Hora 14 EuskadiHora 14 Euskadi
Sociedad

Violencia, robos, gorras y música drill: la radiografía de las pandillas juveniles violentas en Euskadi

La Ertzaintza tiene constancia de entre 20 y 24 pandillas juveniles violentas en Euskadi, protagonistas de 194 hechos delictivos en 2022

Violencia, robos, gorras y música drill: la radiografía de las pandillas juveniles violentas en Euskadi

Violencia, robos, gorras y música drill: la radiografía de las pandillas juveniles violentas en Euskadi

05:21

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1694758900766/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En Euskadi también existe el fenómeno de las bandas juveniles, pero aquí se las denomina pandillas juveniles violentas. Esto es así porque no corresponden con las bandas latinas que hay en el imaginario popular, si no que se trata de un fenómeno autóctono con origen multiétnico. Hablamos de que la Ertzaintza tiene identificadas en Euskadi entre 20 y 24 de estas pandillas, de las cuales 18 están en Bizkaia. Las mismas se componen de 10-15 miembros cada una, con edades comprendidas entre los 14 y los 23 años. Aitor Lasa, jefe de Análisis de Crimen Organizado de la Oficina Central de Inteligencia de la Ertzaintza, nos desgrana cómo son estas pandillas, sus hábitos y cómo se combaten.

Lasa explica que empezaron a identificar estas pandillas en Euskadi a partir de 2015 y que "hay que lo que tenemos aquí siguen la imitación de la estética de las bandas latinas y la música drill, pero son un fenómeno autóctono". La música drill es un estilo de trap cuyas letras están repletas de amenazas e insultos y a veces los cantantes de estos grupos musicales incluso son líderes de las pandillas.

Violencia

Sin embargo, la violencia no se queda en las canciones, ya las que las peleas y las agresiones tienen un gran protagonismo según cuenta Lasa, "la violencia es la seña de identidad, define sus relaciones internas y también con otras pandillas. Por ejemplo, los cabecillas suelen ser los que mejor pelean, los que más golpean, los más agresivos".

Todo esto se ve reflejado en las rivalidades entre pandillas, "su motor es buscar la rivalidad con otras pandillas, se asientan en un barrio y se buscan un enemigo. Entonces comienzan las quedadas para pelearse entre ellas".

Identidad

Lasa detalla que "estas pandillas se arrogan un nombre, eso es fundamental, se arrogan una identidad normalmente asociada a un barrio o localidad. Toman algunos distintivos en su vestimenta como gorras o bandanas. Y sobre todo usan las redes sociales para exhibir su supuesto poder.".

La violencia y el sentido de pertenencia llega a tal grado, que los nuevos miembros pasan ritos de iniciación, "suelen consistir en tener que pelear con algún componente de la pandilla o en dejarse dar una paliza por los otros miembros".

Robos con violencia y consumo de drogas

Fuera de las rivalidades entre pandillas y esas peleas con las mismas, sus delitos sobre todo están relacionados con los robos con violencia para obtener dinero con el que pagar las drogas que muchos de sus miembros consumen. Así lo expone Lasa, "por un lado lo más habitual son las agresiones y riñas tumultuarias, por otro lado como el consumo de sustancias es muy habitual en las pandillas, necesitan una financiación que llega a través de robos con violencia".

Añade que "estos robos tienen la característica de que la violencia empleada es excesiva, es una violencia gratuita, no se contentan con robarle el móvil a un chaval exhibiendo una navaja, si no que además le pegan unos puñetazos o le causan alguna herida. Es constatar que la violencia es su seña de identidad".

El número de pandillas juveniles violentas se ha consolidado en Euskadi en esas 20-24, pero no se ha incrementado en los últimos años. De hecho, explica Lasa que los hechos delictivos que se les atribuyen han pasado de unos 250 en 2019 a los 194 de 2022.

Imagen de un suministrador de drogas.

Imagen de un suministrador de drogas. / gorodenkoff

Plan de Acción de la Ertzaintza

La Ertzaintza cuenta desde 2017 con un Plan de Acción para combatir estas pandillas en Euskadi y todos los agentes reciben una formación, plan que ha sido revisado y renovado este 2023. El plan "implementa acciones en las que el caracter preventivo tiene un papel fundamental. Hay agentes que acuden a los colegios e institutos para mostrar a los jóvenes la realidad de estas pandillas".

Además, se forma a los agentes para que "todos los agentes salgan a trabajar con una serie de indicadores para poder identificar en sus trabajos diarios de que ha habido una pandilla implicada en algún suceso".

También se cuenta con una guía de actuación, "cuando se identifica una pandilla violenta, se realiza un perfil de actividad con lugares habituales, integrantes, rivalidades, nivel de peligrosidad...".

Gracias a ello, que se hace en colaboración con la Fiscalía y las policías locales, "se conoce el nivel cualitativo y cuantitativo de sus actividades delictivas y el empleo de armas u objetos peligrosos. Con todo, se hace una clasificación, que puede ser como pandilla primaria, que son la mayoría en Euskadi, hasta las llamadas puramente delictivas".

Situación legal

En lo legal, actualmente el Tribunal Supremo solo considera como organizacion criminal a unas determinadas bandas latinas y ninguna pandilla juvenil violenta. Ahora se espera la sentencia sobre los Hermanos Koala por la paliza al joven Alexandru en Amorebieta para ver si por primera vez una de estas pandillas toma esa consideración legal.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00