Fútbol

El presidente del Sestao River, sobre los presuntos insultos racistas a Sarr:"No ha habido ningún cántico a coro de la afición del Sestao River. Ellos juran que de ahí no ha salido nunca un grito racista"

Además, Ángel Castro acusa al Rayo Majadahonda de saltarse el protocolo antirracista y abandonar el campo antes de tiempo

El presidente del Sestao River, sobre los presuntos insultos racistas a Sarr:"No ha habido ningún cántico a coro de la afición del Sestao River. Ellos juran que de ahí no ha salido nunca un grito racista"

El presidente del Sestao River, sobre los presuntos insultos racistas a Sarr:"No ha habido ningún cántico a coro de la afición del Sestao River. Ellos juran que de ahí no ha salido nunca un grito racista"

04:44

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1711888447403/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El Sestao River-Rayo Majadahonda disputado este sábado en Las Llanas nos ha dejado un episodio más de presunto racismo en el deporte. Además, el encuentro fue suspendido, en lo que supuso una decisión inédita por parte del equipo visitante. Sus jugadores se negaron a seguir disputando el partido tras lo vivido por su guardameta, Cheikh Sarr. Nada más encajar el 2-1, en el minuto 84 de partido, el futbolista asegura que recibió insultos desde una de las gradas del campo. En concreto, le dijeron, asegura el senegalés, "eres un puto mono" o "negro de mierda".

Esto provocó su reacción: saltó a la grada y se encaró con alguno de los aficionados que presuntamente le había insultado. El colegiado decidió entonces expulsar a Sarr. Según explicó después en el acta del partido, ni él ni sus asistentes escucharon nada. Tampoco pudieron desplegar el protocolo antirracista, pues la decisión del Rayo Majadahonda era firme. Ahora, la RFEF tendrá que tomar una decisión al respecto, tanto en el plano deportivo como sobre los presuntos insultos al jugador.

La versión del Sestao River

El presidente del equipo local, Ángel Castro, ha negado en la SER que sus aficionados corearan ningún tipo de cántico racista y ha acusado al Rayo Majadahonda de saltarse el protocolo: "Nadie ha oído ningún insulto racista. Lo que hemos visto todos es una acción desafortunada, en la que el portero salta a la grada a agredir a un aficionado. Después, cuando recibe la tarjeta roja, intenta agredir al árbitro. El Rayo Majadahonda abandona el terreno de juego sin que el árbitro suspenda el partido. En estos casos hay un protocolo antirracista. Si el portero escucha insultos racistas, tiene que quejarse al árbitro", sostiene.

Castro asegura haber hablado con la peña Iparlabeak, cuyos miembros se ubican en la zona de la grada donde ocurrió el incidente. "Hay gente que dice que, cuando metemos el segundo gol, le dicen 'ahora correrás', afirma el presidente. Además, explica Castro que "también hablan del grito del mono, y eso sí que es mentira. Nuestra afición hace una réplica de un grito guerrero que sale en la película '300'. Es parecido al del mono, pero no tiene nada que ver. Ahí se confunden". En esta sentido, el aficionado al que se encaró Sarr incluso ha presentado una denuncia contra el portero por agresión.

En todo caso, afirma Castro, se trataría, en caso de existir, de un grito aislado. "No sé si habrá habido algún insulto racista. Si ha habido algo, está claro que ha sido de algún aficionado. Un aficionado que sería un impresentable. Pero no ha habido ningún cántico a coro de la afición del Sestao River. Ellos juran que de ahí no ha salido nunca un grito racista. Si ha sido alguien que estaba allí al lado, no lo sabemos", relata. Por último, el presidente del Sestao River quiere mostrar su "completa solidaridad con el portero. No son momentos agradables los que ha pasado él. Seguro que lo está pasando mal, pero los gritos están por demostrar".

La versión del Rayo Majadahonda

El club madrileño, por su parte, ha emitido un nuevo comunicado este domingo en el que reitera su apoyo a la decisión de sus futbolistas e insiste en que "Cheikh Sarr fue objeto de insultos racistas por parte de algunos asistentes, nuestro equipo tomó la decisión de no continuar con el partido". Asimismo, defiende la decisión tomada y añade que "responde a nuestra firme postura de no tolerar actos de discriminación o racismo de ninguna índole".

Al mismo tiempo, el Rayo Majadahonda muestra su "profunda preocupación y desacuerdo con la falta de sensibilidad mostrada al expulsar a nuestro jugador del encuentro, sin tener en cuenta las circunstancias bajo las cuales se produjo su reacción".

Por último, el club hace un llamamiento "a todas las partes involucradas en el mundo del fútbol para trabajar juntos en la erradicación del racismo de nuestro deporte" y agradece "las muestras de apoyo y solidaridad recibidas y reiteramos nuestro compromiso con la lucha contra el racismo y la discriminación en todas sus formas".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00