Sociedad

Nos subimos al Pegasus, el helicóptero de la DGT que caza a conductores a más de 200 km/h, lavándose los dientes o con un móvil en cada mano

La Cadena SER viaja a bordo del helicóptero de la DGT que vigila que las carreteras sean seguras

Imágenes del radar Pegasus

Imágenes del radar Pegasus

Madrid

Cada día las abejas de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobrevuelan las carreteras españolas. Es el nombre que tienen los helicópteros que vigilan que no se cometan infracciones y la Cadena SER ha subido a uno de ellos, al Abeja 28. Despegamos de la base aérea de Cuatro Vientos (Madrid) y nos ponemos rumbo al norte de la comunidad.

Volamos a unos 180 km/h y a 200 metros sobre el suelo, aunque a esa altura no se nota la velocidad. El sol se refleja en el suelo de manera que parece que estás observando una maqueta. En este operativo nos acompañan Ferre y Pani, el nombre afectuoso que utilizan mutuamente José Manuel Ferreiro -el piloto- y Javier Paniagua -el operador de vigilancia aérea-.

Más información

Al poco de despegar localizamos al primer infractor. La cámara se centra en un coche que, aparentemente, va mucho más rápido que el resto. Y cuando comienza a hacer las mediciones se confirma: "La primera la está dando a 136 km/h. 138. 141. 144 y esto es una vía de 100", dice Paniagua, que es el encargado de ir enfocando el radar y de controlar las imágenes que se graban.

A bordo del helicóptero de la DGT.

"El sistema le hace tres mediciones durante 9 segundos. Eso va a dar una velocidad media y es la que se utiliza para cursar una posible infracción". Ferreiro recuerda que en un operativo llegó a coger a un coche conduciendo a 260 km/h.

Las infracciones que caza el Pegasus: conducir a más de 200 km/h, lavándose los dientes, con un móvil en cada mano o poniendo en peligro a ciclistas

Las infracciones que caza el Pegasus: conducir a más de 200 km/h, lavándose los dientes, con un móvil en cada mano o poniendo en peligro a ciclistas

04:10

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1664814076352/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Las distracciones provocan más del 30% de los accidentes

Con el Pegasus se ponen unas 19.000 multas al año y aunque la mayoría son excesos de velocidad, las distracciones han ido ganando terreno. Han llegado a ver a gente que, mientras conduce, va lavándose los dientes, maquillándose, leyendo papeles, hablando por teléfono, poniéndose los cascos, con un móvil en cada mano, bebiendo, consumiendo drogas o con los pies en el salpicadero. "Hay gente que utiliza el coche como su oficina particular. Vemos auténticas barbaridades", explica Paniagua. También se graba a gente sin el cinturón de seguridad o que se lo pone al darse cuenta de que le está sobrevolando el helicóptero.

Imagen aérea de decenas de conductores tomada desde el helicóptero Pegasus de la DGT / Ana Corbatón del Campo

¿Cómo se debe adelantar a un ciclista con la nueva Ley de Tráfico?

La norma entró en vigor en marzo y establece cambios para proteger a los usuarios más vulnerables, aunque en este operativo hemos visto a varios coches y camiones adelantar a ciclistas y ninguno lo ha hecho bien. Ninguno ha dejado la distancia necesaria para no ser un peligro. Cada año, casi la mitad de los fallecidos en accidentes de tráfico son peatones, motoristas y ciclistas. Para estos últimos, la nueva ley incluye este párrafo:

Se incrementa la seguridad de los ciclistas haciendo obligatorio, en vías con más de un carril por sentido, cambiar por completo de carril cuando se proceda a adelantar a ciclistas o ciclomotores. Además, se aumenta de 4 a 6 los puntos a detraer cuando se adelanta poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas sin dejar la separación mínima obligatoria de 1,5 m. También se prohíbe parar o estacionar en carril bici o en vías ciclistas.

—  BOE

En 2021 murieron 63 ciclistas (42 en vías interurbanas y 21 en ciudades). En lo que llevamos de 2022 y solo en vías interurbanas ya han muerto 37. Paniagua insiste en que hay que poner el foco en la prevención: "Olvidemos el carácter sancionador que puedan tener tanto el helicóptero como los drones. No podemos cuantificar lo que vale una vida humana. Yo tengo la sensación de que me levanto para cuidar a las personas y eso es una labor totalmente impagable".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad