SER Deportivos BenidormSER Deportivos Benidorm
Más deportes
Balonmano

El TM Benidorm se queda a las puertas de su tercera fase final de Copa

El equipo del Palau d’Esports dilapidó en una mala segunda mitad la renta obtenida en la primera

El TM Benidorm y el Cuenca se citaron, como en los más clásicos del ‘western’, al atardecer para un duelo en el que el botín era, ni más ni menos, que el pase a la fase final de la Copa del Rey. Un partido de necesidades al que comparecían un conjunto local deprimido tras los últimos tropiezos y un equipo visitante que, hundido en la tabla, sólo podía maquillar su campaña metiéndose entre los ocho mejores del torneo del KO. Un choque del que, a la postre, el TM Benidormsalió trasquilado y sin premio.

Más información

Todo empezó mal para los intereses locales. El BM Cuenca encontró fácil la portería contraria y ya en las dos primeras jugadas puso tierra de por medio antes de que un equipo local negado en la puntería contara con dos penaltis a favor para igualar la contienda y, al menos, poder reiniciar la cosa antes de que la hemorragia fuera mortal de necesidad.

Las dos penas máximas, convertidas por Nacho Valles, terminaron de despertar a un TM Benidorm que en ese momento comenzó a dar su mejor cara. La de las transiciones rápidas, los aciertos en la portería contraria y, sobre todo, la contundencia defensiva que desbarataría a un Cuenca que veía que esa veta de metal precioso que había podido explotar en los primeros minutos se agotaba sin remedio.

Samu Ibáñez, titular en esta ocasión, se convirtió en el muro bajo palos que el TM Benidorm necesitaba en los momentos clave y así, evitando que Cuenca se sintiera cómodo, se llegaría al ecuador de la primera mitad con una renta de tres goles (8-5) que, visto lo visto sobre el 40x20, parecía incluso demasiado escasa, pero suficiente como para que el entrenador visitante se viera obligado a pedir el primer tiempo muerto del encuentro.

Pero superado ese bache inicial, nada podía ya parar a un TM Benidorm con ganas de gustar y gustarse. Con la ilusión de meterse en la fase final de la Copa por tercera vez en su historia y, sobre todo, de darse un muy necesitado chute de moral tras las dos dolorosas experiencias ante Torrelavega y Valladolid antes de viajar este fin de semana a su cancha maldita de Logroño, el equipo local puso la directa para abrir un hueco más o menos definitivo en el marcador, aunque al descanso hubo de conformarse con un nada definitivo 17-13.

La segunda mitad, sin embargo, arrancó como un calco de la primera y en sólo cinco minutos los locales vieron como el Cuenca se colocaba a un solo gol de distancia (17-16) obligando a Sergio Carballeira a parar el partido en busca de una solución urgente.

Más información

El remedio no dio resultado y sólo cinco minutos más tarde, en el diez de la segunda parte, Cuenca se volvía a poner en cabeza (18-19) haciendo aparecer todos los fantasmas en un Palau d’Esports.

Mientras los visitantes seguían enchufados, el TM Benidorm consiguió, al menos, acelerar de nuevo en ataque para mantenerse siempre en el entorno del empate hasta que Carballeira trató de cambiar la dinámica del asunto sentando a Samu Ibáñez y dando entrada a Witkowski en la portería justo cuando se iniciaba el cuarto de hora final del partido (22-22).

Pero ni Ibáñez era el problema, ni el cancerbero polaco era la solución. El TM Benidorm, sencillamente, parece haber llegado a esta fase final de la temporada siendo incapaz de cerrar los partidos sin, como mínimo, exponerse a sí mismo y a su afición a un sufrimiento extremo.

Y así, dando las peores sensaciones de toda la tarde, el TM Benidorm entró en los diez minutos finales con dos tantos de desventaja (25-27) y hundiéndose en cada jugada un poco más en sus propios fantasmas.

Ni el casi siempre infalible Juan Carlos Sempere, un seguro en el extremo, tuvo su tarde. Dos jugadas consecutivas tuvo el argentino para solucionar las cosas y las dos veces erró en su intención, una situación que le dio alas a un Cuenca que ya no volvería a soltar la presa que tanto le había costado conseguir para terminar obteniendo el pasaporte a la fase final de la Copa del Rey por un marcador de 30-32.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00