Tribunales

La Fiscalía pide a Interior todas las imágenes del salto a la valla de Melilla

La fiscal del caso, Beatriz Sánchez, reclama al Ministerio del Interior todas las imágenes y los audios de la tragedia al detectar saltos temporales relevantes en las grabaciones, que rompen la cronología de los hechos y dificultan concluir qué pasó. Interior reitera que ha remitido todo lo que tiene

Imagen del salto a la valla de Melilla de finales de junio / Stringer EFE

Madrid

La fiscal de Sala de Extranjería, Beatriz Sánchez, encargada de la investigación del salto a la valla de Melilla que el pasado 24 de junio se saldó con al menos 23 migrantes muertos, ha solicitado de forma oficial al Ministerio del Interior que le remita la totalidad de imágenes tomadas por las fuerzas de seguridad del Estado, al detectar distintos saltos temporales en las imágenes enviadas, algunos de ellos en momentos “relevantes” cuando se produjeron los hechos, que dificultan o impiden conocer con certeza qué sucedió.

Son varios minutos clave de la grabación, que deberían haber sido recogidos por el dron y helicóptero de la Guardia Civil y que no constan en el procedimiento, según fuentes fiscales.

La petición de la Fiscalía se produce en el mismo sentido que la del Defensor del Pueblo, que el pasado 14 de octubre en su informe preliminar del suceso ya advirtió de que no disponía de todas las imágenes.

Más información

Desde Interior insisten en afirmar que han remitido a la Fiscalía y al Defensor del Pueblo todas las grabaciones que fueron tomadas aquel día. Niegan que falten imágenes del dron de la Guardia Civil, recalcan que no disponen de audios porque ese aparato no los recoge, y afirman que el corte que tuvo lugar en la grabación del helicóptero se produjo porque la nave se vio obligada a aterrizar para repostar combustible.

Además afirman que “a la mayor brevedad posible”, el departamento que dirige Grande-Marlaska va a cursar una respuesta a la solicitud de la Fiscalía en la que se detallarán las declaraciones de los operadores del helicóptero y del dron, así como los libros de vuelo y los motivos técnicos por los que el helicóptero, en determinados momentos se vio en la obligación de dejar de grabar, que se explican, según las mismas fuentes, porque la aeronave tiene una autonomía de dos horas y debió repostar combustible, así como por las limitaciones del espacio aéreo de Melilla, que obligan a interrumpir la grabación en la maniobra de aterrizaje.

Desde el Ministerio del Interior insisten en que tanto al Defensor del Pueblo como a la Fiscalía les fue facilitada la secuencia completa de los acontecimientos, porque disponen de un sistema “redundante" al grabar indistintamente el dron y el helicóptero, y cuando una aeronave no registra las imágenes, lo hace la otra.

La Fiscalía aún no sabe cuántos migrantes murieron y por qué

La investigación abierta por la Fiscalía a los pocos días del suceso está lejos de concluir, según fuentes del Ministerio Público. Tiene 6 meses de plazo, con lo que a finales de diciembre debería decidir si archiva el procedimiento por ausencia de delito o eleva querella a un juzgado, pero puede prorrogar la investigación otros seis meses más ante la complejidad de los hechos.

La fiscal aún no sabe cuántos migrantes murieron ni dónde, porque ninguno de los vídeos son determinantes para concluir que las personas que se encontraban en suelo español estaban efectivamente muertos o simplemente se encontraban inconscientes. Las mismas fuentes recuerdan que todos los cadáveres se encuentran en territorio marroquí, que es un país soberano y realiza una investigación independiente. España, explican desde la Fiscalía, no puede ir más allá ni reclamar a Marruecos las autopsias practicadas.

Lo de Melilla no puede taparse con un manto de opacidad | La firma de Àngels Barceló

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad