SER Deportivos GipuzkoaSER Deportivos Gipuzkoa
Fútbol

Paciencia con la renovación e Mikel Merino

Desde el club donostiarra no se transmite nerviosismo, pese a que las conversaciones se están dilatando más de lo deseado y a todo lo que está saliendo. Creen que el navarro acabará firmando.

BILBAO, 13/01/2024.- El centrocampista de la Real Sociedad Mikel Merino (c) juega un balón entre Mikel Vesga (d y Daniel Vivian, ambos del Athletic, durante el partido de la vigésima jornada de LaLiga que Athletic Club de Bilbao y Real Sociedad disputan este sábado en el estadio de San Mamés. EFE/Javier Zorrilla / Javier Zorrilla (EFE)

Mientras el ruido alrededor de Mikel Merino no cesa y es continuo, en la Real Sociedad mantienen la prudencia con el asunto de su renovación. Ni hay nerviosismo, ni hay pesimismo. Hay tranquilidad. Y la confianza en que al final el navarro acabará firmando un nuevo contrato con el club donostiarra. Aunque es evidente que se trata de una negociación que no está siendo sencilla, fundamentalmente porque Merino está en una edad en la que debe decidir hacia dónde encamina los pasos de su carrera deportiva. Está encantado en la Real Sociedad, y no valora otra posibilidad que la de seguir en el lugar donde ha encontrado estabilidad y ha explotado como futbolista; pero al mismo tiempo no oculta su deseo en algún momento de probar nuevas experiencias. La clave está en saber si ese momento ha llegado, y en eso mucho tendrá que decir las propuestas que vaya a recibir este verano. Porque ofertas va a tener. Eso lo saben sus representantes, y lo esperan en la Real Sociedad.

Sea como fuere, a nadie se le olvida que a Mikel Merino le queda una temporada más de contrato en la Real Sociedad, porque finaliza en 2025; así que si alguien quiere ficharlo sin negociar con el club donostiarra tiene que abonar su cláusula, que es de 60 millones, aunque sube a 65 ‘kilos’ en enero del próximo año. Esto quiere decir que este verano no tiene que salir de manera obligada de la entidad txuri-urdin. Es decir, que se puede seguir negociando y que esas conversaciones tienen todavía recorrido. Porque el navarro no va a forzar ninguna situación. Eso lo tiene claro. No quiere ser un problema, ni generarlo. Está comprometido con el proyecto realista, y se siente parte muy activa como uno de los capitanes de la primera plantilla. Y en la Real tampoco van a ponerle en una situación incómoda.

Es decir, este verano el planteamiento no va a ser el de que o Merino renueva o se le vende. No se quiere vender al navarro; es más, de entrada no se escuchan ofertas. La única manera de cambiar de parecer es que se llegue a un punto de no retorno en las negociaciones para renovarle y que sea el propio Merino el que les diga que se quiere marchar. En ese caso, se intentaría sacar el mayor rendimiento económico a su salida, teniendo en cuenta el siguiente año se marcharía libre. De momento, a ese punto no se ha llegado.

De hecho, de la última reunión con la Real los representantes del jugador navarro salieron satisfechos con la propuesta que se puso encima de la mesa, porque las condiciones presentadas cubrían más o menos las expectativas de Merino. Su no renovación, si es que al final no llega, no será por un problema económico. En esa parte, se entiende que sí serán capaces de alcanzar un acuerdo. Es más un tema de la necesidad del propio Merino por intentar buscar otros retos. Pero no tiene que ser en otro club. En la Real cree que puede tener nuevos horizontes y está muy contento con su evolución, que le ha llevado a ser un habitual de la Selección Española.

Merino tiene 28 años y considera que debe tomar una decisión crucial para su vida y su carrera. Entiende que puede estar ante su último gran contrato de su carrera, y no se quiere precipitar. De entrada, quiere firmarlo en la Real, pero deja abierta la posibilidad de salir, en caso de que le lleguen las ofertas que creen que le van a presentar en verano. Ahora bien, quiere esperar a la Eurocopa porque puede ser una buena oportunidad para revalorizarse más. Digamos que quiere jugar sus cartas, algo que en la Real entienden que es normal, por lo que no están nerviosos y simplemente esperan acontecimientos, mientras miman como siempre a un jugador que desde que llegó en 2018 no ha parado de crecer.

Roberto Ramajo

Roberto Ramajo

Entro en el grupo en 2002 como redactor de prácticas. En 2005 se incorporó a la redacción en Gipuzkoa...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00