumplen con las cantidades adecuadas. Precisamente, el citado informe de la OCU, alerta que casi la mitad de los menús están muy desequilibrados a nivel nutricional, además de alejarse notablemente de las pautas establecidas por la AESAN. En estas recomendaciones se establece, entre otras cosas, que las comidas de mediodía deben cubrir una tercera parte de las necesidades energéticas diarias de los escolares, además de otros factores como el espacio por comensal o la duración de las comidas.

Una de las claves de la baja calidad de los menús la encontramos en la excesiva presencia de precocinados, al igual que los hidratos de carbono, presentes a menudo en los primeros platos en forma de arroces y pastas. En el estudio publicado en 2018 por Carro de Combate, Del Campo al Cole y SEO Bird Life, ya alertaban también de la baja calidad de los ingredientes y la repetición constante de los mismos alimentos. Para Andrés Muñoz, coordinador del proyecto Del Campo al Cole, el problema reside en que la gestión corresponde a empresas privadas, para las que la alimentación es tan solo "un negocio".

Por su parte, las empresas defienden que sus menús cumplen con las recomendaciones. Cada empresa confecciona sus menús siguiendo un modelo, desde la guía del Plato Saludable de Harvard, hasta los propios departamentos de calidad de las empresas. María López, portavoz de Food Service España, la patronal de la restauración colectiva, defiende que la muestra de menús analizados en el informe de OCU "es demasiado pequeña como para crear una alarma social, ya que engloba tan solo al 0,033% de los niños que comen en el comedor a diario".

La especialista en nutrición infantil del Centro de Nutrición Julia Farré de Barcelona, Iria Quintans, incide en la importancia de una buena alimentación en las etapas escolares, ya que una mala alimentación "puede repercutir en la calidad de vida, salud, desarrollo, capacidades físicas y de aprendizajes". El modelo de comedores escolares en España tiene mucha presencia de carnes y otros alimentos procesados. La recomendación de Quintans es que estos alimentos aparezcan en los menús como mucho una vez cada dos semanas, aunque lo ideal sería que no estuvieran.

Las asociaciones de padres y madres ven también fundamental un cambio en la gestión de los comedores, que varía entre comunidades autónomas e incluso entre municipios. La presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA), María Capellán, reclama que se unifique la gestión en busca de un mejor servicio y un aumento de calidad. Otro de los puntos a tener en cuenta es la disparidad de precios, que puede variar de entre 4 euros al día en la Comunidad Valenciana, hasta los 9 euros en Asturias, así como el sistema de becas comedor, desigual en función al territorio en el que se vive. Otro de los pasos necesarios para navegar hacia unos menús más saludables para los escolares es recuperar las cocinas en los propios centros, dejando a un lado los servicios de catering externos.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00