Hoy por Hoy Locos por ValenciaHoy por Hoy Locos por Valencia
Sociedad

Juanjo Rausell: ‘La barra de pan que vendo a 91 céntimos debería costar 1,20 euros’

El incremento del precio de la electricidad asfixia al sector, que reclama ayudas similares a las adoptadas en Francia, donde se les permite amortizar hasta el 20% de su factura de la luz y posponer el pago de impuestos y cotizaciones sociales

Entrevista a Juanjo Rausell, presidente del Gremio de Panaderos

Entrevista a Juanjo Rausell, presidente del Gremio de Panaderos

València

El elevado precio de la electricidad afecta a todos los ciudadanos, pero de forma más acuciante a determinados sectores productivos como es el de la panadería y pastelería. Es por ello que, en 'Hoy por Hoy Locos por Valencia', hablamos con Juanjo Rausell, presidente del Gremio de Panaderos y Pasteleros de València.

Desde hace meses el sector viene reclamando ayudas que palíen la dramática situación que atraviesan muchos artesanos debido al aumento de precios de las materias primas y sobre todo de la energía. Sin ir más lejos, hace unos días volvieron a apagar sus hornos durante unos minutos en señal de protesta.

Según Rausell, la principal reivindicación del Gremio de Panaderos y Pasteleros de València es la inclusión del sector de la panadería y pastelería artesana entre los esenciales a todos los efectos, especialmente como sector electro intensivo.

Demandan medidas de apoyo urgentes que lleguen también a microempresas y pymes, ya que el número de panaderías y pastelerías artesanas que cierran la persiana definitivamente va en aumento y es ya una realidad que amenaza con la creciente desaparición de pequeñas empresas de barrio y miles de puestos de trabajo, ya que el sector da empleo directo a 190.000 personas.

Hace unos meses pagaban 73 céntimos por un kilo de azúcar que ahora cuesta 1,56 euros. Y lo mismo ocurre con la electricidad por la que hace un año pagaban 1.700 euros, mientras que en el mismo mes de este año pagan 5.400 euros.

Ni se pueden repercutir esos incrementos en los clientes ni es sostenible que los empresarios sigan asumiendo esos aumentos.

Por poner un ejemplo, también hablamos con Fran Segura, gerente de Harinas Segura, proveedor de muchas panificadoras, que también sufre los incrementos del precio de la energía, los repercute a los panaderos y estos, a su vez, lo asumen o lo repercuten como pueden en el precio de sus productos. Fran nos cuenta que hace un año pagaba 230 euros por una tonelada de trigo que hoy le cuesta 420 euros. Un enorme incremento que va engrosando a todos los eslabones de la cadena.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00