A vivir EuskadiA vivir Euskadi
Sociedad

Azti trabaja con 15 empresas en un etiquetado medioambiental de alimentos

A través de Enviroscore y, mediante el análisis de 16 indicadores, ya están calculando los recursos de agua o de tierra que emplean en su producción

Azti trabaja con 15 empresas en un etiquetado medioambiental de alimentos

Azti trabaja con 15 empresas en un etiquetado medioambiental de alimentos

24:02

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1710586170034/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Se trata de un enfoque holístico, una manera de saber cuántos recursos se emplean en el cultivo o producción de un alimento o bebida, de dónde se obtiene y cómo se puede mejorar. Enviroscore, el sistema intuitivo de etiquetado ambiental impulsado por Azti, ya está trabajando con quince empresas en la primera fase de este proyecto. Según ha explicado Saioa Ramos, investigadora, "ahora están calculando el impacto que tienen sus productos para poder mejorar". Por el momento, se trata de información interna que les ayude a medir la calidad de sus productos. Sería una especie de Nutriscore, pero basado en el impacto medioambiental y no en el nutricional.

Ramos subraya la importancia de informar al consumidor. Este sistema analiza 16 indicadores ambientales para cada producto. Abarcan desde el cambio climático hasta los impactos relacionados con el agua, los recursos naturales, el aire, el uso de la tierra y la toxicidad. Así, este etiquetado permite a las empresas diseñar estrategias de reducción de impacto y tomar decisiones. Saioa ha reconocido que estas empresas miran de reojo a la competencia, para no ofrecerles demasiada información, y también al consumidor, ya que podría mermar su reputación en función del nivel en el que se encuentre su producto.

Este etiquetado pretende dar respuesta a la confusión a la que se enfrentan muchos consumidores por el exceso de información, pero también por la falta de conocimiento. Esta escala cuenta con cinco niveles (A, B, C, D y E), de más sostenible a menos.

Según Patricio Pérez, dietista-nutricionista, doctor en salud pública por la Universidad del País Vasco y profesor en la Universidad Isabel I, demás de experto en etiquetado, "el consumidor sí se fija en los artículos que compra". Sin embargo, existen demasiados datos y algunos otros distractores, como el propio marketing que lo confunden. Preguntado por cuáles serían los tres indicadores en los que deberíamos fijarnos, señala, en primer lugar, la lista de ingredientes. En segundo lugar, apunta, el número de ingrediente: "cuanto menos, mejor", y, en tercer lugar, la presencia de determinados nutrientes, como la sal, las grasas saturadas o los azúcares.

Pérez advierte de que el consumidor se fija más en los nuevos productos, la los que les dedica más tiempo, y recomienda, siempre, apostar por los productos de cercanía, frescos y que tengan pocas etiquetas, la mejor manera de cuidar lo que se ingiere, sus sostenibilidad y las propiedades que aportan.

Menos reclamaciones

Las reclamaciones descendieron en 2023 un 2,8% con respeto al año anterior, aunque aumentaron un 4,7% las consultas. En total, se recibieron 27.837 reclamaciones a través de las diferentes oficinas de consumo. El sector de telecomunicaciones y servicios de telefonía volvían a encabezar el ranking de sectores con más reclamaciones. Sumaron el 17,27% del total (4808).

En virtud de la nueva normativa, Kontsumobide puede publicar las sanciones más relevantes en la memoria y, a través de la web, las sanciones que se hayan cometido una vez aprobado el Estatuto y sean firmes y, a partir de ahora esta publicación tendrá carácter anual.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00