Internacional

Los países europeos reconocen que se toman "muy en serio" la amenaza nuclear rusa

La primera cumbre de la Comunidad Política Europea reúne en Praga a 44 líderes del continente europeo, entre ellos Pedro Sánchez

La primera cumbre de la Comunidad Política Europea, un nuevo formato ideado por el presidente francés, Emmanuel Macron, que ha reunido en Praga a 44 líderes del continente europeo, mostró este jueves la unidad del continente frente a Rusia en apoyo a Ucrania, así como su deseo de estrechar más su cooperación. Tras el encuentro, los principales líderes de las instituciones europeas y también el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han admitido que se "toman muy en serio" la amenaza nuclear por parte de Rusia.

En ese sentido, también han hablado otros representantes europeos, como el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, que admite que estas "escaladas" se toman "muy en serio". Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, afirma que se tomarán el asunto "con calma" y no se van a dejar "chantajear". En este sentido, Sánchez ha añadido que les "parece inaceptable que hasta incluso se especule" con la posibilidad de usar estas armas "por parte de Putin".

Esta reunión es la primera de la Comunidad Política Europea. Una comunidad que se alza como "una plataforma para reforzar nuestra confianza colectiva y solidaridad en momentos difíciles”, según ha recalcado la presidenta moldava, Maia Sandu, en una rueda de prensa al término de la reunión, en la que quedó garantizada la continuidad del foro al decidirse que sus próximas citas -dos al año- tendrán lugar en Moldavia, España y el Reino Unido.

En la cumbre se intenta acercar posturas sobre las posibilidades para intervenir el mercado del gas con un límite a su precio, una cuestión que todavía divide a las capitales a pesar de que comparten la necesidad de actuar para abaratar las facturas.

Las divergencias entre los socios comunitarios permanecen, con un grupo de quince países partidarios de imponer un tope al precio de todo el gas (no solo el ruso), en el que se encuentran España, Francia, Italia, Bélgica, Grecia o Portugal, y los Estados miembros que creen que esto pondría en peligro la seguridad de suministro, como Alemania o Países Bajos.

Más información

La intervención de Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido este viernes por la tarde tras la reunión la primera cumbre de la Comunidad Política Europea. Sánchez ha celebrado el compromiso de los países que han acudido al encuentro en un momento complicado para el continente europeo. Considera que esta cita ha sido "muy importante y muy pertinente" porque se lanza "un mensaje de unidad del continente" frente al "agresor Putin" y a favor de Ucrania, también rechazando las anexiones "ilegales" por parte de Rusia de territorios ucranianos. Además, ha insistido en que estos encuentros deben producirse con más frecuencia, el próximo será dentro de seis meses en Moldavia y en otoño será el turno para España.

En este encuentro, según Sánchez, se han hablado de varios temas que preocupan en estos momentos, como la energía, la inflación o las consecuencias de la guerra en la economía. También ha anunciado que ese encuentro se ha hablado de "un tema que preocupa, como es la seguridad alimentaria", para que la guerra no provoque una crisis económica.

Sobre el futuro de Ucrania, se ha hablado sobre la reconstrucción del país. Un proceso, que dice Sánchez, debe "liderar Europa" en coordinación con otras instituciones. También han hablado sobre la energía, un debate que "se ha centrado en las propuestas que dio a conocer la presidenta de la Comisión Europea" y en las que dice Sánchez que "España se reconoce en ellas" porque hay" muchos de los planteamientos que ha liderado el gobierno de España", como el tope al precio del gas o reforma del mercado eléctrico

Destaca el presidente que "cada vez son más países en Europa que quieren exportar esta excepción ibérica" e insiste que esto es "una muy buena noticia". Espera Sánchez que se extienda a otros países a finales de mes y recuerda que en España se han ahorrado millones de euros con la medida.

Otro de los temas que se ha abordado en la reunión y se espera que se debata en el próximo consejo de Bruselas es sobre las reglas fiscales. Un asunto que Sánchez considera "imperativo" abordar.

En clave española, el presidente se ha referido a la reciente ruptura del Govern catalán y ha pedido "responsabilidad" en un momento complicado como es el actual. Sobre la renovación del Poder Judicial, remarca el presidente, en referencia al PP, que a "un partido de Estado se le pide cumplir con la constitución".

El apoyo de los organismos de la UE

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, son partidarios de concebir esta cita de Praga como un proceso de dos fases que culminaría en la cumbre de finales de mes en Bruselas, por lo que será complicado que la reunión en la capital checa finalice con acuerdos definitivos.

La cumbre informal de los Veintisiete en el Castillo de Praga abordará también el apoyo del bloque a Ucrania, pero la energía dominará la agenda, como reconoció el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, al llegar a la cita, donde expresó que esta cuestión se está convirtiendo en el "problema geopolítico más importante".

"Estamos bien preparados, tenemos una primera línea de protección para nuestros mercados. Ahora es el momento de debatir cómo podemos limitar los picos de precios de la energía y la manipulación de esos precios por parte de Putin", avanzó Von der Leyen, quien rebajó las expectativas de cara a un acuerdo definitivo este viernes y apuntó a la cumbre de Bruselas de finales de mes.

Aunque su equipo también abogaba por pensar en un proceso de dos fases antes de la cumbre de Praga, el presidente del Consejo Europeo afirmó que la UE "no tiene derecho a perder el tiempo" y los líderes deben decidir "tan pronto como sea posible" por la "enorme presión" que soportan hogares y empresas.

Las opiniones de otros presidentes europeos

El primer ministro de Eslovenia, Robert Golob, aseguró que existe entre los Veintisiete "una opinión unificada de que hay que intervenir el mercado" y "aunque "no es tan fácil" llegar a un pacto, todos son "conscientes" de que el bloque se enfrentará el año que viene a un "gran problema" si no actúa.

El canciller austriaco, Karl Nehammer, cuyo país no firmó la carta que pide un tope al precio de todo el gas, subrayó que la negociación será "intensa" porque el objetivo debe ser "apoyar a la industria que genera electricidad" y al mismo tiempo "no debe reducirse la oferta de gas".

De cara a la cumbre, y con la intención de acercar posturas entre los socios, cuatro países (Grecia, Bélgica, Italia y Polonia) plantearon la idea de establecer un tope "dinámico" a todas las importaciones de gas, una idea que ha recibido el apoyo del comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

En cualquier caso, el debate energético también estará influido por las críticas que ha levantado el multimillonario plan de Alemania para apoyar a sus hogares y empresas con hasta 200.000 millones y sobre el que se han pronunciado este viernes algunos líderes.

La estonia Kaja Kallas, por ejemplo, enfatizó la necesidad de pactar una "solución común" porque "si no, los países que tienen más dinero en su presupuesto podrán pujar más que los otros y esto puede ser perjudicial para el mercado único".

También reclamó coordinación el polaco Mateusz Morawiecki unas horas antes, al término de la primera jornada en Praga, cuando sugirió que "algunos instrumentos o cambios propuestos por algunos Estados miembros pueden perjudicar a la competencia en el mercado europeo" y eso hay que "evitarlo".

"Si es conforme a las reglas europeas, no tengo ningún problema", expresó sobre el plan alemán el luxemburgués Xavier Belttel, quien además pidió valorar la creación de un fondo común financiado con nuevas emisiones de deuda para apoyar a los países con poco margen fiscal.

Frente a todas las declaraciones en clave energética, el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, prefirió poner el acento en el apoyo de la UE a Ucrania e instó a "construir una (política de) disuasión muy creíble" para que "el régimen del Kremlin no quiera poner a prueba la capacidad de responder" de la UE.

Putin anuncia una movilización militar parcial de 300.000 reservistas para la guerra en Ucrania

Putin anuncia una movilización militar parcial de 300.000 reservistas para la guerra en Ucrania

01:31

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1663755441969/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00