El LargueroEl Larguero
Fútbol

Así está la carrera de los estadios españoles para convertirse en sede del Mundial 2030

Actualmente, existen 14 estadios pendientes de convertirse de forma oficial en sedes para el Mundial 2030: hacemos un recorrido por todos ellos para conocer en qué estado se encuentran

España - República Checa en Málaga, correspondiente a la Nations League / Fran Santiago

La candidatura de España y Portugal para el Mundial 2030 sigue puliendo sus detalles. Los 14 estadios españoles que se quieren convertir de manera oficial en una de las once sedes que albergarán partidos de este campeonato sigue más vivo que nunca. Con los 11 estadios españoles definitivos, les acompañarán tres portugueses que parecen mucho más claros.

Así está la carrera por convertirse en sede para el Mundial 2030, ciudad por ciudad y estadio por estadio. La SER accede a la última hora de la preparación de todos los campos que optan a tener partidos mundialistas en su campo. Solamente cuatro serán excluidos definitivamente y ninguno de ellos quiere copar esa lista en estos momentos.

Más información

Estadios fijos para el Mundial 2030

Santiago Bernabéu (85.000 espectadores una vez completada la obra) y Civitas Metropolitano (68.500) en Madrid.

El Camp Nou, con casi cien mil espectadores, también se da por hecho que sea una sede fija.

La Cartuja (57.000) ha estado ya en la Euro 2020 y que sea sede de la Final de Copa hace que no se contemple otro estadio de la ciudad para serlo (Sánchez Pizjuán o Villamarín, descartados).

San Mamés (53.000): su reforma reciente le da como máximo favorito para convertirse en sede fija.

El estadio del Athletic Bilbao / Juan Manuel Serrano Arce

Candidaturas con más opciones

La Rosaleda de Málaga. (30.000): La previsión es ampliar el aforo a más de 40.000 espectadores de aforo. El campo es de las tres instituciones: Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Diputación.

Reale Arena (39.500): Todos los grupos políticos alineados a favor de ser sede del mundial.

La final para estar entre los 5 restantes

  • El Nuevo Mestalla en Valencia (49.000): las obras siguen paradas. Las diferencias entre la entidad pública y club siguen predominando, aunque se cree que se llegará a buen puerto.
  • El RCDE Stadium de Barcelona (40.000): al estar ubicada en la misma ciudad que otra de las sedes fijas como el Camp Nou, les complica las cosas.
  • La Romareda (34.000): Zaragoza quiere ser sede, dicho por ayuntamiento y el Gobierno de Aragón, pero hace falta nuevo campo. Hay consenso político para que el nuevo estadio se construya sobre La Romareda actual, pero aún falta por saber proyecto y financiación, que estará, al menos en su mayoría, a cargo de la nueva propiedad del club que lo explotará.
  • Riazor en A Coruña (35.000): creen que tener otra candidatura en Galicia no tiene por qué ser excluyente. Ya hay proyecto para ampliar el estadio si fuera necesario. Apuesta clara por ser sede. No hay la sensación de que una posible elección de Vigo excluya a Riazor.
  • Estadio Gran Canaria (32.000): El presidente de la UD ya ha manifestado su deseo de ser una de las 11 sedes del Mundial 2030.
  • La Nueva Condomina de Murcia (31.000): el Ayuntamiento de Murcia hizo un comunicado este pasado viernes oficializando " su interés para albergar partidos de la Copa del Mundo FIFA 2030 en el caso de sea designada la candidatura conjunta de España y Portugal."
  • El Molinón en Gijón (30.000): Los partidos del Ayuntamiento, excepto Podemos, han firmado un documento no vinculante en lo económico de apoyo a la candidatura. Hay presupuestados unos 40 millones de euros para aumentar el estadio hasta los 40.000 espectadores.
  • Balaídos (29.000) : el alcalde de Vigo, Abel Caballero, confirmó hace poco, ue ya tiene el proyecto de reforma del estadio para ampliar el aforo a 42.000 espectadores. Será con gradas desmontables.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad