SER Deportivos BenidormSER Deportivos Benidorm
Más deportes
Liga Asobal

El TM Benidorm lleva al límite al Barça

Los de Sergio Carballeira completaron su mejor partido del año, pero no fue suficiente para superar el líder

Imagen del partido ante el Barça en el Palau d'Esports l'Illa de Benidorm

Mediada la segunda mitad, cuando el TM Benidorm todavía tenía al Barça contra las cuerdas en un marcador en el que los de la Ciudad Condal se habían ido al descanso perdiendo de un gol (17-16) y en el que en ningún momento habían podido abrir hueco, algún que otro periodista echó mano de Google para consultar el dato que, poco a poco, podría formar parte del titular del año: el de la fecha exacta de la última derrota del Barça.

El dominador absoluto de la Liga Asobal desde 2010-2011 sufrió su último tropiezo en la cancha un 13 de abril de 2018, cuando cayó por 28-29 en el Palau Blaugrana ante el Granollers. Desde entonces, sólo una alineación indebida en la temporada 20-21 le ha hecho perder los dos puntos. Y en la noche de este sábado, en un Palau d’esports l’Illa de Benidorm repleto y contagiado de la alegría de los Panda Azul, esa derrota culé estuvo, quizás, más cerca que nunca.

La apuesta del TM Benidorm quedó clara desde el primer momento. Sergio Carballeira se mostró, quizás este sábado más que nunca, como fiel discípulo de Fernando Latorre y apostó por esa táctica tan del agrado de su predecesor, de vaciar la portería en cada ataque. Con Carballeira desatado en la banda y Nacho Valles, otra vez Nacho Valles, liderando al equipo (y a la afición), el TM Benidorm completó, sin lugar a dudas, su mejor partido de la presente temporada y, probablemente, de los últimos años. “Si jugasen así cada fin de semana, le ganaban al 99% de los equipos de Asobal y al 50% de Europa… a todos menos al Barça”, resumía en conversación informar un veterano y erudito plumilla mientras tecleaba su crónica.

Más información

La primera parte fue, sencillamente, un vendaval local. El Barça, entre el estupor y la incomprensión, no acababa de encontrar la manera de parar a Nacho Valles que, si no encontraba la manera de solventar por el centro, se apoyaba en el extremo de Ramiro Martínez para hacer creer a las cerca de 2.000 almas que abarrotaban el Palau.

En el otro lado del campo, Witkowski actuó, una vez más, como última barrera de una defensa que, esta vez sí, funcionó a la perfección. Dura, pero sin caer en la trampa de las inferioridades numéricas más de lo estrictamente necesario.

Tuvieron que pasar 15 minutos para que el Barça consiguiera ponerse por primera vez por delante en el marcador (9-10). Pero el TM Benidorm, bajo un ‘sí se puede’ estremecedor percutiendo desde las 2.000 gargantas de la grada, se creyó el mensaje de los suyos y se marchó al vestuario, tras un penalti en el último segundo transformado por Valles, uno arriba (17-16) y en los corrillos del intermedio no se hablaba de otra cosa: ‘¿y si sí?

Más información

El Barça, que estaba sufriendo lo indecible, se encomendó en la segunda mitad a Gonzalo Pérez de Vargas, el portero titular de ‘Los Hispanos’ y el gran responsable de que el TM Benidorm no escribiera en la noche de este sábado una página de oro en su historia y en la de la Liga Asobal.

El toledano se convirtió en un muro para un TM Benidorm que, pese a todo, llegó a los diez minutos finales un gol abajo (26-27) y creyendo, por qué no, en el milagro. Carballeira, en la banda, movía fichas y en el extremo opuesto de la pista Carlos Ortega no encontraba la manera de parar aquello que se le venía encima a su equipo.

Pero por robusto que pareciera el TM Benidorm este sábado, convertido en un Titanic navegando a toda máquina hacia la gloria, a proa, y más si es el Barça el que está ahí, siempre espera un iceberg imposible de evitar. El conjunto del Palau chocó contra él en los cinco minutos finales. Una vía de agua absurda que comenzó con dos ataques fallidos y dos rápidos (es el riesgo de jugar sin portero) goles visitantes que, en un abrir y cerrar de ojos, rebajaron el mejor premio posible de la victoria al empate.

Y, para colmo, cuando un penalti a favor podía volver a meter al TM Benidorm en el partido, Nacho Valles, tan perfecto hasta ese momento, erró el disparo en un fallo que, además de en el marcador, cayó como una losa sobre la moral del equipo que, en esos cinco minutos finales, recibió un castigo a todas luces excesivo para terminar cayendo por 28-34 en un choque en el que lo justo habría sido una diferencia de no más de dos goles para unos u otros.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00