Hoy por Hoy SalamancaHoy por Hoy Salamanca
Sociedad

Historias de Salamanca. La Aldehuela

Aparece citada en obras de Meléndez Valdés del siglo XVIII en las que se habla de la fiesta y su gastronomía

Uno de los escenarios clásicos del Lunes de Aguas es La Aldehuela, pero también lo era de los veranos salmantinos, cuando los vecinos iban a su arena y sus aguas a pasar el verano y huir del calor.

Historias de Salamanca | La Aldehuela

Historias de Salamanca | La Aldehuela

06:02

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1712220956476/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La Aldehuela siempre aspiró a ser “playa” de Salamanca y no le faltaba agua para ello, pero era un lugar asilvestrado, sin infraestructura.

Los chiringuitos con sus mesas bajo cañizo estaban por debajo de lo rudimentario.

Una caseta hacía de vestuario y una barra de quita y pon despachaba ensaladas, tortillas, fantas y jarras de vino con gaseosa.

Hoy es muy difícil encontrar en La Aldehuela de hoy aquella de los años sesenta y setenta, flanqueada por una enorme chopera que hoy es Ciudad Deportiva, y si Meléndez Valdés levantase la cabeza y viera lo que es hoy La Aldehuela se volvía a morir del susto.

Su Aldehuela, citada en la carta poética a José Cadalso:

Fuime, como es costumbre,

a mi alameda amada,

que el árabe Aldehuela

y aun nuestro vulgo llama.

Hablaba en ella del Lunes de Aguas, pero no citaba al hornazo, sino a la mesa con asados de cordero.

La Aldehuela de los Guzmanes o simplemente La Aldehuela es puerta de entrada del Tormes a la ciudad. Cela afirmó que el Tormes es río cuando llega a Alba y se doctora en Salamanca. En La Aldehuela comienza ese doctorado. Un espacio que ha tenido cierto carácter de lugar de ocio para los salmantinos.

En el informe sobre la riqueza del país de Pascual Madoz realizado alrededor de 1848, en la entrada “Aldehuela de los Guzmanes” describe a esta como despoblado agregado al ayuntamiento y parroquia de Cabrerizos a orillas del Tormes de 200 huebras de pastos apreciados y muy productivos para que veraneen las reses de los labradores.

En la entrada se indica, además, que “hubo una casa con su torre cuadrada, único resto que de ella se ha conservado, en un estado muy ruinoso, y que vulgarmente se llama Castillo de La Aldehuela”.

Todo hace suponer que fue vivienda principal de aquella propiedad.

Y en consonancia con esa finalidad ociosa de la zona se recoge la existencia “junto al camino de otras tres casas, una de las cuales suele servir de taberna”, añadiendo “este sitio, que no deja de ser agradable, y que sirve de recreo a los habitantes de la c. (ciudad) en algunas festividades, especialmente en las madrugadas de los días de San Juan y San Pedro.

La propiedad de La Aldehuela se la repartían el marquesado de Almarza y el de Montellano.

Desde ella a la Puerta de San Pablo se extendía un terreno de huertas, ocio y baños, que se cobraba cada año varias víctimas ahogadas.

A finales de 1981 La Aldehuela va a cambiar, el alcalde socialista Jesús Málaga encarga la redacción de la Ciudad Deportiva tras llegar a un acuerdo con el ayuntamiento de Cabrerizos, cuyo límite coincide con la conocida Venta de Chan.

En 1985 el proyecto sale a concurso el proyecto.

Comienzan las obras, que no han parado hasta época reciente debido a diversas ampliaciones. Una Ciudad deportiva, que acoge el Lunes de Aguas a no pocos vecinos celebrando el día, lo que nos recuerda aquellas palabras de Meléndez Valdés:

A la gran borrachera

Del Lunes de las Aguas,

Primera fiesta de Baco

de nuestra Salamanca,

y solemnidad ilustre

que ella tan solo guarda

en todas las aldeas

que el claro Tormes baña,

donde salirse suele a la campestre estancia

con opíparas mesas de corderos de Pascua,

y en espumantes copas del nieto

de las parras

dar a la primavera mil bacanales salvas.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00