Historia

Los pozos de nieve

Cuando estamos en verano para nosotros es normal acercarse a un kiosco y comprar un helado o un batido, o un granizado. El frío es algo cotidiano que tenemos en nuestras casas con el frigorífico. Pero ¿cómo se hacía antes? Había métodos para conseguirlo

Los pozos de nieve

Los pozos de nieve

13:29

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1630332970569/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Tenemos tan interiorizado el hecho de acercarse a la cocina y abrir el frigorífico para poder tomar de su interior un refresco o un helado del congelador que no nos llama la atención. Sin embargo, esto no siempre fue así. Nuestros abuelos nos hablaban de las heladeras, esos cuartos en donde se colocaban barras de hielo que compraban en la calle y en las que de una forma un tanto casera, conseguían enfriar líquidos o conservar alimentos. Hoy incluso seguimos comprando bolsas de hielo en las tiendas o yo he visto en algunos países del tercer mundo cómo en las calles se siguen vendiendo las barras de hielo ya que no todo el mundo tiene esos sofisticados frigoríficos.

Pozos de nieve

En el siglo XVI y especialmente en el XVII algunas zonas de Madrid contaban con cuevas subterráneas en donde se colocaba nieve traída de la sierra. De esta forma se conseguían fresqueras con las que enfriar alimentos para el verano. Era todo un lujo y sabemos que en la corte de los Austrias se usaba para hacer helados de vainilla, por ejemplo. Contamos con documentos del siglo XVI en donde se nos explica todo esto. Así que no hay nada nuevo bajo el sol.

Del mismo modo, la nieve servía para enfriar cerveza, similar a la actual, una bebida muy de moda entre los nobles del Siglo de Oro y, como no podía ser de otra forma, también de los reyes.

Con ello descubrimos que estos pozos de nieve eran algo cotidiano en el Madrid del Siglo de Oro. Existía una compañía de abasto de nieve que estaba cerca de la puerta de Fuencarral, en los alrededores de la plaza de Bilbao. Esta puerta era llamada popularmente por los madrileños como la Puerta de los pozos de nieve.

 

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad