Política

El PP consolida su primera posición, pero el bloque de la derecha no suma mayoría absoluta

El barómetro de septiembre de 40dB confirma el efecto Feijóo para frenar la escalada de la ultraderecha, aunque el líder del PP no logra una foto como la de Andalucía: necesitaría a Vox en la difícil ecuación de gobierno. Sánchez se deja casi dos puntos desde las generales y los votantes del PSOE están más desmovilizados que los del resto de fuerzas políticas, a excepción de Ciudadanos

Estimación de votos y escaños

Madrid

El Partido Popular arranca el curso político consolidando la tendencia continuada al alza que comenzó con la llegada a Génova de Alberto Núñez Feijóo. El barómetro del mes de septiembre de 40dB para la Cadena SER y El País sitúa a los populares en primera posición con un 27,9% por ciento de los votos, cinco décimas más que en el estudio de julio y un punto y medio por encima del PSOE, que mantiene su expectativa de voto en el 26,4% de los votos, sólo una décima más que en el anterior estudio. La diferencia con las elecciones es de casi dos puntos. Con estos datos, la suma de PP y Vox superaría en 33 escaños a la actual coalición progresista de Gobierno pero no llegaría a los 176 de la mayoría absoluta. La gobernabilidad sería mucho más complicada que en la actualidad.

Más información

El trabajo de campo del sondeo de 40dB se realizó entre el 23 y el 28 de agosto, coincidiendo con el debate en el Congreso del plan de ahorro energético, que contó con el voto contrario del PP tras semanas de verano de encendida bronca política a cuenta de las medidas. Las entrevistas se realizaron mientras que el presidente del Gobierno estaba de gira por América Latina y más de un mes después del Debate del Estado de la Nación, a mediados de julio, cuando Pedro Sánchez marcó su hoja de ruta hasta el final de la legislatura, con guiños claros al electorado de izquierdas.

En este contexto, el barómetro confirma la recuperación electoral de los populares desde las elecciones de noviembre de 2019. El PP gana casi 7 puntos y pasa de los 89 a los 121 escaños, 32 más que en los comicios, fundamentalmente gracias al descalabro de Ciudadanos. El partido de Inés Arrimadas transfiere al PP un 32,6% de sus apoyos de 2019 y desde entonces pierde cuatro puntos y nueve escaños. El caso de Vox es menos llamativo, cede al PP un 8% de sus apoyos y en esta entrega se sitúa en un porcentaje similar al de las elecciones (en el entorno del 15%, dos décimas menos que en las urnas), aunque con una clara tendencia a la baja tras los meses previos al relevo en la cúpula popular, cuando llegó a superar el 19%.

El análisis de estos datos permite concluir que sí que ha habido "efecto Feijóo" para frenar la escalada de la ultraderecha y también que, desde que el dirigente gallego llegó a Génova, hay un mayor traspaso de voto del PSOE al PP. Con Pablo Casado era menos significativa la transferencia entre bloques ideológicos, pero ahora los socialistas padecen una fuga de casi un 5,8% en favor de los populares. En cualquier caso, Sánchez retiene en septiembre a muchos más votantes que en julio pasado, cuando un 8,4% de electorado socialista tenía intención de apoyar al PP.

Fue en julio cuando el PSOE se quedó en segunda posición por primera vez en este estudio, aunque las siglas siguen los primeros en cuanto a la intención de voto declarada (voto directo), son quienes generan más afinidad (un 23,1% frente al 17% del PP) y menos rechazo. Pese a ello, los votantes del PSOE están menos movilizados que el resto: solo un 65,8% responde con seguridad que iría a votar frente a casi un 75% de los populares. Es decir, que casi un 14% del electorado socialista no sabe qué hacer con su papeleta.

¿Significa todo esto que hay un cambio ideológico en la sociedad española? Lo que detecta 40dB es que los españoles siguen distribuyéndose de forma muy similar a lo largo del eje ideológico clásico que identifica las posiciones de izquierda y derecha: la ubicación más repetida es el centro puro, donde se sitúan el 23,0% de los encuestados, pero su posición media sigue encontrándose en torno al 4,8, algo más escorada a la izquierda.

La complicada ecuación de la gobernabilidad

Atendiendo a la foto de 40dB, el Partido Popular ganaría las elecciones, pero no tiene totalmente despejado el camino para gobernar. A diferencia de lo que ocurrió en junio pasado en Andalucía, el territorio que Núñez Feijóo toma como referencia, el presidente popular necesitaría los 47 escaños de la ultraderecha. Ciudadanos conserva un solo diputado para poder contribuir al bloque de la derecha, pero seguiría sin ser suficiente para llegar a la mayoría absoluta, que son 176 escaños. Del resto de grupos territoriales y nacionalistas,

A priori, serían compatibles con Vox los dos diputados que el sondeo otorga a Navarra Suma. Seguirían sin llegar, lejos de los 181 diputados que concedía el barómetro de julio a PP y Vox.

Teniendo en cuenta las alianzas de esta legislatura, PSOE y Unidas Podemos tienen más potenciales socios en el hemiciclo, pero las siglas de la coalición de gobierno padecen una importante merma en escaños: ahora suman 155 y se quedarían en 135.

Tras el lanzamiento de Sumar, pero sin definición del proyecto

Las entrevistas para esta encuesta se realizaron después del lanzamiento de la plataforma Sumar, de Yolanda Díaz, el pasado 8 de julio en Madrid. A la espera de cómo pueda configurarse ese espacio electoral, Unidas Podemos lleva desde mayo experimentando una leve recuperación que, por ahora, sigue a más de un punto del resultado de las generales de 2019 y no contienen las fugas al PSOE: hay más de un 10% de su electorado que optaría por los socialistas mientras que solo recibe del PSOE un 2,1% de apoyos. Los morados están en septiembre en el 11,9% de los votos y 31 escaños, tres menos que en los comicios. Más País, de Íñigo Errejón, mantiene sus tres parlamentarios.

Los votantes de las dos siglas a la izquierda del PSOE son los más movilizados después del electorado del PP en un escenario que no ha cambiado respecto a anteriores barómetros: un 58,3% de los españoles con derecho a voto declaran que votarán con total seguridad en las próximas elecciones generales.

El estudio incorpora además un análisis sobre el eje territorial centralización-descentralización que no observa cambios en la distribución de los españoles respecto a oleadas anteriores. Unidas Podemos se convierte en la opción preferida de los electores menos centralistas y Vox es el partido preferido por sus contrarios, mientras que PSOE y PP copan el resto del tablero. Según 40dB, el PSOE mantiene su tradicional transversalidad a lo largo de la dimensión territorial, pero se ve en mayor desventaja con el PP que hace unos meses a la hora de capitalizar el voto centralista.

Díaz dice que es una "pieza más" en Sumar y da el protagonismo a la ciudadanía

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad