Actualidad
Arabako Enpresak Irratian

Ana Martinez Bujanda, de Bodegas Valdemar: "en EEUU al empresario se le valora mucho más"

La empresaria del mundo del vino nos cuenta la experiencia de su empresa en el gigante americano

Arabako enpresak: Entrevista a Ana Martínez Bujanda de Bodegas Valdemar

Arabako enpresak: Entrevista a Ana Martínez Bujanda de Bodegas Valdemar

12:05

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1689590741152/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

"Arabako Enpresak Irratian", es el espacio en el que SEA Empresas Alavesas, asociación que representa al empresariado alavés, nos presenta ejemplos de empresarios y empresas que trabajan en la provincia. Esta semana nos visita Ana Martínez de Bujanda, Chief Operating Officer de Bodegas Valdemar, enclavada en la localidad alavesa de Oyón, que representa la continuidad del trabajo de una familia desde finales del siglo XIX. Ana afirma que no siempre tuvo clara la dedicación a la tradición familiar. Formada en Dietética y Alimentación y Marketing, es la sexta generación dedicada al vino. Su hermano Jesús lidera la otra bodega familiar en Washington.

Ana recuerda sus dudas iniciales, "me he acostumbrado a vivir alrededor de la bodega y de las viñas, pero no tenía muy claro que iba a acabar en la bodega... cuando terminé los estudios, mi padre me dijo, ¡mientras buscas algo, empiezas!, empecé en oficina, en visitas, y para cuando me di cuenta, ya no me quería ir, con lo cual fue una decisión más de mi inconsciente..."

La Bodega es para nuestra invitada "una parte más de la familia, probablemente sea porque no es solo un sector, al final es la agricultura, la bodega, la comercialización... es un negocio que tiene todo... es apasionante". Lo que tiene claro Martínez de Bujanda es que es un negocio a largo plazo, " las viñas que estamos planteando mi hermano y yo ahora, serán de las que saquen vinos buenos mis hijos o mis nietos, si ellos quieren... las fincas mejores o los vinos de finca más importantes son fincas que plantó mi abuelo. Muchas de las decisiones que tomas en el momento las estás pensando en el futuro y no en disfrutarlas tú, sino en que las disfruten después, y tú estás disfrutando de las anteriores... es como un círculo que a mí por lo menos me resulta muy, muy atractivo". Eso si, "hay decisiones que sí, que son a corto plazo, como en cualquier empresa... tenemos que convivir con con los dos tipos de realidad."

Considera que "el mundo del vino es apasionante... porque se pueden probar tantas cosas... aprovecho para animar a la gente a que conozca un poquito más todas las bodegas que formamos esta zona tan interesante", y mira con interés el crecimiento del sector en la provincia "es increíble la competencia que hay en el mundo del vino, ya no es la que nos encontramos aquí en nuestra tierra, sino en muchísimos países del mundo... yo creo que que la competencia es buena, que nos ayuda a ponernos las pilas... cuando una bodega, sobre todo de tu zona, hace bien las cosas, nos ayuda a todos a ponernos las pilas y hace mejorar el sector".

El sector del vino lleva la marca de donde se produce por el mundo, ya que gran parte de la producción se dedica a la exportación, "cuando luego sales fuera te das cuenta que eres un circulito en el mapa mínimo... tenemos que colaborar, trabajar juntos y hacer que cada vez se conozcan más nuestros vinos fuera. El vino al final se concibe como parte de la cultura de una tierra, de una zona... no solo estás hablando del producto final, estás hablando de las fincas, de la tierra, de los pueblos.... estás haciendo de embajador de tu tierra con la responsabilidad que conlleva".

Su experiencia en EEUU le hace reflexionar sobre el diferente papel social del empresario o empresaria en ese territorio, "me entristece decirlo, allí al empresario se le valora mucho más, se valora mucho más el esfuerzo que hace por la sociedad, el esfuerzo que hace por crear trabajo, que pone su patrimonio encima de la mesa para un proyecto, cosa que por desgracia aquí no siempre está valorada igual... no digo que sea mejor un sitio que otro... pero en esa valoración o respeto hacia el trabajo del empresario, tenemos mucho más que hacer aquí". Y también se valora volver a intentarlo tras un fracaso, "ahí se vive de una forma más sensata o más racional, en todos los negocios se fracasa y en todos los negocios se tiene éxito... ahí sí que se ve más como se admira el que te levantes, vuelvas a intentarlo, aquí cuando has fracasado, ya se te mira como un perdedor o como alguien que no sabe hacerlo... todos tenemos que seguir avanzando como en otros aspectos de la vida".

Ana Martínez de Bujanda nos deja, como todos los que pasan por este espacio, un consejo a un joven que está dudando entre emprender o buscar otro tipo de de empleo, "si está dudando, es que probablemente ya tiene el gusanillo, que tiene una idea, yo le animaría a que lo intentara... es cierto que el emprender tiene sus riesgos, pero también tiene una satisfacción extrema, le aconsejaría que se apoyara en otro empresario, que buscara ayuda, que buscara opiniones, tenemos que colaborar más entre nosotros... seguro que le van a ayudar, pero que lo intente, y que si tiene algún pequeño fracaso es cuestión de levantarse y seguir intentándolo, pero son más las satisfacciones".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00