Hoy por HoyHoy por Hoy
Ocio y cultura

Blanca Portillo recuerda emocionada a Almudena Grandes: "Hablo con ella todas las noches"

La actriz interpreta en el teatro a uno de los personajes de la novela 'La madre de Frankenstein', de la escritora madrileña

A una semana de subirse de nuevo a los escenarios (lo hará en el teatro María Guerrero de Madrid para interpretar la versión teatral de la novela de Almudena Grandes, La madre de Frankenstein), la actriz Blanca Portillo (Madrid, 1963), ha rememorado su primer encuentro con la escritora madrileña y la relación que nació entre ambas precisamente tras la publicación de esa novela, a la que ahora ella pone voz, gestos y matices interpretando a la parricida Aurora Rodríguez Carballeira. "Todavía me cuesta hablar de Almudena Grandes. La adoro y admiro profundamente. Y ahora que interpreto en el teatro a uno de sus personajes novelísticos, hablo con ella todas las noches y le pregunto: ¿Tú, cómo lo ves?"

"Está siendo muy difícil meterme en un personaje así"

La historia, que parte del asesinato de Carballeira a su hija superdotada en junio de 1933, tras considerar que la menor se había desmarcado de la educación recibida y de su destino de abanderar lo que debería ser la mujer del futuro, va mucho más allá de ese hecho concreto, ahondando en el retrato de la España de los cincuenta, cuando Aurora, una mujer culta, inteligente y trastornada, vivía encerrada en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos, tratada por el psiquiatra Germán Velázquez, quien se había exiliado de España y regresado en esa década para trabajar en ese hospital psiquiátrico. "Está siendo muy difícil meterme en un personaje así. Aurora Rodríguez Carballeira tenía muchos matices. Era inteligente, culta, independiente y además era una asesina. Tenía una enfermedad mental y todo eso tiene que verse en la obra como se vio en la maravillosa novela de Almudena".

Es la misma España marcada por las políticas franquistas y el peso demoledor de la Iglesia católica; una época donde la salud mental era utilizada contra los vencidos, frente a la ideología contraria, con terapias lideradas por psiquiatras como Antonio Vallejo-Nájera, partidario de combatir el gen de las personas de izquierdas; el tiempo en el que las mujeres pasaron de ser tuteladas por sus padres a sus maridos, unas "idiotas legales", como explicaba en la presentación de la novela Almudena Grandes. Y una España en la que la dictadura, que muchos pensaron que no dudaría, estaba perfectamente asentada y engrasada dispuesta a arruinar la condición ciudadana a millones de españoles.

Blanca Portillo: " Yo no actúo para gustar, lo hago para emocionar y conmover a alguien real desde un personaje de ficción"

16:32

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1695205637022/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Una historia perteneciente al grupo de novelas que Almudena Grandes encuadró en el marco de Episodios de una Guerra Interminable, que al estilo de su admirado Benito Pérez Galdós, puso el foco en algunos capítulos históricos de nuestro país, desde el registro de la ficción, en su caso contando episodios olvidados de la guerra y posguerra bajo el yugo del dictador Francisco Franco.

"Mi familia fue la primera compañía teatral de mi vida"

Blanca Portillo ha revisitado en esta charla otros trabajos y otras épocas. "Seguramente, sin yo saberlo, siendo muy pequeña, la cuarta de ocho hermanos, mi familia fue la primera compañía teatral en la que estuve en mi vida. Nos pasábamos el día jugando e interpretando; haciendo teatro, con mi hermana mayor al frente como directora".

La intérprete de papeles como Agustina, en Volver, de Pedro Almodóvar o Maixabel, quien supo que estudiando para azafata con 17 años sería actriz, tras conocer a un profesor que tenía un grupo de teatro en el que ella empezó a actuar", ha confesado que sigue siendo una persona muy frágil, "necesito mimos" y "por extraño que parezca todavía ahora me sigue afectando mucho lo que dicen de mí, tanto lo bueno como los comentarios malos". Todo ello teniendo una meta clara: "Yo no actúo para gustar, lo hago para emocionar y conmover a una persona real desde un personaje de ficción".

Sergio Castro Salillas

Sergio Castro Salillas

Redactor y guionista en la SER desde 1996. Estuvo en La Ventana, A Vivir y ahora es redactor de Hoy...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00