Economía y negocios

El presidente de Iberdrola rechaza intervenir el mercado energético: "Tocar los mercados tiene muchos riesgos porque las consecuencias pueden ser terroríficas"

Ignacio Sánchez Galán defiende que "los resultados de todas las eléctricas se están viendo deteriorados"

El presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán (i), durante la conferencia sobre los retos y oportunidades para el sector energético organizada por Deusto Business Alumni ese jueves en Bilbao. / LUIS TEJIDO (EFE)

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, se ha referido a las propuestas de la Comisión Europea (CE) para reducir el consumo y bajar los precios de la energía durante una conferencia sobre los retos y oportunidades para el sector energético organizada en Bilbao por Deusto Business Alumni, en la que ha insistido en que su compañía apuesta por las energías renovables y la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles. Galán ha rechazado cualquier tipo de intervención en el mercado, venga de Europa o de la Moncloa: "Los temas de tocar los mercados tienen muchos riesgos... no es algo de lo quito y lo pongo, hay que ser muy prudente porque las consecuencias pueden ser terroríficas, porque afectan a muchos sectores, no solo a los interesados compradores o vendedores, instituciones financieras de todo el mundo".

Más información

Sí admite que "hay que bajar el consumo, necesitamos que la demanda disminuya", y defiende que en el sector eléctrico no hay "beneficios caídos del cielo" por el incremento de los precios. Estos "beneficios extraordinarios son el producto de la actuación de los países productores, en especial de Rusia y de las empresas del sector de los combustibles fósiles, que están teniendo unos resultados boyantes", ha sostenido.

"Los resultados de todas las eléctricas se están viendo deteriorados"

En cambio, según Galán, las compañías eléctricas "transformamos el gas en electricidad, y la mayoría de lo producido está vendido a precios cerrados siempre anteriores a la subidas. Por ejemplo, la BBK tiene contratos con nosotros a quince años. No estamos vendiendo a precios de corto, tenemos muchos precios fijos y a largo plazo", ha insistido. Por ello, "los resultados de todas las eléctricas se están viendo deteriorados, son peores que los del año pasado", y en Europa algunos gobiernos, como en Alemania, Suecia o Suiza, "están aportando avales y garantías para que las empresas eléctricas no quiebren". Ahora, ha recordado, hay que trasladar estas orientaciones de la CE a la política regulatoria, al diseño del mercado. "La claridad regulatoria creo que la CE la tiene clara y tenemos que conseguir que los países miembros también".

Galán ha precisado que "la energía no es lo mismo que la electricidad; la electricidad es el 20% de la energía que consumimos, el 80% es de origen fósil. Siempre se adoptan soluciones a corto plazo, cuando el problema a largo plazo es disminuir la dependencia" del gas y petróleo.

Apostar por la transición energética

La solución que ha defendido es apostar por la transición energética. "La pregunta es si tenemos tecnologías. Sí, tenemos tecnologías. En el transporte por ejemplo estamos viendo un proceso de electrificación imparable, para final de la década habrá 60 millones de vehículos eléctricos en Europa. En la industria hay muchísimos procesos electrificables usando bombas de calor" "Hay una alternativa viable para el gas y el petróleo. Tenemos la tecnología, los recursos financieros (para desarrollar las renovables), y necesitamos unos marcos incentivadores que nos traigan esta inversión verde. Si lo logramos bajarán las importaciones de fósiles", ha comentado.

"Estados Unidos ya lo ha decidido y dan incentivos a las renovables y al transporte eléctrico, a los cargadores", ha explicado. La consecuencia es que el primer destino de las inversiones de Iberdrola es Estados unidos, ha comentado. En Europa "necesitamos marcos regulatorios y apoyo a la inversión", por lo que ha reclamado que parte de los fondos europeos se dediquen a ello. Con la transición energética, ha concluido, "nos ahorraríamos en Europa entre doscientos y trescientos mil millones al año en importaciones de combustibles fósiles".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00