Fútbol
VALENCIA CF

¿Por qué tiene el Valencia el mismo fair play tras un mercado de invierno con varias operaciones?

LaLiga ha hecho públicos los límites de coste de las plantillas de Primera y Segunda División, y en el caso del Valencia, la cifra tope sigue siendo de 85,5 millones de euros

En aras de la transparencia que lleva muy a gala en este tipo de cuestiones, LaLiga ha hecho públicos los límites de coste de plantilla para los clubes del fútbol profesional. En el caso del Valencia este límite, el conocido popularmente como Fair Play Financiero, no varía ni un euro; se mantiene en los 85.528.000 euros que ya tenía marcados a la conclusión del anterior mercado de fichajes. Y ¿por qué no ha variado del mercado de verano al de invierno, tendiendo en cuenta dos operaciones importantes que se han realizado durante el pasado mes de enero? La venta de Koba Koindredi y la salida de Gabriel Paulista. Lo explicamos a continuación.

En primer lugar hay que explicar que una de las dos no afecta directamente a este asunto. Me refiero a la salida de Gabriel. Hay que diferenciar entre un ingreso y un ahorro. Que el central brasileño haya dejado de pertenecer a la plantilla no ha supuesto una entrada de dinero, sino una disminución del coste de plantilla con el ahorro de su ficha. El Valencia no refiere a LaLiga ningún ingreso obtenido por este movimiento y lo que sí que supone es que la plantilla pasa a costar 2,5 millones menos, que es lo que habría cobrado Gabriel hasta final de temporada si hubiese seguido perteneciendo al Valencia.

Ahora bien, la salida de Gabriel sí que deja más margen en el fair play para poder reforzar la plantilla, porque el club podía haber utilizado esa cantidad que se ha ahorrado en el fichaje de otro futbolista. Así que, si tras el mercado de verano, el Valencia se dejo sin usar entre ocho y nueve millones disponibles para incorporaciones por las propias constricciones autoimpuestas por Peter Lim, ahora pasa a tener en torno a once millones de hueco para poder gastar en la siguiente ventana, independientemente de que haga más operaciones que le permitan aumentar esa cantidad. Cantidad que se incrementaría a partir de la siguiente venta, porque la de Koba no ha incrementado esa partida. Lo explicamos.

Que el Estoril haya hecho efectiva la opción de compra que tenía para quedarse con la propiedad de Koba Koindredi a cambio de tres millones de euros, sí que es una operación directamente relacionada con el asunto que nos ocupa. Es un ingreso completamente neto para el club, que computa por lo tanto al 100% para uno de los aspectos por los que se rige la elaboración de los costes de plantilla. Y aquí es dónde tenemos que hacer el matiz para explicar por qué no ha hecho que el límite de coste de plantilla varíe. Para que así hubiera sido, el Valencia tendría que haber alcanzado antes, en lo que llevamos de temporada, la cifra media de ingresos netos por traspaso de jugadores de los últimos tres ejercicios; y eso no todavía no ha ocurrido. Ni tan siquiera con aquella suculenta venta de Yunus Musah el Milan por 20 millones de euros. La cifra a alcanzar para, a partir de ahí, poder aumentar el fair play financiero, es superior a los 25 millones de euros y, con el ingreso neto por Koba que, contando la parte que se lleva el Lens, que es de donde vino al Valencia, son algo más de dos millones y medio, no se ha alcanzado todavía esa media de las tres últimas temporadas. Es por ello que el límite de coste de plantilla no ha variado tras este mercado invernal.

Carlos Martínez Reyero

Carlos Martínez Reyero

Redactor de Deportes en Radio Valencia y director de "Off the Record"

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00