Política

Sánchez confía en el pacto con Feijóo: "Nunca ha estado tan cerca" la renovación del CGPJ

El presidente reta al PP a apoyar los nuevos impuestos tras los últimos beneficios declarados de las eléctricas y la banca. "No se sostiene la política de bajada de impuestos", asegura. En una conversación informal con periodistas, el jefe del Ejecutivo confirma su intención de rebajar el delito de sedición pero deja la pelota en el tejado de ERC: "Tiene que reconocer que hubo delitos"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, em Kenia. / DANIEL IRUNGU EFE

Madrid

Querían un acuerdo rápido pero a Pedro Sánchez no le preocupa la tardanza en las negociaciones con el Partido Popular para renovar el Consejo General del Poder Judicial. El presidente rechaza que las presiones internas en la coalición y al PP estén retrasando la fumata blanca y cree que el tiempo que se están dando permite que estén "muy cerca, nunca se ha estado tan cerca”, según Sánchez, para cerrar el acuerdo.

En una conversación con los periodistas que le acompañan en su gira africana, el presidente no se ha pillado los dedos sobre los plazos y ha explicado que lo que están negociando "ahora" son los criterios de elegibilidad de los vocales. Preguntado sobre la exigencia de Podemos de que Victoria Rosell, delegada del Gobierno para la violencia de género, tenga asiento en en el nuevo CGPJ, Sánchez ha evitado pronunciarse sobre ese nombre en concreto pero sostiene la "voluntad del Gobierno es llegar a un acuerdo". "No va de vetos ni de personas", ha explicado. Una de las condiciones del PP es que los nuevos vocales no tengan vinculación política.

Sánchez y Feijóo no han contactado desde que se vieron en la Moncloa tras el anuncio de dimisión de Carlos Lesmes, los interlocutores son Félix Bolaños y Esteban González Pons, pero el presidente no descarta que si hay acuerdo lo cierren ambos líderes. El presidente evitó dar detalles sobre el resto de contenidos que se están negociando dentro del paquete judicial, aunque sí que admitió que los criterios de idoeneidad afectan también a la Fiscalía General del Estado.

El día después de que se publicasen los cuantiosos resultados de algunas entidades financieras y compañías eléctricas, Sánchez ha aprovechado la charla con los periodistas para reivindicar la oportunidad de la puesta en marcha de los nuevos impuestos. El presidente reta al PP a revisar su posición y apoyar estas dos figuras impositivas después de que los populares solo apoyarían un tributo a las energéticas idéntico al anunciado por la Unión Europea pero en ningún caso a la banca y se aprueban juntos en la misma normativa. “No se sostiene la política de bajada de impuestos”, ha zanjado el presidente, siempre con la reciente experiencia de Reino Unido como referencia para justificar sus posiciones.

Sedición: la pelota está en el tejado de ERC

Sánchez no votará hoy de forma presencial contra los vetos que ha presentado la oposición a los Presupuestos de 2023, paro ha defendido la importancia de que haya unas nuevas cuentas, su contribución a la estabilidad y ha confiado en que la "economía española va a seguir creciendo". No atisba indicios de recesión a pesar del escenario de "incertidumbre".

Si hoy el presidente puede respirar tranquilo sobre la tramitación de los últimos Presupuestos de la legislatura es porque cuenta con la disposición de sus socios a negociar las cuentas. En esa ecuación entra ERC, a quien de nuevo en esta conversación apela el presidente cuando se refiere a que para llevar al Congreso una reforma del delito de sedición se necesitan "mayorías suficientes". El mensaje que traslada Sánchez es que está dispuesto a abordar este asunto que ya comprometió en el debate de investidura, pero que ERC tiene que asumir que se cometieron delitos y que, por tanto, se puede hablar de rebajas de las penas en línea con la legislación de otros países europeos pero no hay derogación de esta figura en el Código Penal. Sobre los tiempos, admite Sánchez que en la mesa de diálogo del Gobierno y la Generalitat, que tiene que reunirse antes de final de año, se fijaron unos "hitos" que tienen que ir abordando. Lo importante es seguir contribuyendo "a la desinflamación".

No ha hablado con Calvo de la Ley Trans

El otro frente abierto en el Gobierno que ha comentado el presidente tiene que ver con la aprobación de la Ley Trans y ahí se ha dedicado a relativizar las diferencias en la coalición y dentro del PSOE. "Saldrá adelante la ley, no tengo duda alguna", ha respondido. Bromeando con su periplo interno en el PSOE, ha minimizado la división interna en el partido por este asunto sentenciando que "en el PSOE hay un solo feminismo".

El debate entre Carmen Calvo y Pablo Iglesias sobre la Ley Trans

Sánchez confía en que las enmiendas va a presentar el PSOE el lunes satisfagan al sector crítico de las feministas socialistas. Con Carmen Calvo, que lidera esas posiciones, asegura que no ha hablado, aunque le concede que no se puede entrar que hay "un feminismo de una manera o de otra", tal y como argumentó la exvicepresidenta en su réplica en Hora 25 a José Luis Rodríguez Zapatero. Se ha esforzado Sánchez en subrayar lo que considera que es importante: "La ley reconoce derechos a personas que no han tenido esos derechos".

DIRECTO | Cara a cara entre Sánchez y Feijóo en el Senado para contrastar sus planes anticrisis

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad