Elecciones 23 de julio

Política

El PP de Aznar hizo concesiones inéditas a los nacionalistas: "Él estaba dispuesto a todo con tal de gobernar"

En el Partido Popular ha vuelto a emerger la figura del expresidente por sus críticas a los pactos con los independentistas. En 1996 protagonizó un acuerdo sin precedentes del que se beneficiaron principalmente CiU y el PNV

Las concesiones a los nacionalistas que llevaron a Aznar a la Moncloa

Las concesiones a los nacionalistas que llevaron a Aznar a la Moncloa

10:47

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1695048950222/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Más información

El escenario que dibujó la noche electoral del 3 de marzo de 1996 fue el de un panorama incierto. Tan incierto que en la sede del Partido Popular, en la madrileña calle de Génova, la persona a la que vitoreaba el público con cánticos de "torero, torero", dependía de la persona a la que se dedicaron insultos tales como "Pujol, enano, aprende castellano". Quizás más de uno de los que entonaron ese cántico, especialmente antinacionalista, que la llave del Gobierno de España se encontraba en Cataluña, concretamente en manos del expresident catalán Jordi Pujol. Quizás ese público entusiasmado porque el PP fuera, por primera vez, la lista más votada, desconocía la foto que tan solo dos meses después escenificarían ambos dirigentes en el Hotel Majestic, en Barcelona, y que dio nombre al acuerdo que se firmó.

Aznar transigió con algunas peticiones inéditas: ceder las competencias de tráfico a los Mossos d’Esquadra en detrimento de la Guardia Civil, la supresión de la figura del gobernador civil y también servicio militar, o la cesión del 30% del IRPF a la Comunidades (fijada hasta entonces en un 15%). En esa fórmula de Gobierno se integró también al Partido Nacionalista Vasco (PNV) con los que se acordó la creación del operador de telefonía móvil Euskaltel, rompiendo con el monopolio de Telefónica. Además de concesiones, hubo guiños y gestos hacia sus potenciales socios.

Tres décadas de pactos con los nacionalistas: concesiones y acuerdos de un modelo hoy comprometido

En la hemeroteca siempre quedarán grabadas esas palabras de Aznar adulando la lengua catalana: "el idioma catalán es una de las expresiones más bellas que existe, yo lo hablo en la intimidad". Parecía imposible que un dirigente como Aznar, fuera capaz de hacer -como se diría ahora- tantas concesiones. Resulta incluso paradójico que cediera en cuestiones que, en la actualidad, la derecha censura sin contemplaciones. Pero los que estuvieron cerca del ex jefe de Gobierno en esas negociaciones recuerdan que estaba "dispuesto a todo" con tal de ser presidente.

Junto a los testimonios de Iñaki Anasagasti (PNV) e Ignasi Guardans (CiU), o el de Alejo Vidal Quadras (PP Cataluña) -quien 'pagó' los platos rotos de ese acuerdo-, hemos recorrido los relatos del Aznar más pronacionalista, y de cómo viró su discurso cuando obtuvo mayoría absoluta. Cuando el expresidente ya no necesitaba echar mano de esos pactos para gobernar, desplegó su repertorio más vehemente contra los que, tan solo unos meses antes, habían sido sus socios en el Ejecutivo.

Sohaib Nadi

Sohaib Nadi

Redactor en la sección de Política. Ha sido redactor en la sección de Internacional, Hoy por Hoy y en...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00