Hora 14 AlicanteHora 14 Alicante
Política
Ayuntamiento de Alicante

Un ascenso a comisario con la pugna por el control de la Policía Local de Alicante como trasfondo

Según un edicto municipal, el intendente Raúl Romero, quien fuentes policiales colocan próximo al equipo de gobierno, ha sido declarado apto, mientras que el intendente Fernando Aldave, más cercano al Jefe de la Policía, no ha superado el supuesto práctico

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, pasa revista a la Policía Local de Alicante con el Jefe Conesa detrás

Novedades en la escala de mandos de la Policía Local de Alicante. Solo uno de los dos intendentes que aspiraban al puesto de comisario del cuerpo ha aprobado la prueba práctica que se realizó ayer dentro del proceso de mejora de empleo. Un proceso selectivo que adquiere transcendencia teniendo en cuenta las desavenencias entre el alcalde Barcala y el jefe policial. El distanciamiento entre ambos se incrementó tras la polémica suscitada en las últimas oposiciones al cuerpo, que les contó en primicia Radio Alicante.

En concreto, según un edicto municipal, el intendente Raúl Romero, quien fuentes policiales colocan próximo al equipo de gobierno, ha sido declarado apto, mientras que el intendente Fernando Aldave, más cercano al Jefe de la Policía, no ha superado el supuesto práctico.

El puesto de comisario cobra más relevancia de lo normal estos días ya que el Jefe de la Policía Local, José María Conesa, está cerca de jubilarse, se habla de entre uno y tres años. Y quien aspire a relevarle debe ser comisario principal.

Este proceso de selección no es el primero que realiza el nuevo tribunal calificador, escogido por el equipo de gobierno de Barcala y en el que destaca la ausencia de representantes de la Policía Local de Alicante. Un movimiento que fuentes consultadas interpretaron como una maniobra para estrechar el control a Conesa.

Además, según ha podido saber Radio Alicante, si el intendente Aldave decidiera recurrir la decisión del tribunal, representantes sindicales pedirían la nulidad de sus últimos ascensos, tanto a inspector como a intendente, ya que argumentan que se realizaron a través de cursos de dispensa o de habilitación expedidos por la Generalitat. Unos cursos que el tribunal Constitucional ha declarado nulos en diversas sentencias al invadir competencias de ámbito nacional.

Por otra parte, recordamos que, la pasada semana, el Ayuntamiento tuvo que retrasar el nombramiento de tres intendentes de forma interina por mejora de empleo, debido a un "error técnico". Nombramiento que se intentó llevar a cabo después de que esos aspirantes también fueran declarados no aptos en las pruebas del proceso selectivo de promoción interna a la que se presentaron. Entre ellos, el marido de la concejala de Bienestar Social, la popular Begoña León.

Mandos consultados destacan que, desde que se nombró a este nuevo tribunal, ha suspendido a cuatro de los cinco aspirantes que ha examinado.

Falta de mandos

Pero además de esta cuestión interna, el resultado de la prueba de ayer también afecta a la reestructuración de la plantilla y a la falta de mandos en la Policía Local. Y es que se agrava el problema del Ayuntamiento a la hora cumplir con el cupo de mandos que obliga la ley a una gran ciudad como Alicante.

En concreto, tras el ascenso de Raúl Romero, el cuerpo contará a partir de ahora con cuatro comisarios, aunque solo ejercerá él, y lo hará de forma interina porque la mejora de empleo es un sistema provisional. Y es que, de los otros comisarios, Miguel Box se encuentra de baja, Eduardo Guijarro en trámite de jubilación, y el tercero, Julio Calero, está de excedencia desde que forma parte del gobierno municipal como concejal de Seguridad. Según la legislación, una localidad como Alicante tendría que tener cinco comisarios.

En cuanto a los comisarios principales, el puesto anterior en el escalafón al de jefe policial, la ciudad tendría que contar con dos, pero desde hace años que solo cuenta con uno, el propio José María Conesa, después de que se amortizara la otra plaza.

Pero esa falta de mandos no solo afecta a estas escalas, sino que es generalizada y preocupante, apuntan fuentes policiales consultadas. De hecho, tras el ascenso de Romero a comisario, Alicante solo contará con un par de intendentes, uno de ellos, el aspirante declarado no apto en este último proceso selectivo, Aldave, además de otro agente de manera interina.

Los mismo ocurre con los inspectores. El cuerpo cuenta con apenas una quincena, cuando debería tener cerca de treinta. Además, de esos quince, ocho se encuentran en edad de jubilación este año mismo año y el resto en los próximos dos años. Situación que se agrava aún más en el caso de los oficiales, que tendría que haber casi un centenar, pero la actual plantilla cuenta con poco más de una treintena.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
Omar Sancho

Omar Sancho

Cubro la información municipal de Alicante desde hace más de 15 años, con un "pequeño parón" para descubrir...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00