Política

Los sindicatos vascos convocan dos días de huelga en el sector público

Las centrales han denunciado el "deterioro" del sector público en Euskadi, que se trata de una "situación transversal" que afecta "a todos los ámbitos del empleo público, cada vez más privatizado".

David Aguilar (EFE)

Los sindicatos ELA, LAB, CC.OO., Steilas, Satse y ESK -que conforman el 85 % de la representación en el sector público vasco- han convocado dos jornadas de huelga en este ámbito para los días 25 de octubre y 19 de diciembre.

A dichos paros están llamados un total de 150.000 trabajadores para protestar por el "deterioro" de las condiciones laborales y salariales, y el consiguiente empeoramiento de la calidad del servicio que se ofrece a la ciudadanía, según han explicado este viernes los convocantes en conferencia de prensa.

Con las convocatoria de huelga también reclaman que se pueda acordar en Euskadi los salarios y necesidades del sector público; la recuperación del poder adquisitivo perdido, que cifran en un 20 % en la última década; la reducción de las tasas de temporalidad del actual 40 % al 8 %; el fin de las privatizaciones, y planes para garantizar una euskaldunización "real".

Igor Izagirre, de ELA, ha destacado que desde hace diez años no se renuevan convenios ni acuerdos reguladores en el ámbito público, que incluye administraciones general, local y foral, y servicios como Osakidetza, Justicia o Educación, y ha recordado que existen "conflictos laborales" en prácticamente todos los sectores de las instituciones.

En este contexto, ha instado al lehendakari, Iñigo Urkullu, a que "reflexione sobre qué está pasando" y tras precisar que "por supuesto, Euskadi no es un país del tercer mundo, pero padece un deterioro evidente en los últimos 20 años", ha remarcado que ante tanto conflicto sectorial "la única alternativa válida es la huelga".

Los sindicatos también han criticado y considerado "muy grave" que, ante esta situación, las instituciones vascas "alardean de superávit en la recaudación por impuestos y retienen en los bancos 10.000 millones de euros generados por la propia sociedad vasca", mientras que los servicios públicos "empeoran y las necesidades sociales se agravan".

Según han expuesto, la respuesta a sus demandas está "directamente vinculada a la asignación presupuestaria y la política de inversiones".

Sobre la convocatoria de las huelgas, el sindicato UGT ha explicado su posición contraria a través de un comunicado, en el que afirma que el llamamiento "tan solo busca obtener un momento de atención y salir en una foto, sin planteamientos ni propuestas definidas".

"Es una estrategia que responde a las elecciones sindicales que se llevarán a cabo próximamente en numerosos centros de trabajo de las administraciones, y entendemos que no es lo más adecuado para forzar una negociación colectiva en el ámbito vasco ", según se indica en la nota.

Tras asegurar que la convocatoria nace de unas "conversaciones bilaterales" entre ELA y LAB, UGT precisa que "no todos los sindicatos tenemos las mismas prioridades y por tanto hay que acordar objetivos comunes previamente a la convocatoria de las movilizaciones".

"UGT tiene diferencias de calado en el sector público con ELA y LAB, como es el caso de la política lingüística o la limitación del marco de la negociación a Euskadi", se afirma en el comunicado, en el que también quieren "dejar claro" su disposición a la colaboración intersindical "pero sobre hechos y propuestas concretas, y con respeto mutuo, no basados en entelequias y postureo frívolo sobre materias que nos tomamos muy en serio”

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00