Internacional

El atacante quería "romper las rodillas" a Nancy Pelosi para que fuera al Congreso en silla de ruedas

El incidente ha avivado los temores sobre la violencia política antes de las elecciones de mitad de mandato del 8 de noviembre que decidirán el control de la Cámara de Representantes y el Senado durante una de las campañas estadounidenses más polarizadas en décadas

Paul y Nancy Pelosi, en un acto celebrado en 2019 / Jemal Countess

Madrid

El hombre acusado de golpear con un martillo al esposo de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, tras entrar a la fuerza en la casa de su pareja, amenazó con tomarla como rehén y romperle "las rodillas" si mentía durante su interrogatorio, según una denuncia penal federal presentada el lunes.

Las supuestas intenciones de David Wayne DePape surgieron cuando los fiscales federales acusaron al sospechoso de 42 años de agresión e intento de secuestro en el allanamiento de morada del viernes en la casa de Pelosi en San Francisco.

Pelosi, de 82 años, ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión a la presidencia de Estados Unidos y estaba en Washington en ese momento. Su esposo, Paul Pelosi, de 82 años, ha sido hospitalizado mientras se recupera de fracturas de cráneo y lesiones en las manos y el brazo derecho. Los médicos esperan una recuperación completa, ha explicado la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes

DePape fue arrestado por agentes de policía enviados a la casa después de que Paul Pelosi hiciera una llamada de emergencia al 911 para informar sobre un intruso, según la denuncia.

El Departamento de Policía de San Francisco recuperó bridas en el dormitorio y en el pasillo cerca de la puerta principal. La policía también encontró un rollo de cinta adhesiva, una cuerda blanca, un martillo, un par de guantes de goma y tela y un diario en la mochila de DePape, tal y como ha explicado el Departamento de Justicia en un comunicado.

Paul Pelosi, quien inicialmente quedó inconsciente por el ataque, luego le dijo a la policía que estaba dormido cuando un extraño, armado con un martillo, entró en la habitación y exigió hablar con su cónyuge, según la denuncia. Según el relato de Paul Pelosi en la denuncia penal, le dijo al intruso que su esposa estaría fuera por varios días y el intruso respondió que se quedaría a esperarla. El intruso le dijo a Paul Pelosi que planeaba retener a su esposa como rehén para interrogarla y que si decía la "verdad" la dejaría ir. Si ella "mentía", él amenazaba con romperle "las rodillas", dice la denuncia. Pelosi le dijo a la policía que logró escabullirse al baño para hacer la llamada al 911.

El incidente ha avivado los temores sobre la violencia política antes de las elecciones de mitad de mandato del 8 de noviembre que decidirán el control de la Cámara de Representantes y el Senado durante una de las campañas estadounidenses más polarizadas en décadas.

Las autoridades han apuntado que los agentes de policía que llegaron a la casa de Pelosi vieron a DePape y Pelosi luchando con un martillo. Mientras los oficiales gritaban a ambos hombres que soltaran la herramienta, DePape tiró del martillo y golpeó a Pelosi antes de que los oficiales sometieran a DePape y lo detuvieran. DePape fue acusado de un cargo de agresión a un miembro de la familia de un funcionario estadounidense y un cargo de intento de secuestro de un funcionario estadounidense. Los fiscales han alegado que ambos delitos fueron motivados por el "desempeño de los deberes oficiales" del funcionario estadounidense. Los cargos conllevan una sentencia máxima combinada de 50 años de prisión, dijo el Departamento de Justicia en un comunicado anunciando los cargos.

Las autoridades locales dicen que DePape aún se enfrenta a varios cargos estatales derivados del ataque, que incluyen intento de homicidio, asalto con un arma mortal, abuso de ancianos y agresión.

El jefe de policía de San Francisco, William Scott, dijo horas después del ataque que no fue un acto de violencia al azar. El intruso gritó: "¿Dónde está Nancy?" antes de atacar, según una persona informada sobre el incidente.

Pelosi luego voló a San Francisco para estar con su esposo y emitió un comunicado el sábado expresando su consternación porque "un hombre violento irrumpió en la casa de nuestra familia, exigió confrontarme y atacó brutalmente a mi esposo Paul". Después de ser arrestado en la casa, DePape fue llevado a un hospital de San Francisco, pero no estaba claro si estaba allí para recibir atención médica, psiquiátrica o ambas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad