Sociedad

Los restos de la calzada romana Iter XXXIV estarán en el Museo Bibat a partir de este verano

La exposición dará a conocer los resultados y descubrimientos obtenidos de las excavaciones, que pasan por un poblado protohistórico y una ampliación y repavimentación de la calzada llevadas a cabo en el siglo XVIII

Excavaciones e investigaciones en la calzada romana Iter XXXIV, en el etorno de Iruña-Veleia

En 2023, la empresa Qark Arqueología llevó a cabo unos trabajos de excavaciones en el entorno de Iruña-Veleia, cerca de Jundiz, donde se habían descubierto restos de la calzada romana Iter XXXIV, de 80 metros, que fue investigada y documentada. Los restos se llevarán este verano al Museo Arqueológico de Álava Bibat, en forma de exposición y documento divulgativo.

El trabajo de excavación se ha dividido en dos tramos de la calzada. En la mitad más alterada, "la excavamos completamente a mano y se documentó, lo cual nos vino muy bien porque pudimos descubrir que tenía una repavimentación y ampliación del siglo XVIII", explica a la Cadena SER, Leandro Sánchez, uno de los directores de la excavación. Los trabajos han permitido a los arqueólogos conocer en profundidad cómo se construyó la calzada por tramos, lo que permite una mayor comprensión histórica de las calzadas romanas. "Normalmente, se excava una pequeña sección y no se puede ver cómo se construye a lo largo sino de abajo a arriba, pero no como los operarios van avanzando en la construcción y esto nos ha venido muy bien para ver eso", explica Sánchez.

Qark centró sus investigaciones también en la otra mitad de la calzada, que estaba mejor conservada y queda debajo de un camino auxiliar que pasa al lado de las obras del TAV. Esa sección "se ha documentado y protegido con arena y geotextil, se han hecho rellenos encima para protegerla y se ha hecho el camino", cuenta Sánchez. Es decir, hay una mitad del tramo de calzada, el mejor conservado, que está bajo el suelo conservada y la otra mitad que han excavado para el estudio arqueológico.

Además de la calzada, descubrieron un poblado protohistórico que "no conocíamos para nada, había alguna referencia anterior pero descubrimos que era bastante más amplio de lo que se sabía hasta entonces", añade el arqueólogo.

Restos de la calzada en el Museo Bibat

El siguiente paso será habilitar una exposición en el Museo Bibat para dar a conocer los resultados de las investigaciones, cómo se construye una calzada romana, durante cuánto tiempo estuvo en uso y cómo funcionaba el poblado protohistórico descubierto. "Se van a poner incluso algunos materiales encontrados en las excavaciones, materiales de otras intervenciones para explicar a la gente cómo funciona una calzada y un miliario, que es un kilométrico de la época romana", adelanta Sánchez.

Asimismo, se publicará un documento divulgativo que incluirá también los resultados y descubrimientos fruto de las excavaciones llevadas a cabo por la empresa Qark. Aunque todavía no hay una fecha concretada, esperan que la exposición y el documento puedan visitarse en el museo a partir de este verano.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00