Tribunales

El Ministerio del Interior con el PP espió a periodistas en busca de filtraciones

"No hay más que mirar las llamadas". "El lunes sabré el número que se lo envía a su wasap". El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, permitió en 2015 que un alto mando policial rastrease sin supervisión judicial alguna los teléfonos móviles de al menos dos periodistas en busca de filtraciones, según los chats de WhatsApp del propio Martínez, incorporados al caso Kitchen. El exsecretario de Estado, Francisco Martínez, niega ilegalidad alguna y alega que "no recuerda" las conversaciones

El Ministerio del Interior con el PP espió a periodistas en busca de filtraciones

El Ministerio del Interior con el PP espió a periodistas en busca de filtraciones

04:47

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1679558601357/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Las cadenas de WhatsApp del exsecretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior durante el último gobierno del Partido Popular, Francisco Martínez, revelan que mientras ostentó este cargo como número 2 en la responsabilidad ejecutiva a la hora de velar por la seguridad del país y el cumplimiento de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución, presuntamente conspiró para conculcarlos junto al jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional, Enrique García Castaño, mediante el espionaje a al menos dos periodistas para conocer qué fuentes les habían filtrado información.

Primer espionaje: "Quién filtró la reunión entre el ministro y Rato"

Según se desprende de los mensajes, la intervención de las comunicaciones a los dos periodistas cuya identidad no desvela la SER para preservar su intimidad, tuvo lugar en 2015. Es el entonces jefe de la UCAO de la Policía Nacional, Enrique García Castaño, quien escribe al secretario de Estado Martínez, preocupado por “quién filtró” a un periodista “que el ministro [del Interior, Jorge Fernández Díaz] recibió a Rato” [Rodrigo, exvicepresidente con Aznar, que había sido detenido y ya entonces acusado en varios procedimientos].

El secretario de Estado le pregunta quién ha podido filtrarle la información y el mando policial, tras revelarle que ha hablado con el periodista y que le ha insinuado su fuente pero concluir que no le cuadra, responde “no hay más que mirar llamadas, se enteró al día siguiente” de la reunión entre el ministro y Rato. “Le voy a mirar esos días”, añade García Castaño. “La clave” es el periodista, agrega.

El número 2 de Interior da por concluida la conversación ese día escribiendo “cuando sepas de la filtración me dices”. Pero en jornadas sucesivas muestra interés al preguntar directamente a García Castaño si sabía “algo de la filtración”, que recibe como respuesta un “estamos en ello”.

Éxito de la operación

Unos días más tarde el círculo se cierra. Es el mando policial quien escribe a Martínez que “ya sabemos” lo del periodista. Añade que ha hablado con el comisario José Luis Olivera, entonces jefe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado para que fuera él quien trasladase la información primero al propio Francisco Martínez, “porque el ministro [Fernández Díaz] está muy nervioso con ese tema. Y no conviene meter la pata”.

Segundo espionaje a periodistas

El segundo caso de espionaje a periodistas que reflejan los chats de Francisco Martínez sucede dos meses más tarde. De nuevo García Castaño escribe a Martínez que un periodista “muy pardillo” le ha remitido unos documentos de cuya configuración el propio Castaño deduce que ha sido otro policía quien se los ha filtrado.

Francisco Martínez, en una imagen de archivo

Francisco Martínez, en una imagen de archivo / Europa Press News

El jefe de la UCAO añade “de todas formas el lunes sabré el número que se los manda a su wasap”. Que ese lunes García Castaño conocería desde qué número se filtraron documentos al WhatsApp del periodista. La acción, como el primer caso, ilegal y que viola derechos fundamentales como los de intimidad, el de información o el secreto de las comunicaciones, en ningún caso fue frenada por Francisco Martínez según se desprende de sus mensajes, que no solo era secretario de Estado de Seguridad y entre sus obligaciones, según la ley, se encontraba la defensa de tales derechos. Francisco Martínez, abogado y economista de formación es letrado en las Cortes Generales, puesto en el que ingresó en 2004 como número 1 de esta exigente oposición, por lo que no es lego en Derecho.

El método de espionaje de García Castaño, según el sumario

El entonces jefe de la UCAO, Enrique García Castaño ha sido acusado en diversas piezas del caso Tándem, que incluye la que investiga la operación Kitchen, por hacer uso de su red de contactos en las compañías telefónicas, en las que los jefes de seguridad eran excomisarios de la Policía Nacional, para obtener los registros de llamadas de numerosas personas sin autorización judicial. Registros de llamadas ilícitos que según lo sabido hasta ahora, eran facilitados por García Castaño al comisario Villarejo para la elaboración de los informes que le pedían distintas empresas que le contrataban como detective privado, y por los que llegaron a pagar cantidades millonarias. Según la investigación, Villarejo abonaba después una gratificación a García Castaño por sus servicios.

Un tercer periodista objeto de seguimiento por su sexualidad

Los dos periodistas objeto de un seguimiento consentido y alentado según los mensajes, por Francisco Martínez, no fueron los únicos durante su mandato como secretario de Estado de Seguridad ni tampoco por parte del mismo cuerpo policial. Como ya publicó la SER, el exjefe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, el coronel Sánchez Corbí, pasó un informe a Martínez sobre la sexualidad de un periodista valenciano y sus posibles relaciones íntimas con fiscales y jueces que investigaban causas contra el PP, aunque en este último caso no consta la intervención de sus comunicaciones.

La cúpula policial bajo sospecha, descabezada

Los principales sospechosos de la policía política que según el sumario del caso Villarejo realizaban este tipo de prácticas, como los comisarios Enrique García Castaño o José Luis Olivera entre otros, y el propio Corbí, fueron destituidos de sus cargos y alejados de puestos de responsabilidad por Ana Botella, la primera secretaria de Estado de Seguridad con Fernando Grande-Marlaska como ministro del Interior, ya con el gobierno de Pedro Sánchez.

Delitos sin investigar

Los posibles delitos por el espionaje ilícito a periodistas que se derivan de estas conversaciones de WhatsApp de Francisco Martínez, no han sido investigados por el juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, que analiza el caso. Según fuentes del procedimiento, es ahora, al desvelarlos la SER, cuando han tenido conocimiento por primera vez de estos hechos. Fue el juez García-Castellón, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, quien puso a disposición de todas las partes del caso estas cadenas de WhatsApp ante el temor por posibles nulidades. El mismo juez ha prohibido después cautelarmente a las partes el acceso a estos mensajes, en respuesta a un recurso de Francisco Martínez.

Francisco Martínez niega ilegalidad alguna

La Cadena SER se ha puesto en contacto con el exsecretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, Francisco Martínez, quien ha negado ilegalidad alguna o que realizaran cualquier tipo de seguimiento irregular a periodistas u otras personas. Preguntado específicamente por las frases de sus whatsapps con el comisario García Castaño, que apuntan a que existió ese espionaje ilícito como que “no hay más que mirar llamadas”, “le miro esos días”, o “la clave” es el periodista, a las que Martínez respondía “cuando sepas de la filtración me dices”, el exsecretario de Estado de Seguridad ha contestado que “no recuerda” esas conversaciones, amparándose en que han pasado años desde entonces, y en que le “falta contexto a la conversación”. La SER también ha intentado contrastar la información con el exjefe de la UCAO de la Policía Nacional, Enrique García Castaño. Hasta el momento, sin éxito.

Comunicado de Francisco Martínez

Tras publicar la información, este jueves el exsecretario de Estado, Francisco Martínez, se ha puesto en contacto de nuevo con la Cadena SER para emitir este comunicado:

"Los mensajes de WhatsApp forman parte de conversaciones mantenidas hace más de siete años. El contexto no aparece. Esas conversaciones tuvieron lugar después de que se produjeran graves filtraciones a la prensa, que afectaban al Ministerio del Interior.

Indudablemente sería negligente por mi parte si, tras esas filtraciones, no estuviera preocupado y tratase de conocer el origen de esas fugas de información. Los periodistas están en su deber de publicar, pero el funcionario que filtra comete un delito de revelación de secretos. El número dos de la Comisaría General de Información, habitual interlocutor de muchos profesionales y medios, me dio su opinión sobre el origen de las filtraciones. En ningún momento me traslada ningún dato reservado ni siquiera certezas, solo su opinión sobre el origen de las filtraciones. A día de hoy, sigo convencido de que él actuaba en el marco de una información reservada que obligatoriamente debe abrirse cuando se producen filtraciones y en la que no se produjo ninguna actuación contraria a los derechos fundamentales.

En sus mensajes García Castaño nunca menciona nada sobre intervención de teléfonos ni aporta dato reservado alguno, solo sus propias conjeturas sobre el origen de las fugas de información.

En todo caso, siete años después no puedo hacerme responsable de las palabras de otro, solo de las mías y de ellas solo se deduce mi legítimo interés en conocer el origen de determinadas filtraciones”.

Las conversaciones de WhatsApp

Unos días más tarde

Recreación de las cadenas de WhatsApp del exsecretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior durante el último gobierno del Partido Popular, Francisco Martínez

Recreación de las cadenas de WhatsApp del exsecretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior durante el último gobierno del Partido Popular, Francisco Martínez

Dos semanas después, el éxito de la operación

Recreación de las cadenas de WhatsApp del exsecretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior durante el último gobierno del Partido Popular, Francisco Martínez

Recreación de las cadenas de WhatsApp del exsecretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior durante el último gobierno del Partido Popular, Francisco Martínez

Dos meses más tarde, nueva operación a un segundo periodista

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00