Hoy por Hoy AlicanteHoy por Hoy Alicante
Ciencia y tecnología
Asteroides

Adriano Campo Bagatín: "El paso del asteroide Apophis en 2029 a pocos kilómetros de la Tierra será un espectáculo único"

El catedrático de la UA participa en la misión DART que perfecciona un sistema para proteger a la Tierra de asteroides potencialmente peligrosos

Adriano Campo Bagatin, investigador del equipo de Ciencias Planetarias - Grupo de investigación de Astronomía y Astrofísica de la UA, en Hoy por Hoy Alicante

Adriano Campo Bagatin, investigador del equipo de Ciencias Planetarias - Grupo de investigación de Astronomía y Astrofísica de la UA, en Hoy por Hoy Alicante

16:08

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1709575063_692_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El pasado 26 de septiembre de 2022 cuando una nave especial de media tonelada disparada a 22.000 kilómetros por hora impacto con Dimorphos, un satélite del asteroide Didymos, que orbita alrededor de la Tierra, quedó claro que los humanos somos capaces de dotarnos de una tecnología que nos proteja ante el impacto de este tipo de objetos potencialmente peligrosos; es decir, todos aquellos que tienen más de 50 metros de diámetro.

Y es que se comprobó que la misión DART cambio su órbita. Pero los científicos no se desentendieron de Dimorphos ni lo van a hacer en el futuro. Si la primera fase fue un éxito, en una segunda se ha medido cómo le afectó a su estructura el impacto. Ello ha sido posible gracias al dispositivo espacial LICIACube de la Agencia Espacial Italiana. Esta pequeña nave especial se desprendió de la sonda DART 71 segundos antes del impacto. Y desde una distancia de tan solo 58 kilómetros durante los 174 segundos posteriores al choque fue capaz de enviar 426 imágenes de los efectos producidos.

Imagen 1: Algunos rasgos morfológicos medidos en el asteroide Dimorphos 118 segundos después del impacto. 
Imagen 2: Los flujos de polvo alrededor de Dimorphos (arriba). Abajo, el asteroide compañero Didymos.

Imagen 1: Algunos rasgos morfológicos medidos en el asteroide Dimorphos 118 segundos después del impacto. Imagen 2: Los flujos de polvo alrededor de Dimorphos (arriba). Abajo, el asteroide compañero Didymos.

La investigación se acaba de publicar en la revista Nature y analiza la estructura de la nube de escombros y polvo generados por el impacto de la sonda de la NASA. En este trabajo, que se ha prolongado durante año y medio, ha participado el catedrático de Física de la Universidad de Alicante, Adriano Campo Bagatín, quien asegura que los resultados obtenidos difieren en algo de las previsiones que habían realizado previamente. La investigación permitió conocer que el impacto provocó un cono con un ángulo de apertura de 140 grados y una estructura compleja. También se descubrió que la parte más interna tenía un color más azulado y se volvía gradualmente más rojizo a medida que aumentaba la distancia de Dimorphos; y se midió la variedad de velocidades del material expulsado.

Más información

El físico de la UA destaca que lo importante de todos los datos obtenidos es que permiten comprender mejor la estructura interna y externa de estos asteroides. Todo este conocimiento se completará, en una tercera fase, con el lanzamiento en octubre de este año de la misión espacial Hera de la Agencia Espacial Europea. Cuando llegue a Dimorphos se completará la información sobre las características físicas y la estructura de este asteroide binario. Y todo ello, también les dará más información sobre la etapa intermedia de formación de los planetas.

El siguiente paso, teniendo en cuenta el objetivo de la misión DART es que con toda esta información se podrá afinar o calibrar las sondas que se lanzan para impactar con futuros asteroides potencialmente peligrosos para la Tierra.

LICIACube es una misión de la Agencia Espacial Italiana (ASI), que forma parte de la misión DART de la NASA.

LICIACube es una misión de la Agencia Espacial Italiana (ASI), que forma parte de la misión DART de la NASA.

Asteroide Apophis

No es el caso de Apophis, un asteroide de más de 300 metros de diámetro que en abril de 2029 pasará a unos 30.000 kilómetros de nuestro planeta, por debajo incluso de la órbita de los satélites de comunicaciones, que podrá ser visto a simple vista y cuyo paso será un "espectáculo único", según nos ha contado el catedrático de la UA.

En cualquier caso, sobre la importancia de la misión DART, Adriano Campo Bagatín recuerda que en estos momentos no hay ningún asteroide controlado por la comunidad científica que sea potencialmente peligroso para la Tierra. No obstante, esto no significa que dentro de unos años pueda ser descubierto alguno ya que solo se controlan entre el 20 % y el 30 % de los objetos espaciales que rondan a nuestro planeta en el espacio. Por ello, insiste en la necesidad de estar preparados gracias a este tipo de experimentos de defensa planetaria.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00